Reproducir en Spotify Reproducir en YouTube
Ir al video de YouTube

Cargando el reproductor...

¿Scrobbling desde Spotify?

Conecta tu cuenta de Spotify con tu cuenta de Last.fm y haz scrobbling de todo lo que escuches, desde cualquier aplicación de Spotify de cualquier dispositivo o plataforma.

Conectar con Spotify

Descartar

Está disponible una nueva versión de Last.fm. Para que todo funcione a la perfección, vuelve a cargar el sitio.

Wiki

Banda: Obús.
Álbum: "Poderoso como el Trueno".
Año: 1982.
Estilo: Heavy Metal.

Lista de canciones:
1. La Invasión de las Máquinas
2. Buscando Acción
3. Dinero, Dinero
4. Perdido en la Ciudad
5. Poderoso como el Trueno
6. Prohibido Hacer Rock
7. Dame Amor
8. Estúpido Acusador
9. Labios Asesinos

Critica:
“Poderoso como el Trueno”, la continuación al bombazo que fue “Prepárate”, la presentación discográfica de los madrileños Obús, grabado en unos tiempos en que no se creía en maleficios, sino en el poder de las buenas canciones, la actitud y la convicción de tener entre manos un proyecto serio, y las herramientas adecuadas para llevarlo a cabo.

Convertidos en la primera banda del Heavy nacional junto a Barón Rojo, ni perdieron el tiempo ni se durmieron en los laureles, y regresaron al estudio unos pocos meses después, ampliando el repertorio con nueve canciones destinadas a enriquecer sus excelentes directos, junto a los himnos que nos habían ofrecido el año anterior.

“Poderoso como el Trueno”, sin embargo, no funcionó como se esperaba, y es que en realidad si que es un disco difícil, pero no por motivos tópicos o achacables a la fortuna. Muestra a unos Obús mucho más curtidos, manteniendo inalterado su estilo y sus señas de identidad, pero las composiciones son más densas, complejas, que las contenidas en su tarjeta de presentación, y no hay ningún tema que causara un impacto tan inmediato, que resultara tan pegadizo como “Va a Estallar el Obús”, “Solo lo Hago en mi Moto” y demás. “Dinero, Dinero” sería la más cercana, pero no funcionó igual de bien.

Repitieron con Tino Casal en la producción, un artista asociado a la escena Tecno Pop, y parece ser que aquello no gustó a la cerrada parroquia Heavy. El hecho de carecer de singles claros, como hemos dicho, y de que a este disco siguiera otro pelotazo como “El que Más” en 1983, ha hecho que “Poderoso como el Trueno” se recuerde como una obra inferior, cuando en realidad a nivel musical e interpretativo es superior en muchos aspectos al resto de discos registrados en su etapa clásica por el cuarteto de Vallecas.

La banda había tocado incluso en el programa “Un, Dos, Tres”, un concurso televisivo planteado para todas las audiencias, el mismo en que años después aparecerían Bella Bestia, y también se les criticó por ello. El grupo se defendió alegando que de esa forma, muchos chavales habían podido ver a un grupo de Heavy Metal durante unos minutos en televisión en horario de máxima audiencia, pero el mundillo Heavy era así, cerrándose puertas a sí mismo y quejándose después de que se nos tratara de forma tan marginal.

Centrándonos en las canciones, no hay ni una que flojee realmente, y descubrimos a unos Obús manejándose con gran fluidez dentro de su estilo, ese Hard/Heavy lleno de vida que deja entrever raíces en el Rock and Roll –acertadísimas esas interrupciones en la citada “Dinero, Dinero”, para colocar guitarrazos al más puro estilo KISS, idóneos para ser acompañados por explosiones y alzamientos de puños en los shows-, o el blues “Dame Amor”, con soberbio punteo del versátil Paco Laguna.

Tenemos buenísimos temas como “La Invasión de las Máquinas” y su letra premonitoria; el title track acertadamente cantado por Paco; la final “Labios Asesinos”, de las mejores, escrita por Tino Casal; actitud chulesca y reivindicativa de su condición de rockeros a los que nadie va a toser –“Buscando Acción”, “Estúpido Acusador”, “Prohibido Hacer Rock”-; y un medio tiempo con cambio de ritmo en la mitad, “Perdido en la Ciudad”, que les muestra expandiendo sus horizontes creativos con gran acierto.

Al igual que “Pega con Fuerza”, es un álbum a descubrir y reivindicar, no tan directo como su antecesor, ni como su sucesor, el cual grabarían en Ibiza con honores de verdaderas estrellas del Rock, compartiendo estudios y técnicos de grabación con los Judas Priest de “Screaming for Vengeance”, pero repleto de buenas canciones, que ampliaron el espectro musical de la banda, y seguramente les sirvieron para convencerse a sí mismos de que podían con todo lo que se les pusiera por delante.

Formación:
Fructuoso Sánchez, "Fortu": Voz
Francisco Laguna: Guitarra, Voz en track 5
Juan Luis Serrano: Bajo
Fernando Sánchez: Batería

Editar este wiki

¿Quieres dejar de ver anuncios? Suscríbete

API Calls