Reproducir en Spotify Reproducir en YouTube
Ir al video de YouTube

Cargando el reproductor...

¿Scrobbling desde Spotify?

Conecta tu cuenta de Spotify con tu cuenta de Last.fm y haz scrobbling de todo lo que escuches, desde cualquier aplicación de Spotify de cualquier dispositivo o plataforma.

Conectar con Spotify

Descartar

Está disponible una nueva versión de Last.fm. Para que todo funcione a la perfección, vuelve a cargar el sitio.

Wiki

Con la pegadiza melodía de "The Fun Palace" arranca el disco, un tema a medio tiempo cargado de cambio, melodías psicodélicas y la particular voz de Coburn Pharr (cantante de Omen en Escape To Nowhere de 1988) dándole vida en todo momento. Waters siempre ha sido un hombre muy problemático en cuanto a cantantes, el mismísimo Randy Rampage (que dio voz a discos como "Alice In Hell" y "Criteria For A Black Widow") intento asesinarle una vez mientras se encontraban de gira por Estados Unidos.

El compacto continúa con otro clásico, "Road To Ruin", un tema más rápido y contundente que el anterior, siempre sazonado del buen hacer de Waters a la guitarra, dotando al tema de centenares de cambios, arreglos y melodías. Unos arpegios acústicos dan pie a "Sixes & Sevens", otro tema colosal, tremendamente tecnico y variado. Le sigue un tema de corte más clásico "Stonewall", Waters siempre se ha considerado un tremendo fan de Judas Priest, en temas como este y sobretodo en temas como "Shallow Grave", publicado años después, se ve que fueron de gran influencia para el. Llegamos casi sin darnos cuenta a la mitad del disco con la increíble "Never Neverland", lo de esta canción es tremendo, un clasicazo, acojonante y técnica a más no poder, siguiendo la línea marcada por "Alison Hell" en su anterior disco, con un bajo de una notable calidad durante todo el tema (y todo el disco), unos punteos impresionantes y una emotiva letra que merece la pena leer. Más caña y psicodelia con "Imperiled Eyes", los cambios de ritmo y la originalidad están a la orden del día en este álbum. Un tema fácil como "Kraf Dinner" sigue con la marcha del disco, directo y apabullante. Llegamos a otro punto importante del álbum, mi tema favorito casi con total seguridad, "Phantasmagoria", un autentico trallazo en directo y un tema memorable en disco, de los más cañeros del CD. "Reduced To Ash" es quizás el punto flaco del álbum, un tema cuyo comienzo se parece demasiado al de "Kraf Dinner", no se si intencionadamente o simplemente necesitaban algo de relleno, aun así, olvidado este punto es un tema correcto que sigue la línea del disco para desembocar en la tremenda "I'm In Command", otro clasicazo de la banda, imprescindible en sus conciertos.

En definitiva, un disco que encantara a cualquier fan del Thrash o Power Metal americano y porque, a cualquier amante del Heavy Metal en general, Annihilator es uno de sus grupos que suele a gustar a casi todo el mundo, cosa rara dentro del genero.

Editar este wiki

¿Quieres dejar de ver anuncios? Suscríbete

API Calls