Laddar spelare ...

Avvisa

As your browser speaks English, would you like to change your language to English? Or see other languages.

We’re currently migrating data (including scrobbles) to our new site and to minimise data disruption, we’ve temporarily suspended some functionality. Rest assured, we’re re-activating features one-by-one as soon as each data migration completes. Keep an eye on progress here.

Apr 22

The Strange Boys

Med The Strange Boys på La[2]

Datum

Söndag 22 april 201221:00

Plats

La[2]
Carrer Nou de la Rambla 113, Barcelona, 08004, Spain

Tel.: +34-934 414 001

Webb:

Visa på kartan

http://www.sala-apolo.com/agenda.asp?whh=6022

Beskrivning

Live Music es el tercer disco de The Strange Boys. Un álbum que rebosa autenticidad, por muy denostada que esté esa palabra. Pero es que así es. Ya avisábamos en 2010, cuando soltábamos lo de "habemus nueva gran banda", de que no os estamos vendiendo la moto. Y así fue, ese año estos texanos nos visitaron dos veces y en cada una nos dieron la razón. Fue llegar y besar el santo, con el público entregado y coreando los temas a viva voz, como si llevaran un lustro publicados, que no era el caso. Pero ya habían calado hasta los huesos. Lograron todo eso con solo dos álbumes que vieron la luz con menos de doce meses de diferencia: The Strange Boys... And Girls Club (2009) y Be Brave (2010). Corrieron como la pólvora a través del boca-oreja del mundo garagero y, encima, hasta llegaron al mainstream. La culpa de eso, recordaréis, fue de la top model Kate Moss, que bailó a su ritmo en un anuncio envuelta en lencería. Esta vez, de momento, no hay modelos semidesnudas detrás de Live Music (atención: ese "live" del título rima con "give", no con "hive": no es un álbum en directo), aunque a nivel de críticas ha salido tan o más escopeteado que sus predecesores. La formación, comandada por la voz nasal de Ryan Sambol, nacida en Dallas pero con la base de operaciones en Austin, lo ha dividido en cara A (temas grabados en Texas) y cara B (en California), como si fuera un guiño vinilero a ese sonido suyo tan ajeno a las descargas y remixes, tan The Rolling Stones circa Between The Buttons, que les sale con la mayor naturalidad. Atemporal y familiar, crudo pero no rudo. Que es como decir que estamos ante la banda que le gustaría comandar a Pete Doherty si algún día (parece difícil) formase sus propios Black Lips.

Spelschema

API Calls