Está disponible una nueva versión de Last.fm. Para que todo funcione a la perfección, vuelve a cargar el sitio.

Biografía

Pluxus es un cuarteto de músicos techno formado en la capital de Suecia, Estocolmo, en 1997, e integrado por Adam Kammerland, Sebastian Tesch, Björn Carlberg y Anders Ekërt. Iniciados como grupo de pop en 1995, pronto cambiaron las guitarras -que reconocen que no sabían tocar-, por los sintetizadores. El mismo 1997 publicaron ya sus primeros singles dentro de un estilo de Space Age Pop similar al que hizo célebres a los músicos Gershon Kingsley y Jean Jacques Perrey a finales de los años 60 y principios de los 70 mediante sus recreaciones de piezas propias y ajenas con el sintetizador Moog.
A ese sonido ingenuo muy característico de los primeros intentos de fusionar el sintetizador con la música pop, Pluxus ha añadido además el influjo de la primera música electrónica que escuchamos muchos de nosotros por medio de los juegos de ordenador para máquinas ya míticas como el Sinclair ZX Spectrum o el Commodore C64. Si a esto le unimos unas bases rítmicas y algunos sonidos de ascendencia 'kraftwerkiana', una cierta anarquía y un claro interés en crear a partir de la improvisación, y por desarrollar todo ello en base a instrumentación electrónica añeja, pero al mismo tiempo barata, dan como resultado Fas 2 (Fase 2), su primer álbum. Un trabajo que ha sido definido por algunos, no sin cierta mala intención, como "Kraftwerk en medio de Barrio Sésamo".
Dejando aparte los titulares ingeniosos, una cosa que aporta este cuarteto al panorama actual de la música electrónica es la frescura. Cuatro individuos jóvenes (rondan los 25 años), desprejuiciados, que reconocen no haber escuchado muchas de las influencias que la prensa les atribuye, ni buena parte del techno que se hace hoy en día y que no están muy al corriente de las novedades en el terreno de la tecnología. Eminentemente Pluxus se considera un grupo de pop electrónico naïf, que crea simplemente por el placer de hacerlo, de divertirse con ello, de evitar la supuesta trascendencia de decir "vamos a grabar un disco", logrando un resultado más espontáneo y menos calculado.
El disco que nos ocupa fue creado en el apartamento de Sebastian Tesch en un cuatro pistas (aunque se utilizaron en muchos de los temas únicamente dos o tres canales), y grabado en directo en el estudio con muchos momentos en los que los cuatro miembros del grupo tocaban simultáneamente. Ciertamente tecnología Lo-Fi y espíritu rock. En sintonía con esta filosofía, sus conciertos se plantean casi como "happenings", donde la improvisación de temas de su repertorio o piezas inéditas son la premisa de salida, y el ambiente de comunión con el público genera el resto.
Los 13 temas que componen Fas 2, como se ha comentado, oscilan entre las influencias de Kraftwerk, el carácter cómico de la música de Kingsley y Perrey y el sonido de los videojuegos. El álbum se abre con "Hej, Hej Igen, Hej Då", una pieza techno con cierto sabor retro propiciado por el uso del sonido de bongos en la caja de ritmos, constituyendo un tema correcto, sin más. "Pluxemburg" es el tema más extenso del álbum y conociendo la casi integridad de su obra, me atrevería a afirmar que el más maduro de su trayectoria. Esta pieza además, da nombre a su propio sello discográfico, que tiene una sensacional página web en www.pluxemburg.com. Desde la secuencia inicial, de claro corte 'kraftwerkiano' (y reminiscente a la oda "Autobahn"), nos introducimos en el universo de Pluxus, su ciudad, como pueda serlo Mecanisburgo para El Aviador Dro o una especie de Düsseldorf para Kraftwerk. El tema avanza dentro de un cierto orden (secuencia, percusión y melodía), hasta la mitad de su desarrollo, para a partir de entonces comenzar a adquirir relevancia los elementos ruidistas, los efectos y los solos anárquicos a partir de sonidos