Articles

  • BUM Murcia, 28-10-'11. Retorno a la adolescencia.

    29 Oct 2011, 22:20 by Arantxa90

    Vie 28 Oct – Kaiser Chiefs, Second, SuperSubmarina, Nipples!

    Todo aquel que me conozca sabrá lo importantes que fueron Kaiser Chiefs y Second durante mi adolescencia. Fueron los primeros grupos, extranjero y español, de los que me hice fan, y todavía dura hasta día de hoy. Por ello, este concierto era tan especial para mí. Tal vez la crónica tenga un exceso de fangirlismo, pero para ser sincera, no tengo intención ninguna de ser objetiva en ella.

    Llegamos a Murcia casi a las 4 de la tarde, y después de descargar en el hotel, marchamos hacia la Plaza de Toros. Yo me esperaba cola, pero no había nadie, y hasta las 6 de la tarde no empezaron a aparecer los primeros asistentes. Como todavía no teníamos las entradas en nuestro poder (esto de que sólo se vendiesen en Murcia y nos las tuviesen que comprar no me gustó nada) y hasta las 7:40 no nos las trajeron, nos tuvimos que conformar viendo desde fuera cómo la gente entraba y entraba. Pero cuando por fin pudimos pasar, nos sorprendió que tampoco había tanta gente dentro... ¡incluso pudimos pillar primera fila! (eso sí, en el lateral izquierdo, justo delante de los altavoces).

    A las 8 de la tarde, puntualidad al poder, abrieron el concierto el grupo
    Nipples!, completamente desconocidos para mí. No pegaban mucho con el del resto de grupos de la noche, era más metalero... muy intenso. Sí, al principio me gustaron, pero como ese estilo la verdad es que no me va mucho, el resto de canciones me resultaron muy parecidas. Y teniendo en cuenta la posición en la que estábamos, nuestros oídos sufrieron bastante. Que no quiero decir que fuesen malos, ni mucho menos, solamente que no era lo que me esperaba. Destacar que se atrevieron con el Killing in the Name que todos conocíamos.

    Un poco antes de las 9 les tocó el turno a Supersubmarina, a los que veía por segunda vez, después de aquélla en Burjassot. Y la verdad es que se nota el cambio que han dado en estos dos años, tanto en el sentido musical y como en el del público que les acompaña. Tocaron canciones de Electroviral y Realimentación, y todos los asistentes cantábamos con ellos.
    Era el último concierto de la gira, nos lo recordaron. Les esperaremos a su vuelta.

    Entonces una pareja que estaba a nuestra derecha se marcharon (¿¡pero si queda lo mejor!?) y me faltó tiempo para ocupar sus sitios. Nuestra nueva situación estaba mucho más centrada en el escenario y abandonamos los altavoces que nos estaban dejando sordas.

    Cuando ya no me fijaba en la hora que era (la euforia y los nervios es lo que tienen), salieron al escenario Second. ¿Desde hace cuántos años los conozco? Desde 2004. ¿Cuántas veces los he visto en concierto? Si no contamos el acústico aquel de la Fnac en abril, ninguna. Ya tocaba. Y qué mejor oportunidad que verles en su tierra, en Murcia. Grandes, muy grandes, en serio, dándolo todo, superenérgicos. El concierto (corto corto) se basó en sus últimos dos discos, haciendo una excepción con Invisible. Piel de gallina, recuerdos de adolescencia. Lástima que haya desaparecido la fecha que tenían en Valencia.

    Y entonces, vino lo gordo. Lo mejor de lo mejor. Mi grupo favorito desde que los conocí con 15 años. Kaiser Chiefs. Aparecieron y ya fui feliz. Abrieron el concierto con Everyday I Love You Less and Less, empezaron fuertes. Pero es quedarse corta decir que "empezaron fuertes", porque el resto del concierto fue igual. Temazo tras temazo, no se dejaron un sólo hit en el bolsillo. Lo dieron todo. Con la de conciertos en los que he estado, y he de admitir que jamás había visto algo tan enérgico. Ricky corriendo de un lado al otro del escenario, saltando, bajando al público y lanzándose a él (maldito lado derecho, ¡ya se podía haber acercado más a dónde estábamos!), cantando toda Kinda Girl You Are pegado a la cámara (vimos la canción entera a través de las pantallas), subiéndose por los laterales del escenario en Take My Temperature... todo un show. Esto es lo que quiero yo cuando voy a un concierto. Y ellos me lo dieron.
    Maravillosa Man On Mars cantada por Nick y emoción con Love's Not a Competition (But I'm Winning), de lo más bonito que he escuchado en mucho tiempo. Y enloquecimiento general durante la mayor parte del concierto.
    17 canciones, alrededor de hora veinte minutos. Y se fueron. Ya espero con ansias la siguiente vez que les pueda ver, porque estoy segura que esta no va a ser la única.
    No pude conseguir la baqueta, al menos he vuelto a casa con un setlist.

    ¡Y no llovió!

    (La mitad de los videos están grabados con la cámara, cuyo sonido es pésimo; y la otra mitad con el movil, con una calidad de imagen un tanto dudosa).

















