Está disponible una nueva versión de Last.fm. Para que todo funcione a la perfección, vuelve a cargar el sitio.

Wiki

El doom metal es un subgénero musical del heavy metal que ha tendido a englobarse dentro de las ramas más extremas y underground de éste. Pese a su desconocimiento por individuos ajenos a la escena, incluso dentro del propio metal extremo, el doom metal es el subgénero más antiguo, más rico en subgéneros, siendo éstos tremendamente distintos entre sí, e ignorado de lo que conocemos como el mundo del metal. Doom Metal viene a decir "metal pesimista" o "metal de la condenación" (condenación es doom en inglés), y es el género más lento, pesado, depresivo y melancólico (no todo el doom metal es melancólico) del metal extremo, siendo éste además uno de los más oscuros y tenebrosos.

Inicios del Doom Metal Sus orígenes remontan a los 70's bajo la influencia de Black Sabbath con su álbum del mismo nombre y su segundo álbum Paranoid de donde algunos sugieran nace el nombre del estilo. En Hand of Doom, Electric Funeral y Iron Man ya se percibe lo que posteriormente sería parte del subgénero: riffs graves, armonía oscura y repetitiva, ritmos lentos y pesados, distorsiones sorpresivas, que inmediatamente te trasladan a ambientes oscuros y depresivos. Si bien la influencia de Black Sabbath no se limita únicamente al Doom ya que ayuda pero nunca crea el doom Metal sino que su influencia se extiende a prácticamente todos los generos del Heavy Metal, se le considera definitivamente como la banda por excelencia de Proto Doom; sin embargo son otras bandas las que toman el elemento de Doom de Black Sabbath y lo explotan. En 1971 se funda la pionera del subgénero, Pentagram liderada por Bobbie Liebling; en sus inicios con una marcada influencia de Iron Butterfly y Cream, no es sino hasta 1974, momento en que se une Randy Palmer (Bedemon) que la influencia Doom de la banda británica liderada por Ozzy se manifiesta en Pentagram y deja ver el camino que habría de tomar el nuevo género aún sin nombre. Los primeros sonidos característicos surgen en esa época con canciones influenciadas por Sunshine of Your Love de Cream, Sacrifice de los británicos pioneros (sin saberlo) del NWOBHM: Black Widow o Summertime Blues de la banda americana Blue Cheer pero ya escurriendo la sangre envenenada de los 60's con el recuerdo vivo y agrio de una guerra absurda, los cuerpos muertos de Janis Joplin y Jimi Hendrix por sobredosis, el delirante mundo demoniaco de Aleister Crowley y la psicodelia pimienta, la tanato-psicodelia newyorkina de New York Dolls, The Stooges o Velvet Underground y el rostro más pesado e infame del Rock and Roll: canciones como Child of Darkness, Serpent Venom, Frozen Fear, Touch the Sky y Starlady de Palmer y Bobbie dejan ver el rostro oscuro del mundo, su lado fatal, doom.

Consolidando un estilo
Si bien en los 70's se da el semillero metalero de Doom con bandas como Black Sabbath, Bedemon y Pentagram, es en los ochentas donde se comienza a definir el estilo con bandas como Trouble, Saint Vitus, Witchfinder General, Dream Death y Candlemass. En 1986, la banda de origen sueco, Candlemass lanza la opera prima "Epicus Doomicus Metallicus" y por fin se empieza a hablar del Doom Metal propiamente y nace el Epic Doom en la vena del Metal extremo europeo y un Power Metal obsesionado con los electrizantes riffs de Black Sabbath. Al mismo tiempo en Potomac, Maryland, la banda The Obsessed lanzaba la canción Concrete cancer con un sonido cargado de violencia y malas intenciones; y Saint Vitus, en Los Angeles, afinaba los riffs y las distorsiones características del subgénero, en su LP Born too late. Sin embargo no es sino hasta finales de los 80's que el ex-vocalista de Napalm Death, Lee Dorrian funda Cathedral, banda metalera británica extremadamente lenta, con fuerte influencia en los riffs y voz gutural del Death Metal pero con influencias psicodélicas y del Proto Doom y Traditional Doom de bandas como Pentagram y Dream Death que sienta las bases del Doom Metal actual, permitiendo que el subgénero alcanzara fama insospechada. Lo que la banda oriunda de Pennsylvania USA, Dream Death inició y nunca pudo terminar, Dorrian llevaría a puntos insospechados con LP's como In memorium o Forest of Equilibrium.