analógicos bastante crudos, que avanzan hacia una premeditada desafinación, concluyendo el tema de un modo psicótico. A continuación "Boa" es una pequeña joya, que en esta versión no está explotada al máximo de sus posibilidades, tal y como sí sucede en su versión en vivo, expandida y más rica en detalles, descargable gratuitamente en mp3 desde la página oficial del grupo. "Elektroplux", supone una vuelta a las raíces del cuarteto de Düsseldorf, en un tema que recuerda a "Spacelab" del LP Die Mensch Maschine, sobre todo el sonido utilizado en la línea melódica, que en este caso en su discurrir final se torna desafinado y alocado. Por su parte "Herr Preset" es un breve tema de tonos casi nostálgicos, plácido y uno de los pocos donde no aparece la casi omnipresente caja de ritmos. "Palme", sin embargo, rompe esa sensación de calma, en una pieza que retorna al legado de Kraftwerk, de tonos más sombríos, tanto en su materialización (a través de gélidos sonidos industriales y una caja de ritmos crispante), como en las sensaciones que pretende transmitir al oyente.
"Trubbel" vuelve a ser otro tema agradable, donde resalta la conjunción entre la caja de ritmos y la secuencia principal, y que al igual que otras piezas ya comentadas, hacia la mitad de su desarrollo entra el talante improvisatorio y anárquico, que sin embargo concluye a modo de marcha fúnebre con la repetición de la melodía principal.
"Ende Dataton" es una pieza nuevamente ruidista basada en un bucle rítmico que incluye un sonido similar al del proceso de carga de un juego de ZX Spectrum, acompañado por un respaldo sonoro reminiscente a guitarras eléctricas con abundantes efectos. "Automobilen" es un temita que sigue la tónica del anterior en cuanto a su relación con la informática -a pesar de su evidente título-, y parece la banda sonora de algún antiguo juego de ordenador de mediados de los años 80.
"Genie 44", vuelve a retomar las claves del sonido de Kraftwerk, pero dotado de un carácter hedonista, desposeído del trasfondo conceptual que transmitían los de Düsseldorf, y que mantiene la simplicidad -que no el simplismo-, del resto de la obra, si bien es un tema que se alarga en exceso para las pocas ideas que aporta. Por el contrario "Pianoböj", sin alejarse de la línea marcada en el resto del álbum, es una pieza que por su ambiente calmado presenta claras connotaciones cósmicas, pero dentro de la idiosincrasia de Pluxus. "Den Nya Världen" es un tema con cadencia de rumba sugerido por la caja de ritmos, en un pequeño ejercicio de estilo sin más trascendencia.
Por último, cerrando el álbum se encuentra "AAA", una pieza de puro techno-pop, que aunque nos retrotrae por enésima vez a la herencia de Kraftwerk, en realidad los operarios de Kling Klang no tienen ningún tema tan rítmico. Personalmente me recuerda más a piezas del trío británico Komputer contenidas en su álbum The World Of Tomorrow, como puedan ser "Komputer Pop" o "We Are Komputer". No obstante, hacia el final, se interrumpe de una forma abrupta la melodía principal, y aparece la melodía del primer tema "Hej, Hej Igen, Hej Då", en un tempo más sombrío y misterioso.
Pluxus es un grupo de minorías dentro de las minorías en un país con una industria discográfica obsesionada con repetir la fórmula del éxito de ABBA en los 70, de Europe en los 80 o de Roxette en los 90. Su aparición dentro del panorama de la música electrónica ha sido interpretada como una entrada de aire fresco, algo que Fas 2 demuestra con creces. Su música no es 100 % original (¿acaso alguna lo es?), pero han sabido combinar con acierto elementos muy recurrentes y socorridos en el techno actual (como el sonido 'Kraftwerk'), con otros mucho menos explotados en nuestros días que los hacen sonar originales dentro del anodino panorama de la nueva música electrónica.

Editar este wiki

¿Quieres dejar de ver anuncios? Suscríbete

API Calls