Reproducir en Spotify Reproducir en YouTube
Ir al video de YouTube

Cargando el reproductor...

¿Scrobbling desde Spotify?

Conecta tu cuenta de Spotify con tu cuenta de Last.fm y haz scrobbling de todo lo que escuches, desde cualquier aplicación de Spotify de cualquier dispositivo o plataforma.

Conectar con Spotify

Descartar

Está disponible una nueva versión de Last.fm. Para que todo funcione a la perfección, vuelve a cargar el sitio.

Wiki

Songs of a Lifetime contiene el registro de tomas de varias actuaciones en vivo de Greg Lake, perteneciente a una muy especial gira; la cual se caracterizó por gozar de un diseño muy intimista, para ser más exactos. Greg propone un estilo de show “retrospectivo” en el que cada una de las canciones viene acompañada del relato de anécdotas e historias alusivas, en propias impresiones que amenamente comparte con su público. Conociendo su performance como “front-man” a lo largo de toda su trayectoria, debe darse por sentado aquí su facilidad de retórica. Eso es lo que este álbum precisamente transmite y lo logra.

En sus propias palabras, Greg escribió “… La idea de Songs of A Lifetime vino a mí por primera vez durante la autobiografía titulada "Lucky Man". Mientras redactaba el libro, entendí que estas canciones, de alguna manera, fueron fundamentales o importantes en el desarrollo de mi carrera. Pero no se trataba sólo de las canciones que había compuesto, sino también de muchas canciones que habían sido escritas e interpretadas por otros artistas. Al final, cuando miré todo esto escrito, me dí cuenta que lo que, en realidad, representaban era el camino que había compartido con el público a través de todos estos años.”

Desde ya que escucharemos parlamentos y canciones pertenecientes a su paso por Emerson, Lake & Palmer y King Crimson , junto a anécdotas de su vida, influencias musicales (son imperdibles los relatos sobre su amigo de toda la vida y compañero de clases de guitarra Robert Fripp; tanto como su vivencia de asistir a un show del Rey Elvis Presley en un Casino norteamericano ó su veneración a The Beatles, a través de su relación con Ringo Starr) y otros aspectos. Esta forma de show –a la que muchos músicos apelan- determina que la faz instrumental de la música sea espontánea, agradable y apta para la circunstancia, prescindiendo por momentos de todo ese arsenal obsesivo de virtuosismo y tecnicismo típico del rock progresivo; y del que Greg es uno de los pioneros. En este álbum, la música se dispone para disfrutar en un formato más distendido, con versiones no necesariamente ajustadas al original, y hasta con la posibilidad de apreciar más el buen gusto de “Greg solista” –mucho más melódico y meloso en canciones progresivas memorables que lo imaginable- ó su rol guitarrístico que el de consumado bajista que lo consagró como uno de los mejores en el género.

Rápido vistazo al repertorio de canciones efectivamente confirma que EL&P y King Crimson dominan casi todo el álbum; y, si se lo compara en términos de una cronología, concluiría que el período crimsoniano de Greg se lleva un muy buen porcentaje, en proporción al tiempo vivido en esa banda. Está claro que se trata de “En la Corte del Rey Carmesí”, una obra discográfica fundacional de un género y no solamente de un grupo, acontecimiento histórico-musical del que Greg es uno de los principales protagonistas. Así, tenemos un fragmento de “21st. Century Schizoid Man” -track de apertura al show-, “In The Court of The Crimson King/Epitaph” (medley, Track 7), concluyendo con la bellísima “I Talk To The Wind” (Track 9). Las versiones conservan su estructura pero, gozan de una labor en arreglos musicales y corales que las tornan sensiblemente personales y diferentes.

Razonable fue esperar de esta gira y su testimonio discográfico mayoritaria cantidad de canciones de EL&P –etapa principal en la larga carrera del cantante y músico reseñado-: unas ocho canciones (Tracks 2, 4, 12, 13, 14, 16, 18 y 20) por sobre un total de catorce del registro, añadiendo “Touch And Go” a esta lista puesto que había sido compuesto para el trío -en los Ochentas- pese a que Carl Palmer no pudo ser de la partida por sus compromisos con Asia en ese entonces (1985). Y aún más previsible fue incluir aquellas piezas lentas, intimistas y acústicas que han cosechado éxitos para el trío (“From The Beginning”, “Still… You Turn Me On”, “C´est La Vie” y “Lucky Man”). Aquéllas que, en la concepción de esta gira por Greg Lake, le permitirían compartir anécdotas, historias y testimonios personales con y de su público. Por supuesto, también escucharemos canciones de factura más compleja y dinámicas -compositivamente considerándolo- como “Trilogy” (Track 13) y el Bis “Karn Evil 9/1st. Impression Part 2” (Track 20), pues hay una larga y rica paleta de repertorio en la trayectoria del trío virtuoso y más pomposo del Rock Sinfónico.

