Reproducir en Spotify Reproducir en YouTube
Ir al video de YouTube

Cargando el reproductor...

¿Scrobbling desde Spotify?

Conecta tu cuenta de Spotify con tu cuenta de Last.fm y haz scrobbling de todo lo que escuches, desde cualquier aplicación de Spotify de cualquier dispositivo o plataforma.

Conectar con Spotify

Descartar
Descartar

As your browser speaks English, would you like to change your language to English? Or see other languages.

Está disponible una nueva versión de Last.fm. Para que todo funcione a la perfección, vuelve a cargar el sitio.

Wiki

  • Fecha de lanzamiento

    13 Septiembre 1988

  • Duración

    12 temas

Them​ es el tercer álbum de estudio de la banda de heavy metal King Diamond, publicado el 18 de julio de 1988, por el sello discográfico Roadrunner Records. El álbum fue producido por el propio King Diamond.
"Them" es el primero de dos álbumes conceptuales, de ficción, acerca de King y la enfermedad mental de su abuela, el segundo de estos es Conspiracy.
La narración de la historia inicia cuando King cae dentro de una horrible descendencia de locura debido a su abuela y de las voces en "House of Amon" (casa embrujada).

Lista de canciones:
1. Out From The Asylum
2. Welcome Home
3. Invisible Guests
4. Tea
5. Mother's Getting Weaker
6. Bye Bye Missy
7. Broken Spell
8. Accusation Chair
9. Them
10. Twilght Symphony
11. Coming Home

Integrantes:
King Diamond - vocalista, teclado
Andy LaRocque - guitarrista
Pete Blakk - guitarrista
Timi Hansen - bajista
Mikkey Dee -baterista
Roberto Falcao - teclista

Crítica del disco:
Tres hurras por la tercera entrega de King Diamond, en la que consiguió lo que parecía imposible: superar con creces la ya madurísima y elaborada fórmula de Abigail. La ausencia en este disco de Michael Denner y Timi Hansen (¡Oh, no!), sustituidos por músicos de sonido más metalero, alejó al grupo un poco más aún del ambiente denso y sabroso de Mercyful fate, de los que ya sólo quedaba el propio Diamond.

Así demostró el bueno de King que se las bastaba él solito para triunfar más aún que el grupo que le dio la fama. Bueno, él solito y cuatro pedazo de músicos muy solventes, aunque siempre sustituibles… con la excepción de Andy LaRocque, que aparte de haber estado ahí desde los comienzos y hasta la fecha, firmado bastantes composiciones y brindado una gran ayuda técnica, es un guitarrista como la copa de un pino. Sus solos, si bien llevaron como digo a este grupo hacia un sonido más "heavy normal" que el de Mercyful, no tienen nada que envidiar a los de nadie y son de una originalidad y una clase que no abundan, contribuyendo sin duda a que el grupo de King Diamond tuviera su propia marca de la casa, más allá del falsete y el gusto por los argumentos terribles sobre espectros chungos.

Pero vayan pasando, que al fondo hay sitio. La historia que vamos a escuchar nos lleva de nuevo a una mansión terrorífica, en la que vive el propio King, de niño, con su madre y hermana. La aparición de la abuela, que regresa de unas largas "vacaciones" con su mala leche y su silla de ruedas, como ida, desencadena una serie de… venga, no os voy a reventar este "bonito" guión por si no lo habéis paladeado, si bien basta echar un vistazo a los títulos para ver que no va a quedar en pie ni el apuntador. Sí decir que la narración de Diamond es de nuevo exquisita, está montada con un buen gusto y con un orden asombrosos, y una vez más está engarzada en las canciones con tal naturalidad que parece que hacer algo así es sencillo.

En cuanto a la música, un metal de lo más brillante, original, adornado y florido, siempre lleno de detalles, cambios de ambiente, de ritmo y de tono por doquier que, lejos de enfermizas idas de olla progresivas, siempre están al servicio de una musicalidad muy fluida y, por encima de todo, de la historia que se cuenta. Es uno de esos discos que puede ser escuchado muchísimas veces sin saciarse; prepararlo les debió llevar un rato largo. Repleto de riffs barrocos como los de Wellcome home o Mother’s getting weaker, junto a otros más pesados como los de Tea o Twilight simphony, esta maravilla de disco cuenta con un par de cortes tenebrosos de los que directamente dan miedo: la intro Out from the asylum y el intermedio Them, perfectos para aliviar un poco los tímpanos de tanto doble bombo y demás.

En la delicada cuerda floja sobre la que camina aquel que trata de atemorizar con la sola ayuda del audio, siempre arriesgado a caerse y no dar miedo sino sólo risa o pena, King Diamond es y será un maestro de maestros, capaz de recorrer tan peligroso camino a la pata coja si se tercia, y siempre con la nariz bien alta. Por eso gusta a tantísima gente y vive de ello: porque se lo cree. Un disco como éste puede no darte miedo porque no te metas a fondo, o porque ya eres mayorcito y tal, pero al menos infunde un poderoso respeto por su profesionalidad. Lo dicho, tres hurras y unas enormes ganas de devorar Conspiracy, el siguiente disco, donde la historia de Them continúa…

Editar este wiki

¿No quieres ver más anuncios? Actualízate ahora

Álbumes similares

Sesiones

API Calls