Los años noventa
Así como el Black Metal encuentra su nicho en Escandinavia y el Death Metal brilla en finlandia, es en Inglaterra donde el Doom Metal comienza su crecimiento comercial, bajo la tutela de la casa de discos Peaceville Records. A principios de los noventas, con el Death Metal dominando el mercado pesado del metal, bandas como Paradise Lost, My Dying Bride y Anathema surgen innovando en el rápido y gutural sonido del Death Metal con los riffs lentos y pesados que Candlemass y Pentagram ya habían domesticado hace más de una década. Pronto se constituyen como el Death/Doom y le otorgan, junto con Cathedral, un lugar prominente al Doom Metal en la escena metalera mundial. Era la segunda camada de bandas de Doom Metal inyectándole sonidos propios del Heavy Metal emergente (Death Metal y Black Metal).(Black Sabbath influyó en el doom metal pero no lo creó)
Bandas más underground, con un temperamento mucho más funebre y agónico, con tempos tan o más lentos que el grave o el largo, como diSEMBOWELMENT en Australia, cuyos miembros se iniciaron en el grindcore de Napalm Death y Carcass, o Thergothon y Skepticism en Finlandia de fuerte vena del black metal al puro género musical de Venom o Bathory, y Winter en Estados Unidos de vena grind/death de Cannibal Corpse y Death se unirían a este movimiento, aunque, lamentablemente -o afortunadamente-, a diferencia de las bandas británicas, su gloria vendría una vez desmembradas. En todos ellos, además de la violencia y ferocidad características del death metal, sobresale la lentitud de sus canciones (tan lenta que a veces parece no avanzar) que sólo el doom metal poseé y, que sin siquiera imaginar, Ozzy Osbourne y Tony Iommi (a quien le debemos en parte por la mutilación de su dedo anular el peculiar sonido de la banda) iniciaron con el L.P. homónimo de la banda británica, black Sabbath.
En 1992 Paradise Lost lanza al mercado el disco Gothic con indudable influencia de sonidos del rock gótico, con algún apunte sinfónico, que pronto se convertiría en material de colección y piedra angular de nuevas bandas de lo que se llegaría a conocer como Metal gótico y el Gothic Doom. Cabe destacar que hoy día no conoceríamos el Metal gótico sin la aportación realizada por Paradise Lost, y la repercusión generada fue enorme, sobre todo para la escena musical de la segunda mitad de los '90, en que mientras las jóvenes generaciones tendían a reivindicar un sonido mucho más extremo, grupos de Death/Doom interesados en crear sonidos más melancólicos que densos, con más experiencia dentro de la escena del Doom Metal, tendirían a optar por suavizar su sonido y dar una respuesta más abierta, perdiendo el marcado carácter underground del Doom Metal. Esto sería el caso de grupos como Tiamat, Lacrimas Profundere o The Gathering, así como las primeras generaciones de Gothic Metal (más influidos por el Doom Metal que por el Power Metal) como es el caso de Dark (band), Moonspell (los lusos beben también de referencias del Black Metal), Lacuna Coil. Más en la vena de las clásicas bandas de rock gótico, con un estilo que involucra a bandas como Bauhaus o Sisters of Mercy, o al Folk de Leonard Cohen, Jack Frost (que toma su nombre de una canción de Saint Vitus) contribuía al Gothic Doom pero respetando el sonido del Traditional Doom de Saint Vitus y Trouble.
Al otro lado del Atlántico, con una historia que involucra a artistas tan disímbolos como The Velvet Underground, Misfits, Sonic Youth, Anthrax o The Police, bandas de la corriente del Hardcore y Grindcore también reclamaban su papel en la historia del Doom Metal. Tal es el caso de las bandas de Louisiana, Eyehategod o Crowbar, que más en la vena del Sludge Metal y el Hardcore, comenzaban a sonar en la escena metalera americana; o Grief en Boston que combinaba el Grindcore y Death Metal con Doom extremadamente lento. Este movimiento fue lo que pronto comenzó a conocerse como Sludge Doom, donde el sonido del Sludge Metal característico de grupos como Pantera, grasiento y denso, se desenvuelve de una manera más desgarrada, dolorosa, lenta y densa, pero sin perder un peculiar carácter psicodélico, con lo que en este aspecto podemos distinguir al Sludge Doom como una versión mucho más extrema del Stoner Doom.
Pronto cientos de bandas alrededor del mundo se unen al movimiento underground del Doom Metal, desde Brasil con Alchemy o Arcanum XIII, hasta China o Japón con 206 & Thinkers, [[Dot ]] o Corrupted, o Rusia con Ekklesiast, cada uno agregándole su particular influencia y haciendo del género, probablemente uno de los movimientos más heterogéneos que existen.