  • Nudozurdo, Wah Wah Valencia, 1-4-'11

    2 Apr 2011, 16:48 by Arantxa90

    Vie 1 Abr – Nudozurdo, modelo de respuesta polar

    Eran pasadas las 10 cuando entramos a la Wah Wah, y había poquita gente. Media hora más tarde, con un poco de público los teloneros, Modelo de respuesta polar, ganadores del concurso de Maquetas Vinilo Valencia, salieron al escenario. Salvo que esté olvidando a alguien, he de decir que son los teloneros que más me han sorprendido. Gratamente, está claro. Había oído hablar de ellos, pero nunca había escuchado sus canciones, todo un error por mi parte. Melodías preciosas para unos temas que me tengo que escuchar en casa tranquilamente. Y el final del concierto fue emocionante, a dos guitarras y voz solamente… carne de gallina, en serio.
    Ante todo, quiero destacar la mala educación del público presente en el momento, casi todo el mundo hablaba y los murmullos hacían casi imposible disfrutar de la música. A hablar, a la calle, creo que el grupo que está en el escenario se merece un respeto.

    Sobre las 11:30 por fin comenzó el concierto de Nudozurdo. Primera fila, situación central, inmejorable. Comenzaron con El diablo fue bueno conmigo, última canción del último disco, preciosa pero sin voces femeninas (era de imaginar que no se va a llevar a las hermanas a toda la gira) para seguir con Prometo hacerte daño y Golden Gotelé. A continuación sonó Ha Sido Divertido, con la que parece que el público se animó un poco y cantó algo (hasta el momento, creo que la única persona de toda la sala que se sabía las canciones era yo). Siguieron mensajes muertos, Mil espejos (preciosa, maravillosa, perfecta) y prueba/error, primer y hasta el momento único single del último disco, alargando su final con distorsiones y guitarreos hasta empalmarla con utilízame. Y después del subidón, Dosis modernas, preciosa. Para finalizar, Dentro De Él y, cómo no, El hijo de Dios, de más de 10 minutos de duración, con la que el público volvió a revivir (¿qué pasa, que sólo vienen a verles por esta canción?). Y se marcharon. Pero aguantamos y, obviamente, volvieron a salir para tocar Láser love y Negativo. Y ahí sí que se acabó todo. Los asistentes nos mantuvimos en nuestros sitios, gritando y silbando, para que volvieran a salir, pero no hubo suerte.

    No nos dedicaron ni un “buenas noches” ni un “muchas gracias” ni nada, pero al final de la actuación se les veía visiblemente satisfechos. Buen trabajo, chicos.

    Cosas que eché en falta: un público más entregado (los empujones y estupideces de los que tenía a mi lado no cuentan) y No me toquéis. El resto, perfecto.

    Los videos no son de muy buena calidad, están grabados con el móvil.





  • The Drums e Interpol. Finde en Madrid. 12 y 13 Noviembre 2010.

    14 Nov 2010, 22:04 by Arantxa90

    Vie 12 Nov – The Drums, Patrick Cleandenim, Two Wounded Birds

    En pie a las 4 de la madrugada, tras muy pocas horas durmiendo. Aeropuerto, vuelo y Barajas a las 8. Poco a poco vamos llegando todos los interesados a la capital.

    A las 8 de la tarde marchamos hacia la Heineken, desconociendo a los teloneros (nos compramos la entrada pronto y no ponía quién iba a actuar). Entramos a la sala a falta de dos canciones para que terminaran Two Wounded Birds así que no puedo decir mucho de ellos. La última canción estuvo bien. Nos plantamos en tercera fila ya que todavía no estaba la gente muy agolpada y allí nos quedamos toda la noche.
    Tras un breve descanso, salió Patrick Cleandenim. Desde ya me declaro fan de él. Solo, con la música pregrabada, vestido completamente de negro, con la cara y lentillas blancas. Sonido ochentero total. Desde la primera canción ya me encantó y el concierto fue supercorto. Vale, era un telonero, pero un par de canciones más no me hubieran disgustado. Lo recomiendo encarecidamente.
    Con una puntualidad asombrosa en todos los conciertos, a las 10 en punto de la noche aparecieron The Drums. No es un grupo que me encantara, pero ya que estaba en Madrid pues fui a verles. Y no me arrepiento. ¡Menudo espetáculo dieron! Desde la primera canción hasta la última, fueron divertidísimos: no dejaron de moverse ni de bailar, interactuando con el público constantemente (en la primera fila se llevaron un par de apretones de manos del cantante), haciendo que cantáramos... Pero hay que tener en cuenta que son un grupo con un disco sólo y el concierto duró exactamente una hora, bis incluido. Y luego nos desalojaron.
    Esperamos un rato a ver si les veíamos salir, el batería se nos acercó (sinceramente, parecía ansioso porque le dijeramos algo) y también nos cruzamos con el guitarrista. Y estuvimos viendo como Patrick cargaba sus cosas y luego se iba.

    De allí nos fuimos a una sala (cuyo nombre nunca me acuerdo) porque teníamos invitaciones para Vampire Weekend DJ Set (ya que no fuimos a su concierto, pues les veíamos por allí). Pero llegamos a la 1 de la mañana y a las 2 el guitarrista se asomó por la cabina pero no parecía muy dispuesto a pinchar. Y como estábamos cansadísimos, nos fuimos.

    Nos acostamos a las 4 de la mañana (¡24 horas en pie!) y nos levantamos 4 horas después.



