Reproducir en Spotify Reproducir en YouTube
Ir al video de YouTube

Cargando el reproductor...

¿Scrobbling desde Spotify?

Conecta tu cuenta de Spotify con tu cuenta de Last.fm y haz scrobbling de todo lo que escuches, desde cualquier aplicación de Spotify de cualquier dispositivo o plataforma.

Conectar con Spotify

Descartar

Está disponible una nueva versión de Last.fm. Para que todo funcione a la perfección, vuelve a cargar el sitio.

Wiki

Banda: Agent Steel
Titulo del Disco: "Omega Conspiracy"
Año: 1999
Estilo: Speed Metal-Heavy Metal-Power Metal

Lista de canciones:
01. Destroy the Hush
02. Illuminati is Machine
03. Fighting Backwards
04. New Godz
05. Know Your Master
06. Infinity
07. Awaken the Swarm
08. Into the Nowhere
09. Bleed Forever
10. It's Not What You Think
11. Beyond the Realms of Death (Judas Priest)

Critica:
Doce años separan "Omega Conspiracy", el disco que nos ocupa, de "Unstoppable Force", la anterior movida (disco icónico total) de los americanos Agent Steel. Demasiado tiempo en la sombra, sin duda. Algo que dañaría de muerte a cualquier combo relevante. Imaginad si los que desaparecen, y durante tanto tiempo, (pese a merecerlo, y como pocos) no se han hecho con un nombre de primera fila, de los que duran a ojos de una gran mayoría. Movida jodida, sin duda. Un mal movimiento, y a la mierda. Doce años es demasiado tiempo. Incluso para los dioses. Ya se lo pueden currar los paladines que, antaño, en los primeros y más auténticos años de las batallas metaleras, se salieron de madre con dos discos sacros y un E.p de puro lujo.

Agent Steel nunca serán recordados como los más grandes. Pero también es cierto que nunca fueron olvidados del todo. Algunos, los amantes de la buena caña guitarrera y el Power americano más hercúleo, no nos resignábamos a vivir del pasado constantemente. Ya estábamos hartos de escuchar siempre los mismos tres trabajos. Necesitábamos más. Y aquí es dónde entra el apabullante "Omega Conspiracy", coleguita. El tercer larga duración, el sucesor a "Unstoppable Force", al fín, después de tantas y tantas movidas (el auge y decandencia del Grunge, la casi muerte del Heavy Metal durante los noventa, el reinado de Pantera, la gloria de Metallica, el poder del puto Nu), viene dispuesto a darnos de lleno. La espera ha sido tensa, pero, por cojones, tiene que valer la pena. No esperamos poco de Agent Steel. Nunca lo hemos esperado, pues ellos jamás han sido una banda de dar poco. A la contra, colega. Te colman, te avasallan a riffeo. Indaguemos en la conspiración de turno.

Lo primero, antes de vivir la aventuraza de los Steel, la ilustración que nos vende el trabajete. De película. Potentorro híbrido a lo "Alien-Robocop". Las movidas espaciales y futuristas siempre han sido la norma y ley, el concepto a desarrollar. Y siguen así. Mola ver que algo que siempre ha funcionado no acaba mutando. Simplemente se trata de mejorar y mejorar. Y, de momento, ya, de buenas a primeras, nos topamos con la mejor portada del grupo. Esperemos que el interior esté a la altura.

Agent Steel están de vuelta, nene. Y aunque John Cyriis falta a la cita, lo suple Bruce Hall, ex-Sybil, un tio con mogollón de talento y personalidad. Un cantante ideal para la nueva y cortante premisa. Y nosotros, mientras, estamos de celebración. No es para menos. A darle cera a uno de los regresos del año (con el permiso del de Bruce Dickinson a Iron Maiden, también efectuado en el mismo 99). El acero vuelve a tener de su lado a uno de los agentes más duros del cotarro: Agent Steel. Nos secamos los lagrimones y directos al primer track. No hay tiempo que perder.

"Destroy the Hush", la primera en despegar, no se está por tonterías, y trás unos segundetes para situarte, se lanza a por todas. Power-Speed mega-veloz y compacto. Hall tiene un buen nivel técnico y se hace con el puesto de vocalista sin problemas. Todos echaremos de menos a Cyriis, pero nadie le puede decir a Hall que no lo esté haciendo bien. García y Versailles hacen temblar nuesto entorno gracias a sus poderosotas guitarras y el tema, que ahora sí que bebe, y mucho, del Power europeo, tiene su sello y personalidad. Agent Steel no vuelven para vivir del pasado, sinó que miran adelante, tratan de avanzar. Eso sí, sin olvidarse de quienes fueron y qué es lo que la parroquia quiere de ellos.

"Illuminati is Machine" (híbrido entre los primeros Anthrax y los mismísimos Iced Earth), "Fighting Backwards" (una buena cabalgada, colega. Y nacida de la unión de unas furiosas cuerdas y una determinante batería), "New Godz" (Power abrasador, con cierta ínfula de Iron Maiden, que basa su poder en el derroche de técnica), "Know Your Master" (Power-Thrash vacilón y pegador), "Infinity" (toda la carne en el puto asador) y "Awaken the Swarm" (hermanándose con el bueno de King Diamond y con Nevermore, y a la vez), muestran que los años, pese a haber sido un buen montonazo, no han hecho tanta mella en el sonido del combazo. Está claro que los Agent Steel ya no presentan una premisa original. Tampoco es que el sonido, que pese a estar de lo más trabajado, nos ofrezca ningún tipo de incentivo innovador. Pero estamos disfrutando, colega. Solazos (y a cuál mejor), mucha velocidad, un gran vocalista y atmósfera cojonuda. Futurismo, aliens y toneladas de Metal.

"Into the Nowhere" (algo que se la pondrá cipotona a los fans de Hammerfall), "Bleed Forever" (la baladita, emocionante y, claro, diseñada para el efecto lagrimón) y el track final, "It's Not What You Think", que quizás sea el mejor tema de toda la obra, el que más ofrece, en el que, parece, la banda se ha esmerado el doble, siguen apostando por la nula sorpresa, aunque también lo hacen por la garra y el frenesí riffero. Ondas progresivas, calor, acero y ganas de volver a ser grandes, o, como mínimo, hora de aparentarlo de la mejor manera.

"Beyond The Realms of Death", versión (modo bonus) de los amados (por nosotros, por descontado, y por la banda) Judas Priest, cierra la misión espacial (y especial) con mogollón de tino. Hemos oido mil versiones del tema, pero Agent Steel no son unos cualquiera (por mucho que hayan bajado el nivel de magnos a mega-molones) y saben como crear buenos tributos. Fidelidad a la obra original. Versión pulcra y sincera, que sangra, que hace sentir, que sabe demoler. Agent Steel no se averguenzan de mostrar su máxima influencia. Son tipos valientes, seguros de sí mismos, capaces de logros que a otros les parecería pura y dura utopía. Y se enrollan, mazo, con su regalito final (siempre y cuando pagues el plus por la sorpresita made in Priest).

Un disco de retorno la mar de cuidado. Y poderoso. Como debía de ser. Un buen sucesor a un legado inmortal. Lejos de la grandeza de la era Cyriis. Pero no tanto como se cuenta por ahí.

Formación:
Bruce Hall: Voz
Juan Garcia: Guitarra
Bernie Versailles: Guitarra
Karlos Medina: Bajo
Chuck Profus: Batería

Editar este wiki

¿Quieres dejar de ver anuncios? Suscríbete

API Calls