Reproducir en Spotify Reproducir en YouTube
Ir al video de YouTube

Cargando el reproductor...

¿Scrobbling desde Spotify?

Conecta tu cuenta de Spotify con tu cuenta de Last.fm y haz scrobbling de todo lo que escuches, desde cualquier aplicación de Spotify de cualquier dispositivo o plataforma.

Conectar con Spotify

Descartar

Está disponible una nueva versión de Last.fm. Para que todo funcione a la perfección, vuelve a cargar el sitio.

Wiki

Un, dos, tres, cua… machaque, machaque, machaque: así empieza Late at Night, el tercer disco de los madrileños Dover, una obra que si bien está plagada de guitarras graves y pesadas deja claras las influencias punks. Los puazos precisos muestran las muñecas afiladas de las hermanas Llanos (Amparo y Cristina), que además de encargarse de las violas instalan sus gargantas al frente de los instrumentos para transmitir tanto voces cálidas y dulces como rasposas. Con su disco anterior, Devil Come to me, Dover se transformó en la primera banda española independiente que vendió 400 mil copias de una obra y alcanzó a ser cuarto disco de platino. Claro que con las ventas llegaron las posibilidades, estos muchachos hicieron giras por Europa, Estados Unidos (donde compartieron escenario con El Otro Yo) y lograron establecer su sello propio, Loli Jackson Records. Este album que los llevó a la popularidad masiva comparte los mismo conceptos que Late at Night: canciones guitarreras machacadas, con una base que sigue al riff para hacerlo maciso y complemetarlo con las voces melódicas dee las hermanitas. Pero hay una diferencia clave entre estos dos discos y es la forma en que fueron producidos. Con Late at Night Dover firmó contrato con Emi, muchos pensarán que la banda vendió su alma al diablo, pero pareciera que el éxito comercial de Devil Come to me le permitió negociar sus libertades artísticas sin problemas, porque realizó un obra con aura propia, incluso más pesada o dura (como dirían en españa) que su trabajo anterior. Claro que las cuestiones de sonido se vieron beneficiadas porque este contrato los llevó a grabar en un estudio en Seattle. Aunque nadie dice que esto sea la panacea, porque por alguna razón dos discos después los madrileños volvieron a su ciudad de origen para realizar su quinta obra. Ahora (en este preciso instante) se encuentran grabando su sexto trabajo, así que mientras esperamos hay que tener en cuenta que Dover es una banda recomendable para el disckman, mp3 o cualquier bichito tecnológico que venga.
Entonces: auriculares, volumen al palo y a caminar.
Por Guada Cheja de www.milrockeras.com.ar
Página oficial http://www.dovercametome.com/

Editar este wiki

¿Quieres dejar de ver anuncios? Suscríbete

API Calls