    Sab 13 Nov – Interpol, Surfer Blood

    A las 12 del mediodía llegamos al Palacio Vistalegre, habían un par de personas delante nuestro, pero pocas. A las 5 y algo de la tarde empezaron a montar las vallas y a darnos órdenes (¡poneos en filas de a dos!) y así nos tuvieron hasta las 7 y media de la tarde, cuando nos dejaron pasar. Control de bolsos, cortar la entrada, marcarnos la mano y corriendo hacia la primera fila. ¡Objetivo conseguido! Justo delante de Daniel, pero los empujones hicieron que termináramos más centrados, entre Daniel y Paul. El sitio que queríamos, para qué nos vamos a engañar.

    Con media hora de retraso por fin comenzó el concierto de Surfer Blood. Los había escuchado en casa y no me gustaban mucho, sólo una canción y, al contrario que en otras actuaciones, no me convencieron en directo. Son un grupo completamente pasable. Además, el sonido era pésimo. Había leído muchas críticas respecto del recinto pero en realidad no sabía qué esperar. Y era verdad: el sonido rebotaba y hacía eco. Horrible. Menos mal que en Interpol no se oía así.
    El grupo no hizo una gran actuación, duró poco (lo cual agradezco encarecidamente) y por fin se marcharon. Decir que durante su concierto, Sam se situó en el lateral del escenario y empezó a grabar y hacer fotos del público. En ese momento sí que saltamos, queda muy mal decirlo pero es verdad.

    Y por fin, cuando se apagaron las luces, empezamos a gritar y entonces salieron ellos y gritamos más y... uff, increíble. Empezaron con Success y nos pusimos a saltar y a cantar y no paramos en la hora y media que duró el concierto. Durante Summer Well se produjo la primera intervención de seguridad, que estuvieron muy atareados durante la noche con incidentes diversos.
    Tras unas palabras de Paul en castellano (además de los típicos "gracias", contó que había vivido 4 años en Madrid, cosa que todos sabíamos pero que esperaba que recordara) empezó a sonar Rest My Chemistry. Y me emocioné mucho, porque es una de mis canciones favoritas y siempre tengo la mala suerte que ninguna de las canciones que más me gustan las tocan en los conciertos. Pero ellos no me defraudaron. Y después de un Slow Hands en el que todo el público enloqueció, tocaron Untitled. Puse la cámara a grabar, cerré los ojos y me dejé llevar por esa canción, la que considero la banda sonora de mi vida. Sólo por esos dos temas ya merecieron la pena los 39€ de la entrada. Un Leif Erikson hubiera sido el broche perfecto para la noche, pero no pudo ser.
    El concierto continuó y, tras Not Even Jail, se marcharon. Entonces, como no habían tocado Evil, nos pusimos a cantarla "a grito pelao". Al rato salieron para el bis y nos soprendieron con The Lighthouse, que ni de lejos es de mis favoritas pero fue muy bonito escucharla en directo mientras poco a poco se iban incorporando los componentes al escenario (Paul por casi no llega a tiempo y luego se reía...). Después, por fin, Evil, cuando yo ya no estaba en primera fila porque una chica se desmayó y estuvo atendida en todo momento por los de seguridad (la sacaron en cuanto terminó el concierto). Y, para terminar, The Heinrich Maneuver. Se despidieron y Sam nos sacó una foto desde el escenario. Y se acabó. 18 canciones, incluídas las tres del bis. Hora y media. Fue demasiado corto. Hubiera aguantado un par de horas más, ya que en cuanto empezaron a cantar se me pasaron todos los males. Que hubieran tocado su discografía entera, no me hubiera negado.

    Fue perfecto, impresionante, en la zona donde estuve yo toda la gente estuvo entregadísima y no hubo malos rollos ni empujones. Salimos todos con una cara de alegría que no se puede explicar. Hay que verles otra vez.

    Domingo a medio día, vuelta a casa en tren. Y obsesión para toda la semana.


    Mención especial para la genial compañía: las habituales, las que hacía mucho tiempo que no veía y a los que por fin conocí.








    Encore:
    The Lighthouse
    Evil
    The Heinrich Maneuver
  • Mendetz y The Leadings. Dos conciertos, una noche. 16-10-'10

    17 Oct 2010, 13:52 by Arantxa90

    Sab 16 Oct – Mendetz, Pendeltons

    La noche empezó marchando hacia la Wah Wah a las 22:30. Se suponía que a esa hora comenzaba el concierto pero, como suele ser costumbre, se retrasó.

    A las 11 salieron al escenario los Pendeltons, que no conocía. Comenzaron muy instrumentales y me gustaron un montón, luego la cosa fue decayendo un poco, pero aún así fue un concierto muy divertido. El cantante, gafas de Kanye West incluídas, salió al escenario y empezó a animar mucho mucho, es muy carismático y eso es de agradecer. Además, tocaron una cover del Danger! High Voltage y otra del Bailando que "lo petaron".
    Unos 50 minutos (y muchos movimientos pélvicos) más tarde, terminaron y se marcharon, entre aplausos del público, que a esas horas era abundante.