En busca de un sonido propio
A diferencia del Black Metal o el Death Metal, en dónde las pautas musicales están muy bien establecidas, el Doom Metal se caracteriza por la diversidad de estilos que la componen. Quizá ningún otro género del Heavy Metal haya incursionado tanto en el mundo músical como el Doom Metal en donde la influencia es tan diversa que prácticamente no hay un sólo género musical que no haya probado sus encantos. A la historia del Doom Metal se incorporan sonidos que lo mismo suenan a Jazz que a Brutal Death Metal; que lo mismo son Noise que música que incorpora el concepto de Sinfonía; que nos recuerdan a Deicide o a Human Drama, que se mueven en lo atmosférico y avantgarde tanto como en lo épico y el Hard Rock. Ejemplos de esta constante experimentación son bandas como The 3rd and the Mortal con canciones como Ring of Fire de su disco Sorrow de 1994 donde un Gothic Doom en la vena progresiva, con flautas y voz principal femenina, se contraponen a Sophisticated Vampires del disco In This Room donde un Jazz bastante estrambótico a lo Tim Berne se funde con el sonido No wave de Sonic Youth; Katatonia que en sus inicios tocaba un Black/Doom que remite lo mismo a la banda de Death/Doom Paradise Lost que a los pioneros del Black Metal, Bathory, para actualmente asentarse mejor en la vena del metal progresivo, con voces claras, abundantes arreglos electrónicos y melodías rítmicas; Dolorian en su disco debut When All the Laughter Has Gone (1999) nos muestra un Avantgarde Doom en todo el sentido de la palabra con arreglos poco convencionales, timbres que transladan a ambientes psicóticos de profunda desolación, disonancias, y atonancias, escalas inusuales que recrean circunstancias (a pesar de la pesada lentitud) de vértigo y locura; o EyeHateGod que traslada a un sórdido espectáculo misantrópico de drogas y desolación lo mismo bajo la tutela de los maestros del Hatecore y Noisegrind, Anal Cunt, que con la influencia de los padres del Sludge Doom, The Melvins. Toda banda de Doom Metal es un ejemplo de la heterogeneidad del subgénero: desde el Stoner Doom de Cathedral pasando por el Epic Doom de Candlemass y hasta el Funeral Doom de Thergothon, todo suena a Doom Metal pero ninguno suena igual que al otro.
El Doom Metal, cómo sus orígenes lo muestran, se mueve en la experimentación pura, bajo las pautas que se establecieron en los setentas y ochentas, pero siempre innovando sus sonidos, tratando de establecer el próximo género metalero. Muchas bandas han incursionado en el Doom Metal para posteriormente incursionar en nuevos estilos que mezclan el fatal sonido del Doom con el Metal gótico, el Darkwave, el Black Metal, Sludge Metal o al Metal Industrial. Sin embargo todas aquellas que han conocido el sonido del Doom siempre lo guardan, no dejan de ser jamas… lentas, melancólicas, oscuras, pesadas, fatales.