En este análisis musical propiamente dicho, por último hay espacio para las influencias del protagonista, seleccionando material del “Rey” Elvis Presley (Track 6, “Heartbreak Hotel”), ineludiblemente de los Fab Four de Liverpool (The Beatles con “You´ve Got To Hide Your Love Away”, Track 11) y “People Get Ready” (Track 19, de Curtis Mayfield, interpretada en teclados); precedidas las dos primeras por muy buenos relatos con la audiencia. Investigando un poco, ciertos conciertos de la gira incluyeron covers de otros artistas, pero sólo los mencionados llegaron al registro. Ciertamente no podría ser de otra manera, si la impronta en la concepción de estos conciertos es compartir la trayectoria de nuestro protagonista.

Una advertencia importante es que muchos de los “tracks” no constituyen técnicamente canciones sino esos relatos que he comentado, empezando por el Nº 3 -“Introducción a la Gira de ´Canciones de Toda Una Vida”- donde Greg comenta el origen y los motivos que lo llevaron a realizar este emprendimiento. Cabe aclarar que algunos relatos son bastante más extensos de lo que se puede suponer (por ejemplo: “Tributo al Rey”, Track 5, tiene una duración de 7:06 minutos) o “jugosos” y abundantes en la data que todo cultor del género progresivo sabrá apreciar: “La historia de Portada de King Crimson”, Track 8, donde cuenta el origen de la portada del primer y emblemático álbum de K.C.; “Reflections of Paris” (Track 15), en la cual revela su predilección por esa ciudad y su intención de componer una canción con “sabor francés” por más que no domine muy bien dicho idioma, que termina siendo “C´est La Vie” (Track 16) –tema inspirado al escuchar a Edith Piaf-; ó en “Mi primera Guitarra” -Track 17- que deriva en la historia de cómo se compuso y años después se grabó “Lucky Man” (Track 18) para el primer álbum del trío. Las anécdotas e historias nos brindan la ocasión de escuchar a Greg compartiéndolas en cuanto un “ser humano común y corriente”, como uno de nosotros mismos, a pesar de las varias páginas de prensa musical o espectáculos que hemos leído en el pasado; calificándolo de “egocéntrico” o “super star” (en sus gloriosos años de EL&P). En la humorística -cómica en su forma de contar-“Tributo Al Rey”, hay un Greg “fan” y emocionado porque se trataba de la primera vez que presenciaba un show de Elvis Presley (en un casino), para la época en que EL&P andaba de gira por U.S.A. y dado que nunca el Rey había ido de gira por Inglaterra (sic). Se escucha su parodia de la música pomposa de apertura o mini fragmentos de temas de Elvis tanto como carcajadas del público. Y ni que escribir cuando de referirse a The Beatles se trata (“Ringo And The Beatles”, Track 10), partiendo de su personal experiencia de tocar con Ringo Starr, el “Libro de canciones de los Beatles” -del cual el baterista no tenía ni la más remota idea- y la interacción con el público para que lo ayude a cantar “You´ve Got To Hide Your Love Away”.

Volviendo a las interpretaciones que se escuchan en vivo, en una nota para “Ultimate Classic Rock”, comenta Lake que no deseaba sentarse, tocar sólo guitarra acústica y cantar, intercambiando anécdotas e historias con su público. Ello estaría bien para una o dos canciones pero no durante dos horas. Por lo que decidió “re-crearlas” y realizar una “producción adecuada” para ellas, en vez de presentarlas en forma desnuda. Ello demandó una labor de casi un año en la preparación de la música; y es allí donde entra en juego “el personal” que figura en la ficha técnica del álbum pero que no participan en vivo pues se trata de un show unipersonal. Se destaca principalmente Rob LaVaque, por toda su labor de arreglos instrumentales y corales, más programaciones. También colaboraron algunos músicos para temas específicos y coristas. Así es que, si recurrimos a YouTube, sólo veremos cantar y tocar a Greg en el escenario, acompañado de las pistas que se escuchan por los parlantes.

Burzaco, Abril 26 de 2013

Editar este wiki

¿Quieres dejar de ver anuncios? Suscríbete

API Calls