    Sobre la medianoche por fin hicieron acto de presencia Mendetz. El concierto fue muy cortito, con 11 canciones (incluyendo la intro y el bis), que hizo que sólo durara una hora justa. Pero qué hora, para ser sinceros. Una hora entera sin dejar de bailar, porque es imposible estarse quieto con ellos. Tenía el setlist justo delante e iba fijándome en las canciones que tocaban y ¡ay! cuando llegó Souvenir, ¡mi favorita! Fue genial, muy grande.
    Se dejaron para el bis Flashback y el esperadísimo Freed From Desire, con el que toda la sala se puso a bailar (más si cabe).
    Pero terminaron y tuvimos que marcharnos enseguida, comenzaba la segunda ronda de la noche.






    Decir que a Valencia nunca viene ni el tato, pero cuando vienen, lo hacen todos a la vez.

    Llegamos a La 3 a la una y media pasadas, entramos (vivan los flyers con entrada gratuita) y dentro no había ni el tato. Pero poco a poco se fue llenando y la espera se hizo animada con la música que sonaba.
    A las 3 de la noche The Leadings salieron al escenario. Nos avisaron un rato antes de que se iba a grabar un video en las dos primeras canciones y que nos echaramos hacia atrás para dejar sitio a las cámaras. Qué decir, que cuando enfocaron al público yo estaba saltando y cantando revolution, lo que se traduce en un primer plano nuestro que me da miedo. ¿Saldremos en un videoclip?
    El concierto también fue de alrededor de una hora, pero muy muy divertido. Son grandes estos chicos. Como la vez anterior que les vi en el SOS 4.8, tocaron esa cover remix de In Your Eyes y Relax que es genial y se acordaron de Chimo Bayo (¡bombas, bombas!, ¡ju-já!).
    Después del concierto demostraron ser unos chicos la mar de simpáticos, prueba de ello es el disco firmado y baqueta (entregada en mano) de grauereta.

    Y al rato nos marchamos de allí, ¡gran gran noche, la del 16 de octubre!





  • FIVECC '10. El retorno a Alicante. 10-7-'10

    12 Jul 2010, 18:00 by Arantxa90

    Sab 10 Jul – Festival Internacional de Viodeoclips de Camon

    Tras un gran madrugón, un paseo por Alicante y una siesta, a las 6 de la tarde llegamos al recinto donde se celebraban los conciertos. Cuál fue nuestra sorpresa al ver que no había ni el tato allí. La verdad es que con la poca publicidad que había recibido el evento, no me extraña. En ese momento The Horrors estaban haciendo su prueba de sonido y nos colamos por allí para verles. Cuando terminaron, nos quedamos un rato para ver si salían y les veíamos, pero no hubo suerte y nos marchamos a comer algo y a hacer tiempo. A la vuelta seguía sin haber gente por allí y escuchamos desde el paseo de al lado del recinto las pruebas de sonido de Dorian y Dinero, hasta que después de mucho marearnos, la policía portuaria nos tiró de allí cinco minutos antes de las 9 de la noche, hora en que se suponía que abrían las puertas. Antes de irnos, Alicante Activa nos hizo una entrevista (qué fotos, por dios...) y nos dimos cuenta de porqué no había nadie en el recinto: porque se suponía que se empezaba a hacer cola desde el principio de la carretera que llegaba al recinto, pero como nosotras habíamos llegado tan pronto y la organización fue tan pésima, no lo sabíamos. Total, nos sacaron y nos plantamos las primeras en la cola (no pensaba irme al final cuando llevaba ahí tres horas...). Pues bien, la organización, un desastre, porque a la supuesta hora de apertura de puertas había dos grupos que ni siquiera habían hecho la prueba de sonido, y nos tuvieron esperando hasta las 22:10 de la noche, hora a la que por fin pasamos.

    Con una calma total, entramos ordenadamente al recinto y los organizadores nos regalaron a la entrada una bolsa de tela de estas que llevan los modernillos ahora. Un detalle, oye, ¡encima que es gratis nos regalan algo!. Y andando llegamos a la primera fila, estratégicamente situadas en el lado izquierdo, el mejor sitio que podía pillar.

    La noche empezó con la emisión de dos videos que habían realizado los participantes de un curso de imagen para Coque Malla, muy bonitos los dos. A continuación comenzó el concurso de videoclips, emitiendo primero Fish Tank de The Last 3 Lines y actuando éstos justo después. Posiblemente éramos de las pocas personas que les conocían, les gustaban y se sabían las canciones. Les pedimos que tocaran Myrriana, pero no hubo suerte. Yo tenía muchas ganas de verles y me lo pasé genial, aunque cantaron muy pocas canciones porque disponían de media hora para tocar. La verdad es que se nota que se divierten tocando y les gusta y saben trasmitirlo al público. Lástima que la gente tampoco estuviera muy animada que digamos.

    Tras un breve rato de espera, les tocó el turno a L.A., previa emisión de su video Hands, el otro finalista del concurso. También fue un concierto corto, y en este caso dí las gracias porque ya les había visto hace dos meses en el SOS 4.8 de Murcia y no me gustan tanto como para querer verles otra vez. Sí, en su día dije que fueron una grata sorpresa, pero la verdad es que todavía no me han llegado a convencer del todo. Y también hicieron la cover de Wicked Game que tanto me gusta, ¡eso sí!