En la vena del Doom Metal
A partir de mediados de los '90 comenzó a crearse una fuerte controversia en la escena del Doom Metal mundial que culminó, ya en el siglo XXI, con la asociación de un grupo de bandas (entre ellas The Gates of Slumber, The Reverend Bizarre, Solstice y While Heaven Wept) que se autodenominaban el Circle of True Doom (C.O.T.D.) (3). Sin adoptar las politicas violentas del grupo de bandas noruegas de Black Metal conocido como Inner Circle, se han encargado de iniciar una lucha ideológica en defensa del verdadero Doom Metal y regresar a los orígenes que vieron nacer el subgénero. La idea es retomar la influencia de la vieja escuela de Doom Metal (Saint Vitus, Witchfinder General, Candlemass, Trouble, The Obsessed y Cathedral) y promover su sonido alejándose de mezclas y fusiones con otros subgéneros. El problema en realidad simplemente es cuestión de purismo pero ciertamente ha creado un ambiente de controversia alrededor del Doom Metal. También busca desapegarse del sonido conocido como Stoner Rock de bandas comos Orange Globin, Fireball Ministry y Charlies. La propuesta del C.O.T.D. busca ceñirse a las pautas que las primeras bandas de Doom Metal (entiendase todo el Traditional Doom) y busca crear medios de expresión para el subgénero. Como dice la banda finlandesa, The Reverend Bizarre: "Es fácil encontrar un canal de Metal gótico o de Stoner Metal o aun de Black Metal… Bandas como HIM, Children of Bodom, Unholy, Nightwish, Sonata Arctica, Amorphis y Sentenced son estrellas aquí en Finlandia, pero bandas que toquen "True Doom Metal" solamente nosotros… En realidad hay una crisis dentro del Doom Metal porque no hay bandas que toquen verdadero Doom…(4)".
El problema se vuelve aún más complejo cuando numerosas bandas (principalmente de la segunda ola de Doom Metal a principios de los '90), como Paradise Lost y Anathema, que en un principio tocaban un Doom Metal con fuerte influencia del Traditional Doom y luego abandonaron esa vena para, en la actualidad, tocar un sonido que poco o nada tiene que ver con el Doom Metal. Seguir la vena del Doom Metal puede ser todo un desafío para el purista. El hecho de que bandas catalogadas como Doom Metal en alguna etapa de su carrera lo hayan abandonado para incursionar en nuevos sonidos hace que se haya creado toda una confusión respecto al Doom Metal. Cuando una persona que escucha por primera vez a cierta banda, digamos Cathedral, y pregunta que clase de música es, le dirán sin pensarlo que es Doom Metal sin importar si está escuchando Forest of Equilibrium (1991) (que es un disco clásico del Doom Metal) o The VIIth Coming (2005) (mucho más en la vena del Stoner Metal); lo mismo sucede con Paradise Lost en sus primeros dos discos: Lost Paradise (1990) o Gothic (1991) si los compara con su disco Paradise Lost del 2005. Nada queda del sonido Doom Metal de esta pionera del Death/Doom. Los mismo podemos decir de otras bandas clásicas del Doom Metal como Anathema, Katatonia, Unholy, Funeral o My Dying Bride.
Así cuando el purista busca establecer los límites del Doom Metal se encuentra con el dilema de que la mayoría de las bandas consideradas Doom Metal no lo son en la forma pura que lo vio nacer. En el término purista ciertamente sólo el Traditional Doom es Doom Metal: se trata del sonido en donde la quintaesencia del Doom Metal (los riffs graves sabatheros y la lentitud intensional del ritmo) se conserva de manera definida; y aún dentro del Traditional Doom es prácticamente imposible determinar cuáles bandas son Traditional Doom y cuáles no (Electric Wizard se autodenominaba como una banda de Traditional Doom mientras que los críticos decían que era Stoner Doom). Así, los críticos más puristas dirían que Bethlehem es Black Metal enlentencido, que Grief es Sludge Metal enlentecido con reminiscencias de Death Metal, que Dolorian es Avantgarde enlentencido, que Paradise Lost fue Metal gótico con influencia Death Metal, o que My Dying Bride es Symphonic Death Metal. Aún más, críticos más puristas dirían que Pentagram es Stoner Rock, que Trouble es Stoner Rock, que Witchfinder General es NWOBHM, que Black Sabbath es Hard Rock e irremediablemente se llegaría al extremo de que absolutamente ninguna banda de Doom Metal lo es en realidad. Por el contrario, ¿qué evita que bandas como Amorphis, Tristania, Opeth o Type O Negative, pudieran ser mencionadas como Doom Metal? ¿No surge acaso del Doom Metal el Metal gótico? ¿Cómo decirle a un fan de Tristania que dice que es Doom Metal que no lo es?
Imponer cual es el verdadero sonido del Doom Metal, como lo busca el C.O.T.D., sin condenar paradójicamente al propio Doom Metal es imposible en un género musical que se ha alimentado como ningún otro de las influencias musicales de los siglos XX y XXI, desde el Noise y el Drone de principios del siglo XX pasando por el Jazz, el Punk o el rock progresivo y hasta la música electrónica. Es aún más difícil porque no hay una ideología en especial, no hay una vestimenta en especial, como las hay en el Punk o Glam Rock. Poco tienen en común Sunn 0))) o Electric Wizard; Eyehategod y Candlemass y sin embargo todos ellos son Doom Metal; la esencia del Doom Metal se guarda en sus entrañas de manera celosa aunque se incluyan sonidos sinfónicos, ambientales o robóticos. La controversia llega a su punto más álgido cuando irremediablemente uno se pregunta: ¿Qué es Doom Metal? Es esta pregunta la que permanece sin responder y congela al crítico. ¿Cual es la "vena del Doom Metal"? Sólo hay una respuesta honesta: el Doom Metal es Música. Al final de cuentas, como toda la música, el Doom Metal es una expresión artística y, como toda obra de arte, es subjetiva, depende de la percepción del receptor que le da el sentido que mejor le parece. Poder disfrutar una banda es disfrutar la particular de su sonido; poder entender una banda es ir a su historia, sus motivos, sus influencias. Se trata, a final de cuentas, de un acuerdo de los especialistas del Heavy Metal decir que surge con los primeros 6 trabajos de Black Sabbath, que posteriormente Pentagram refinaría la vena Doom de los británicos para que bandas como Trouble o The Obsessed lo domesticaran, que Candlemass acuñó el termino con su Epicus Doomicus Metallicus y que Cathedral, con su demo In memorium, lo llevaría a la segunda ola de Doom Metal. En realidad entender el sonido oscuro y lugubre de Black Sabbath nos obliga a ir a Cream o Jimi Hendrix; entender a Cathedral nos obliga a ir a Napalm Death y Carcass de igual manera que a Witchfinder General o Trouble; entender a Candlemass es irse tras la pista de Europe o Helloween y entender a Pentagram es desdibujar hasta encontrarse con Deep Purple o Iron Butterfly.
Entender qué es el Doom Metal es entender sus bandas, desde el Proto Doom de Black Sabbath ( y con ello las influencias de estos músicos y las influencias de sus influencias) para pasar por las bandas de Traditional Doom como The Reverend Bizarre o Solitud Aeturnus y para encontrarse con formas de Doom Metal totalmente experimentales como Dolorian o Sunn 0))). Y aun así, siempre va a existir controversia acerca de la verdadera vena del Doom Metal. Siempre va ser difícil determinar si una banda pertenece o no a determinado estilo, o determinar cuando abandonó un estilo para pasar a otro.

