Reproducir en Spotify Reproducir en YouTube
Ir al video de YouTube

Cargando el reproductor...

¿Scrobbling desde Spotify?

Conecta tu cuenta de Spotify con tu cuenta de Last.fm y haz scrobbling de todo lo que escuches, desde cualquier aplicación de Spotify de cualquier dispositivo o plataforma.

Conectar con Spotify

Descartar
Descartar

As your browser speaks English, would you like to change your language to English? Or see other languages.

Está disponible una nueva versión de Last.fm. Para que todo funcione a la perfección, vuelve a cargar el sitio.

Biografía

  • Fecha de nacimiento

    1945 (75 años)

  • Lugar de nacimiento

    Ciudad de México, México

Es difícil transmitir en pocas palabras la importancia de Guillermo Briseño, de su música y su musicalidad dentro de la escena de México.

Pionero rocanrolero desde principios de los 60´s, prominente en Rhythm & Blues y Funk, y a la vanguardia del rock mexicano desde su surgimiento como solista en 1975, su aportación de compositor aun esta por evaluarse, pero su eclecticismo y gran concepción (para no mencionar la prolificidad de su autor) siempre me recuerdan a Frank Zappa, aunque su música y su personalidad artística sean totalmente diferentes.

Como Zappa, Briseño es redondo en un medio musical donde las cosas se venden mas fácilmente si embonan en una casilla definida y cuadrada. Sus influencias son tan diversas como sus múltiples intereses musicales, que incluyen además de los antes mencionados, la música contemporánea, ritmos latinoamericanos, folklore mexicano, electrónica y rap. Su música es por tanto proteica e impredecible, una verdadera bendición para quienes aprecian encontrar intereses duraderos y profundidad en lo que escuchan y están dispuestos a prestarle atención plena.

Quienes lo hagan encontraran una manera fresca de reinterpretar las reglas de la música moderna, con carácter decididamente mexicano, pero sin efectismo folkloroide, presidida por una onda de preocupación por el hombre y su medio ambiente biológico, social y político. Persiguiendo su meta, Briseño incursiona en la poesía para adornar su canto y señalar su visión, pero es su fuego interpretativo lo que da vida a su música decididamente original: los dedos de Briseño son más rápidos que el prejuicio.
Pregunten a cualquiera de sus ingenieros de sonido, y les dirá que es difícil suprimir los gruñidos, rugidos y quejidos ahogados que emite cuando toca, son de esperarse de alguien que esta haciendo el amor apasionadamente.

Oscar Sarquíz

BRISEÑO A BORDO

José Juan Ugalde García

El pasado 9 de Mayo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, se dio el reencuentro de dos viejos conocidos, el señor Guillermo Briseño, pionero del rock nacional con su Alma Máter, frente a frente después de años de ausencia, bajo el título “Ven y charla con Guillermo Briseño”.

El evento, realizado en el auditorio Ricardo Flores Magón dio inicio a partir de las 17 horas. Fue organizado por el grupo 0022 de Opinión pública y propaganda a cargo de la licenciada en Sociología Silvia Velázquez Miranda, el suceso fue recibido por un sol que parecía alejarse del lugar tan sólo para abrigar tenues matices melancólicos, el blues, el cual sería interpretado por Briseño junto a algunas de sus alumnas de la Escuela de Música de Rock a la Palabra, donde el también poeta y pianista es director.

Guillermo Briseño ha formado los grupos Los Masters, Cosa Nostra y La Banda de Guerra, en los que ha explorado libremente el blues, el jazz y el rock. En Briseño se respiran los aires de Bumps Blackwell y las músicas negras del Mississippi. A lo largo de su carrera, se ha hecho acompañar de todos los indispensables del blues en México, Amparo Ochoa, Betsy Pecanins, Javier y Baby Bátiz, Hebe Rosell, Sabo Romo, etcétera. Ahora muchos de ellos dan clases en la Escuela de Música Rock a la Palabra, fundada por Briseño en la ciudad de México.

Durante el evento que marcó su retorno a la UNAM Guillermo Briseño se sentó frente a un auditorio de alumnos que preguntaban esperando respuestas que fueran más allá de lo evidente, y el no defraudó, fiel a su manera de pensar, defendió a los músicos, habló de política y se mostró en oposición al nuevo régimen priista.

La charla se extendió más de lo debido a causa del interés generado, hubo inclusive un asistente quien le pidió un fragmento de su obra como poeta y el rockero lo consintió. Las palabras de Briseño resonaron en todo el ancho del auditorio, que lo acogió en una especie de mística que reencontraba a un viejo lobo de mar, de nuevo, a bordo de la casa que jamás lo debió dejar ir, la misma institución que le cerró las puertas no sólo a él, sino a todo el talento universitario a causa de lo que Briseño comentó como “nuevas políticas neoliberales” que no hacían rentable su estadía.

Tras la emotiva conversación entre alumnos y el maestro, fue el mismo Briseño quien se catapulto hacia lo que mejor sabe hacer, Rock. Al teclado y acompañado por las voces en coro de algunas de las alumnas de la ya mencionada Escuela, Briseño tocó fuerte y claro todo el talento que lleva consigo expresándolo en chorros de Blues que le retornaron en forma de aplausos, inclusive ante el grito de “Otra! otra!” Briseño fiel a su rebeldía regresó para despedirse aún cuando el tiempo se había terminado y las autoridades presionaban para su salida.

Al final, Guillermo Briseño fue arropado por no sólo aplausos y muestras de cariño de los universitarios sino también con algunos presentes que la organización del evento, una pintura al óleo, flores y hasta una caricatura fueron parte de los presentes que no podían ser suficientes ante la valiosa aportación de ese hombre, de bigote y cabello cano, al rock nacional.

Editar este wiki

¿No quieres ver más anuncios? Actualízate ahora

Artistas similares

Sesiones

API Calls