    El tercer grupo en tocar fueron Dinero. No tengo nada más que buenas palabras para ellos. ¡Se salieron por todos lados! Unos cracks, totalmente. El caso es que al verles en el cartel empecé a escucharles (el disco está en Spotify) y bueno, sonaban bien, me gustaban y llegué a aprenderme un par de canciones, pero me dicen hace un par de semanas el directo que iba a ver y no me lo creo. Guitarreros a más no poder, al grito de “¡viva el metal!” lo dieron todo y más, me animaron lo que no habían conseguido los otros. Me sorprendió mucho que la gente del público se supiera todas las canciones, ya que eran unos completos desconocidos para mí hasta hace muy poco. Fueron la gran sorpresa de la noche y nos lo pasamos genial con ellos, ganitas que tengo de verles otra vez.

    Y como esto era una entrega de premios, antes de los dos conciertos se hicieron entrega de los mismos. Primero premiaron a alguien a quien desconocía y luego se supo que L.A. fueron los ganadores del concurso (vaya, yo quería que ganaran The Last 3 Lines, jo, o los “The 3 Lines” como les llamaba el presentador… ignorante). Entonces anunciaron los dos platos gordos de la noche y alteraron el orden de los conciertos, ya que The Horrors estaban previstos los últimos y tocaron antes.

    Pues bien, salieron al escenario y yo ya fui feliz. Empezaron el concierto con Mirror’s Image y siguieron con el resto de canciones de su segundo disco, totalmente brillantes. Estaban un poco más “animados” (por no decir bestias) que en Murcia, donde hicieron un concierto muy light, pero la cosa no acabó ahí. Lo bueno fue que después de dos canciones totalmente brutales que yo no conocía (no sé si son b-sides o covers, pero lo tengo que averiguar ya), empezaron a tocar Count In Fives. Y yo ahí ya enloquecí. ¿Visteis a una chica que iba ciega y no hacía más que chillar y saltar que nos quedamos todos locos viéndola y nos jartamos de ella? Pues bien, yo era la que estaba a su lado y en ese momento hasta le hice la competencia. Y me puse a cantar (bueeeno, si a eso se le puede llamar cantar) y a saltar y disfruté como una niña, porque ellos la liaron parda en el escenario, pegando gritos y dando un espectáculo como los de antes, y eso es lo que más me gusta a mí. Después tocaron Sheena Is A Parasite y luego Gloves, y ahí terminó el concierto. Y yo me lo pasé pipa de girasol, fui muy feliz, acabé más enamorada de ellos de lo que lo estaba ya y quiero volver a verles por tercera vez.
    Y a destacar el estado en el que salió Rhys al escenario, que estaba relativamente bien hasta que tomó posesión de los teclados, desapareció un momento y a la que volvió estaba pálido y sudoroso, y a cada momento se le veía peor cara, que terminó “tocando” con los ojos cerrados y Tom le miraba de reojo con cara de “pero, ¿qué haces?”; y luego pretendía tocar con un estilo “nadador de crol”, y desaparecía y volvía a aparecer cada dos por tres… yo no sé qué se había tomado este chico pero dio un gran espectáculo él solito.

    Y para terminar la noche salieron Dorian y nos lo pasamos muy bien. La mayor parte de la gente iba a verles a ellos (por eso posiblemente cambiaran el turno de actuaciones…) y la gente la verdad es que respondió muy bien. Saben como meterse el público en el bolsillo (“cada vez que venimos a Alicante lo hacéis mejor, ¡es el mejor concierto del verano!” y tal y tal que oye, una lo agradece). Tocaron unas cuantas canciones del tercer disco y no se dejaron Te echamos de menos ni A cualquier otra parte. Terminaron con La tormenta de arena, y ahí acabó todo, a las 4 en punto de la madrugada. La verdad es que fue un concierto muy similar al del SOS 4.8 (¡vi a la mitad de los grupos allí!) pero no por eso malo, todo lo contrario, porque hicieron todo lo que esperaba de ellos y fueron sobresalientes.

    La verdad es que es la segunda vez que vamos de concierto a Alicante y nunca defrauda, ¿para cuando la tercera?








    Y os recomiendo los videos de grauereta, la calidad sonora de los mios es cada día peor.
  • Lori Meyers, sala Mirror, Valencia, 20-5-'10. Jack Daniel's Session.

    22 May 2010, 17:38 by Arantxa90

    Jue 20 May – Jack Daniel's Session

    Gracias a que participé en un concurso de la Mondo Sonoro vía Facebook, me tocaron dos entradas para el concierto de Lori Meyers.
    Como mis amigas también iban, me planté allí a las 7 de la tarde, como habíamos quedado.
    Tenía mis dudas sobre si al final entraría al concierto, ya que estaba en la lista de invitados y claro, ¿y si se les ha olvidado apuntarme y me quedo en la puerta? Bien, cuando fui a entrar me dijeron que no estaba en la lista, entonces salió mi vena chunga (no conseguí nada con ello) y resulta que habían dos listas. Yo estaba en la segunda.

    Pasamos y los de la organización nos dieron la entrada con una consumición, y una lista de cócteles (todos ellos con Jack Daniel's, cómo no) para pedir. Pues ya que estamos, vamos a pedirnos uno, oye.

    A las 9 y media salieron al escenario los teloneros, Toulouse, ganadores del concurso Jack Daniel's Backstage. La sala estaba casi vacía y el sonido no era muy bueno, pero aún así me gustaron mucho. Al finalizar el concierto tiraron camisetas y yo conseguí una púa. ¡Bien!