Post-Doom
Los grupos más significativos de la escena Doom Metal han buscado una necesidad de evolución respecto a su sonido, que en muchos casos su público, desacostumbrado o con un oído susceptible y no abierto de expectativas a otros sonidos, ha solido observar con rechazo. Esto es el caso de Katatonia, Paradise Lost, Anathema My Dying Bride (aunque se quedaron a medias tintas), The Gathering, Tiamat, Cathedral (pero con una línea más enraizada), y suma y sigue. De todos modos, este caso de evolución es un rasgo de indicio de discurso posmoderno dentro de su texto moderno agotado, aunque en su mayoría suele ser abandonar una narrativa para adentrarse en otra nueva, por lo que desde este punto de vista no interesaría, ya que se remonta otra vez a ofrecer discursos modernos dentro de su posmodernidad.
Características y subgéneros
Se puede decir que lo que caracteriza principalmente al Doom es su lentitud, sus melodías extremadamente oscuras lúgubres y pesimistas, acompañados de solemnes riffs pesados. Una de las influencias principales en este sentido para este estilo es el grupo Black Sabbath. Posiblemente tres de los grupos más característicos en el desarrollo o comienzo del Doom Rock o Traditional Doom son los grupos Deep Purple caracterizados por largas canciones, lentas y con toques rápidos, voces muy apagadas o tristes, acompañado de riffs pesados. Así también tenemos a Pink Floyd, más caracterizado por sus letras tristes y baladas depresivas, al igual que muchos de sus riffs, y por último a Iron Butterfly, que, aunque con una música más psicodélica, resulta más pesado por la lentitud en sus riffs.
Traditional y Proto Doom Metal
Debe distinguirse entre el Traditional Doom y Proto Doom (Black Sabbath, Pagan Altar, The Obsessed, Deep Purple, Iron Butterfly, Pink Floyd), representado por bandas como Saint Vitus, Pentagram, Trouble, por nombrar algunas, caracterizados por un toque más psicodélico, relativamente ligero, con mayores influencias del Stoner Rock de los 60's y 70's,y los subgéneros más pesados, que surgieron posteriormente:
Death/Doom Metal
El Death/Doom, con instrumentaciones propias del Traditional Doom (o Trad Doom) y registros vocales tomados del Death, aunque se tiende a enfatizar un carácter más extremo de sus referencias en cuanto al Trad Doom, es decir, haciendo más graves y densos sus riffs, y marcando un carácter más depresivo o desgarrado con voces guturales propias del Death Metal. Cabe destacar que algunos se empeñan por citar a un subgénero del Death/Doom denominado Grindcore Doom, mientras que formalmente sólo se remonta a ser un Death/Doom ejecutado irónicamente con letras y temáticas del Grindcore. Esto fue el caso de los austriacos Visceral Evisceration, pero salvo algún par de casos más sin mucha repercusión, no ha proliferado esta derivación. (Ejemplo: Katatonia)
Funeral Doom Metal
Funeral doom, lo que sería llevar al extremo la visión ofrecida por el Death/doom, haciéndose éste dolorosamente lento, triste, melancólico y puramente depresivo, cargando a su ambiente de una densa atmósfera suicida. Su nombre se debe a los noruegos Funeral, en espera de sacar un nuevo disco un poco más alejado de lo que hicieron en sus comienzos. Hay que distinguir entre distintas vertientes dentro del Funeral doom:
Funeral Doom a la vieja usanza, o de la primera escuela
Se remonta a estructuras formales de bajo, guitarra, batería y voces, en las que se persigue un sonido más analógico que atmosférico, donde tienen cabida instrumentos acústicos, aunque en algunos casos es común meter teclados, pero con una finalidad de obtener un sonido más sólidamente analógico. Este es el caso de Thergothon, Worship, Funeral (band) o Pantheist.
Funeral Doom atmosférico
Se establece por la unión de Dark Ambient con Funeral Doom, donde en tal unión uno de los dos géneros se acentúa más sobre el otro. Como ejemplos destacables tenemos a Skepticism, Until Death Overtakes Me, o en España Raven of thy bleak skies.
Gothic y Atmospheric Doom Metal
También como derivación del Death/Doom nos encontraríamos con el Gothic Doom o el Atmospheric Doom (aunque la acuñación del término de este último es más discutible) que ofrecen un entorno desbordadamente melancólico y triste, donde se hace una exaltación y rescate del Romanticismo, en su vena más trágica.
Black/Doom Metal
El Black/Doom también se produce como derivación del Death/Doom, marcando un fuerte contenido melancólico, dando una visión tremendamente desesperada y torturada en sus líneas vocales, y además este subgénero sería una fuerte referencia para la posterior creación de lo conocido como Dark metal y el black metal depresivo o también llamado Suicidal Black Metal, aunque haya grupos más interesados en ofrecer una carga más referida al black metal (Forgotten Tomb, Dolorian) y otros más centrados en doom metal más desesperado (Deinonychus, Cultus Sanguine, Gallhammer, primerísimos Bethlehem) sin embargo, Bethlehem es el creaor indiscutible del black/doom y Dark metal.
Stoner Doom Metal
Se envuelve en un ambiente oscuramente psicodélico y místico, llevando a su lado más oscuro las melodías más positivas del Stoner Rock, o simplemente volviendo esta referencia más densa y lenta.
Sludge Doom Metal
Sería como llevar aún más al extremo el Stoner Doom (algo parecido como lo ocurrido entre el Death/Doom y el Funeral Doom), marcando una ultra-densa atmósfera grasienta, como si se tratase de sumergirse en una piscina de lodo. A veces Sludge Doom y Drone Doom se dan de la mano.
Drone Doom Metal
Encuentra una marcada influencia del Noise, pero con un principio más analógico que sintético, con estructuraciones bebidas del Stoner Rock o incluso Stoner Doom (Earth), enfatizando un carácter psicodélico y zumbantemente hipnotizante ( Sunn O))) ). Es muy común que Stoner Doom, Sludge Doom y Drone Doom de alguna manera acaben dándose la mano, aunque en el caso del Drone Doom, éste adquiere el rol protagonista, mientras los demás se subordinan a él (Boris, 5ive).
Post-Doom Metal
Marca el futuro, que inevitablemente, tiende el panorama del doom metal, si éste no quiere enraizarse en el discurso antiguo de los anteriores subgéneros. A diferencia de los demás subgéneros señalados del doom, existen varios grupos que han empezado a salir de las usuales vertientes extremas del doom para incorporar pasajes dentro de sus canciones de corte más acústico o progresivo, por ejemplo. Evidentemente, ésto hace que los mismos fanáticos del doom no tengan muchas ganas de aceptarlos como tales. Entre tales grupos, todos variados entre sí salvo por la común bandera de tener como base o elemento fundamental los rasgos característicos del Doom, podemos encontrar a The Old Dead Tree en Francia, los últimos discos de My Dying Bride o de Paradise Lost (al cual se le adscribe en estos momentos como Gothic Rock, pero no parece excesivamente apropiado tal nombre), el viraje estilístico de Amorphis, los innovadores para muchos estilos Type O Negative, etc.
Epic Doom Metal
Caracterizado por una reminiscencia omnipresente al Heavy Metal, en su sentido más épico, tanto formal como narrativamente, así como el posterior Power Metal. Pese a todo, éstos utilizan riffs y tempos más lentos y pesados que el Heavy Metal, así como registros vocales más graves, pero como comparación frente a los demás subgéneros del Doom Metal, éste es prácticamente un Heavy Metal o Power Metal enlentecido.
Véase grupos como Candlemass, Memento Mori, While Heaven Wept o Doomsword. Y como Epic Doom con toques de Black Metal en el caso de Rotting Christ.