    No recuerdo qué hora era cuando aparecieron Lori Meyers. Comenzaron el concierto y a la segunda ya estaban tocando Tokio Ya No Nos Quiere. Fueron interpretando temas de sus cuatro discos, canciones que no me sabía ya que tampoco soy gran fan, hasta llegar a la última, luces de neon, en la que el público, que ya estaba entragadísimo, lo dio todo más si cabe. Yo, que llevaba un cansancio supremo en el cuerpo y apenas me moví durante el concierto, hasta salté con este tema (también es verdad que si no me sé las canciones no lo vivo igual, qué le vamos a hacer...). Entonces se marcharon, y el público en masa reclamamos más. Salieron y tocaron Alta Fidelidad (temazo!) y Enhorabuena Eres El Que Tiene Más (cantada por Alejandro) que fue divertidísima y muy adecuada para terminar el concierto.
    En general, me dieron una impresión distinta de la que me daban en disco: son super enérgicos y divertidos, me sorprendieron como pocos grupos han hecho.

    Cuando terminó, pinchaba el Dj Jeff Automatic, que las clavó todas todas. Desde Kids hasta Love Will Tear Us Apart, pasando por Inbetween Days y Cualquier otra parte. Impresionante, cada vez que venga este hombre a Valencia voy a ir a verle.

    Mientras tanto, esperamos a que los Lori salieran, para hacernos unas fotos con ellos. No tardaron mucho, excepto Noni, el cantante, que se hizo de rogar. Y a la 1:30, el Dj cambió el repertorio y empezó a pinchar temas carne de Máxima Fm: empezaba la sesión de discoteca. Entonces nos marchamos.

    ¡Qué bien me lo pasé y qué bien sienta ir a un concierto tan genial de gratis! :D


    Esta vez no hay ni fotos ni videos, no me llevé la cámara, de lo que me arrepentí toda la noche...
  • SOS 4.8 Murcia. 30 de Abril y 1 de Mayo 2010

    4 May 2010, 20:48 by Arantxa90

    Vie 30 Abr – Estrella Levante SOS 4.8 Murcia 2010

    130 días (no pregunteis porqué lo sé) esperando a que por fin llegara el gran día, y por fin se hizo viernes 30 de abril.

    Me levante de madrugada, el tren que nos llevaba a Murcia era el primero de la mañana y no podíamos perderlo. Después de tres horas y media de viaje, llegamos a nuestro destino.

    El festival comenzó para nosotras a eso de las 3 de la tarde. Cambiamos las entradas por la pulsera (oh, ¡es rosa!) y entramos al recinto. Ninguna pega para entrar comida, y solamente debíamos abrir las botellas y tirar el tapón para entrar con bebida (no alcoholica, claro). Lo del tapón, obvio que nadie se cree que lo tiramos, bien escondido y sobra. Aunque ni eso, porque el registro de bolsos fue bastante pobre, pero no le voy a poner pegas.
    Con el recinto delante nuestro, empezamos a cotillear: puestecillos de merchandising, SOSclub, escenarios principales... y a conseguir nuestros "Pedazo temazo", nadie se quedó sin uno.

    A las 6 de la tarde abrieron las vallas de acceso a los escenarios. La organización nos dejaba pasar sólo de uno en uno, y estaba prohibido correr. Mejor prevenir que curar, no fuera que alguien se cayera. Cumplimos lo que nos dijeron y no hubo ningún problema (a determinada distancia del escenario, unas cuantas personas corrieron, tampoco adelantarían mucho). Y objetivo conseguido, primera fila en el Estrella Levante.

    El primer concierto de la jornada fue el de The Sunday Drivers, que no puedo decir que me gustaran. Lo hicieron muy bien, pero el hecho de no ser un grupo que me encante, que no sigo, que tan sólo conocía el televisivo Do It, y las ganas que tenía de ver a The Horrors, hicieron que estuviera desesperada por que se marcharan.

    Y cuando se fueron, les tocó el turno a The Horrors, el grupo que más ilusión me hacía ver de todo el festival. Abrieron con Mirror's Image y continuaron el concierto con el resto de temas de su segundo disco, además del single Whole New Way. Y ya está. Eché mucho en falta alguna canción del primer disco, un Count In Fives (mi favorita) o un Draw Japan. También me hubiera gustado que hubieran interactuado más, o gritado, o saltado, vamos, que la hubieran liado parda como solían hacerlo. Pero aún así, me encantaron, lo di todo y más, y en ese momento comenzó mi afonía, que todavía se prolonga hasta el día de hoy.

    A continuación, perdimos nuestra primera fila, huyendo de Los Planetas, en dirección del escenario Jagermeister. Llegamos a mitad del concierto de The Leadings, grupo de Murcia con el que nos lo pasamos genial y bailamos un montón. Tocaron canciones que conocía y otras tantas que no, llegando a un punto álgido con We're out of control. Se despidieron con una cover de Chimo Bayo y con un remix de In Your Eyes y Relax para quitarse el sombrero. Ah, y era el primer aniversario de la salida de su disco, ¡enhorabuena! Tiraron un montón de globos al público, y nos entretuvimos con ellos mientras bailábamos.