Bandas indispensables del Doom Metal

• Black Sabbath: Sus primero cuatro LP's.
• Candlemass: Epicus Doomicus Metallicus y Nightfall.
• Electric Wizard: Dopethrone. High on Fire: The Art Of Self Defense.
• The Obsessed: Cualquier disco.
• Pentagram: Relentless.
• Bedemon: Child of Darkness.
• Solitude Aeternus: Into the Depths of Sorrow y Beyond the Crimson Horizon.
• Saint Vitus: Born too Late y Mournful Cries.
• Unorthodox: Balance of Power.
• Witchfinder General: Death Pentalty.
Dentro del Death/Doom y Funeral Doom son clásicos:
• Anathema: Pentecost III.
• Avernus: Sadness.
• diSEMBOWELMENT: Transcendence Into the Peripheral.
• My Dying Bride: Turn Loose the Swans.
• Paradise Lost: Gothic.
• Saturnus: Paradise Belongs to you.
• Katatonia: Dance Of December Souls y Brave Murder Day.
• Skepticism: Lead and Aether.
• Thergothon: Stream from the heavens.
• Unholy: Second Ring of Power.
• Winter: Into Darkness.
Otros esenciales para comprender el Doom Metal:
• The 3rd and the Mortal: Tears Laid in Earth.
• Burning Witch: Crippled Lucifer.
• Deinonychus: Ark of Thought.
• Earth: Cualquiera.
• Amorphis: Tales from the Thousand Lakes.
• Tiamat: Wildhoney.
• Celestial Season: Solar Lovers

Editar este wiki

¿Quieres dejar de ver anuncios? Suscríbete

¿Quieres dejar de ver anuncios? Suscríbete

API Calls