    Entre la gente que iba y venía, conseguimos primera fila para Crystal Castles, un poco situadas hacia la izquierda. Se retrasaron un poco en comenzar la actuación por problemas de sonido, pero cuando por fin los solucionaron, salieron al escenario Ethan y el batería de los directos, y básicamente comenzaron a hacer ruido. Hasta que salió Alice, entre nuestros gritos, armada con un foco de luz y dispuesta a liarla. Ya en la primera canción se lanzó al público (al lado derecho, menos mal), mientras los de sonido intentaban estirar del cable del micrófono para que le llegara y los de seguridad intentaban sacarla. Y así otras dos veces más. El público estaba enloquecido, tanto que "partió" (no sé exactamente qué es lo que llegó a pasar) la valla en la zona central, y mientras la mitad de seguridades la empujaban para contener al público, la otra mitad buscaba la forma de arreglarlo, colocando más vallas y bloques de hormigón en el suelo para solucionarlo.
    Y el concierto transcurrió con Alice cantando, pegando botes, subiendose a la batería, tirándose al suelo (llegó a perder el micrófono una de las veces) y bajando hacia el público. Durante su segunda estancia entre la muchedumbre, los que estaban situados en el centro se cayeron al suelo y arrastraron a más gente de filas traseras. Un espectáculo.
    Y el concierto terminó, de repente, con la desaparición de los miembros del grupo. Yo no sé qué sucedió, pero estaba Alice entre el público (ya por tercera vez) y, sin darnos cuenta, desapareció (o la perdimos de vista desde donde estábamos). Y a la que miramos de frente hacia el escenario, los otros dos componentes ya no estaban allí. Increíble. Nunca he visto un concierto tan brutal como ese.

    Y de allí salimos corriendo hacia el escenario principal, dónde ya había comenzado Franz Ferdinand. Llegamos en la tercera canción, The Dark of the Matinée, y poco a poco conseguimos avanzar entre la gente hasta llegar justo delante de la zona de los técnicos de sonido (¡sí, vi a Parker!). Y así aumentó mi afonía: como no veía el escenario ni las pantallas (demasiadas manos en el aire) y teniamos bastante espacio para bailar, me dediqué a darlo todo. Es decir, canté todas las canciones a voz en grito (la gente me miraba como si estuviera loca, yo también lo hubiera hecho) y salté como si me fuera la vida en ello. No estar en primera fila no me iba a amargar el concierto. Cuando cantaron Van Tango, me di cuenta de que nadie de mi alrededor la conocía (lo que supuso más miradas hacia mí) y me sentí muy bien, llamádme rara. Y grité mi tercer Take Me Out a solas junto con el resto del público, marca de la casa y tradición de absolutamente todos los conciertos.
    Se puede decir que fue muy parecido al de Badalona de hace 5 meses, o es que soy tan fan que me sé sus conciertos de memoria, pero sabía exactamente lo que iba a pasar y cuándo iba a suceder. El momento batería, increíble, me pasé de puntillas esos 4 minutos íntegros para poder verlo por las pantallas, y el final con Lucid Dreams, que duró 11 minutos (sí, los conté), fue genial, me hizo recordar buenos momentos de mi anterior concierto de ellos.

    Después de que terminaran, nos fuimos a cenar, escuchando a Uffie de fondo, y marchamos a Hot Chip cuando terminamos. Lo hicieron francamente bien, me lo pasé genial, pero ya no tenía fuerzas para más. Y cantaron la cover She Wolf (esperaba que lo hicieran). Cuando terminaron, marchamos hacia el hotel, al día siguiente habría más.

    Y ya llevábamos 25 horas en pie.


    El día siguiente amaneció soleado, pero a eso de las 3 de la tarde cayó el diluvio universal. Temí que se cancelara el festival o al menos perderme a alguno de los grupos. Más tarde sabría lo que pasaría.

    Salimos del hotel cerca de las 6, cayendo las últimas gotas de lluvia, que si no, no llegábamos. Y cuando llegamos, resulta que no habían abierto todavía las vallas, que se iban a retrasar un poco. Y justo cuando estábamos haciendo una pancarta para los Varry Brava (desde que les vimos en Alicante junto a White Rose Movement, les segumos) nos avisan de que su concierto ha sido cancelado. Caras de indignación, de rabia, joder, me hacía ilusión verles y me alegraba mucho por ellos por haber ganado el concurso que les llevó a tocar allí. Más tarde los de seguridad nos comentaron que debido a la tormenta, uno de los miembros del grupo no llegaba a tiempo para tocar allí. No sé exactamente si eso es lo que pasó o qué, pero me dio mucha pena.

    Cuando por fin abrieron las vallas, nos dirigimos (andando también, como el día anterior, allí no corría ni el tato) hacia el escenario Jagermeister. Primera fila otra vez.

    El primer concierto fue el de Lidia Damunt, la chica orquesta. Salió al escenario con una guitarra, una armónica y una pandereta atada al tobillo. Si hubiera tocado la primera canción y me hubiera dicho "y así sucesivamente", me hubiera imaginado el resto del concierto. Pero no, tocó durante ¿tres horas? no sé, se me hizo eterno. Tenía unos cuantos seguidores entre el público, desconozco si serían de su entorno o qué. No le voy a quitar mérito a la chica, tocar tres instrumentos a la vez, mientras se canta (bueno, se entiende que mientras cantaba no tocaba la armónica y viceversa) es difícil y lo hacía muy bien, pero a mí no me gustó nada. Y se vio perjudicada por el sonido del escenario principal, Nada Surf, que eran los que tocaban a esa hora, se escuchaban más que a ella.

    Y por fin salieron We Are Standard, a quienes hacía mucho tiempo que quería ver pero nunca había podido (básicamente mi segunda jornada se basaba en eso). Deu, el cantante, apareció con su permanente cubata, ya contento, y se pasó el concierto hablando con la gente, bailand, y siendo majo en general. Muy espontáneo este chico, me cayó muy bien. Nos soltó una lluvia de papelitos rojos. blancos y verdes, muy de su tierra. Y se despidieron con On the Floor, canción con la que los conocí y sigo desde entonces.

    Los siguientes en actuar fueron L.A., a quienes no conocía (mentira, escuché su disco una vez, y ya) y tampoco pude disfrutar mucho porque comenzaba a sentirme apretada y no conocía ninguna de las canciones. Pero fueron la sorpresa del festival. Hasta se marcaron una cover de Wicked Game, que sí que canté, y que me gustó un montón.

    Y por fin actuaron Dorian, otra de mis espinitas, que ya quería ver desde hace mucho. Antes del concierto un chaval que teníamos cerca nos dijo que sus directos eran bastante flojos. Yo esperaba que no me gustasen y todo. Menos mal que se equivocaba. Nunca me hubiera podido imaginar lo bien que lo iban a hacer, cantaron muchas canciones de su tercer disco y un par del segundo (Te echamos de menos y A cualquier otra parte no podían faltar). Y mi afonía se acentuó, hasta casi no poder cantar al final del concierto. Tengo muchas ganas de volver a verles, son geniales, me gustaron todavía más si cabe.
    Y en una de las últimas canciones del concierto, nos dieron a las primeras filas unos palitos de luz, cosa que hizo el momento muy divertido.

    Y con un retraso de 10 minutos, salieron Love of Lesbian. 3 años llevo con las ganas de verles, si cuento las veces que podría haberles visto y no le hecho me salen como 5. Su concierto fue cortísimo, o al menos eso me pareció, sinceramente me esperaba más. Además, tuvieron varios problemas de sonido. Pero el rato que estuvieron en el escenario fue maravilloso, me encantan. Qué decir, que disfrutamos con Santi mucho muchísimo, que cuando se quitó la camiseta durante Me Amo chillamos mucho (se puede ver en el video) y que al lanzarla al público, estuve a punto de conseguirla, la cogió quien estaba a dos personas de distancia de mí.
    Como en todos sus conciertos, al final se cambiaron de ropa. Se enfundaron en sus trajes verdes de Amante Guisante y nos bailaron su coreografía al ritmo de Algunas Plantas. Consiguieron que nos agacharamos todos y nos choparon con agua con un montón de botellas que tenían por allí.

    Cuando salíamos de allí, escuchamos el final del concierto de Madness, precisamente sus temas más conocidos, Our House y It Must Be Love, y nos quedamos a cantarlas.

    Después de un break, volvimos al festival para darlo todo con Orbital. Pero estábamos tan cansados ya que aguantamos como media hora y nos fuimos a descansar a la puerta del Auditorio, para recuperar fuerzas para el fin de fiesta.

    Y con bastante retraso, como el resto de grupos que actuaban en el Estrella Levante ese día, comenzó Fatboy Slim. Era increíble ver como miles de personas bailaban y como él se lo pasaba en grande viéndonos. Y los efectos de luces, los láseres verdes, geniales. Disfrutamos muchísimo, pero no nos quedamos hasta que terminó, demasiado cansancio acumulado.

    Después de dormir dos horas, abandonamos el hotel y por la tarde pillamos el tren de vuelta. Dolor de piernas, de pies, de cuerpo en general, con moratones en los brazos, afónica a más no poder, con sueño acumulado y kilos perdidos, así llegué a casa. Pero como se dice, "sarna con gusto no pica", y de verdad que no pica.


    (Por cierto, los videos de las actuaciones en el escenario Jagermeister se oyen de pena)



















  • MTV Winter 2010. Dedicado a Francisco.

    14 Feb 2010, 17:23 by Arantxa90

    Sab 13 Feb – MTV Winter 2010

    Después de este día, creo que ya me puedo ir a vivir a Siberia...

    A las 9 y algo llegué a la Ciudad de las Artes y me puse a hacer cola con unas amigas que llevaban allí desde las 7. Ya había gente, fans madrugadores que se les hacía tarde y se habían pasado toda la noche a la intemperie. Llovía, y estábamos a 4ºC. Terminé acurrucadita, apoyada en la pared, sentada encima de un periódico y medio tapada con mi miniparaguas. Definitivamente, no iba preparada para el día que hacía. A las 12 dejó de llover (aunque volvería a hacerlo intermitentemente durante todo el día) y empecé a descongelarme un poquito. A la 1 y algo pusieron las vallas y nos posicionamos las primeras en un carril, puesto que luego perdimos. A las 4:30 abrían las puertas, y una hora antes ya estábamos todos de pie esperando. Y aquí viene la mención especial a Francisco, el hombre de seguridad de nuestra fila, un enrollao que nos miró los bolsos y mochilas a todos los que estábamos de los primeros en la fila para que pudieramos entrar antes. Puntuales, abrieron las puertas y salimos corriendo para pillar los mejores puestos. Tenía los pies tan congelados que me fue prácticamente imposible correr y me adelantó bastante gente, pero aun así conseguimos una maravillosa primera fila, un poco hacia el lado izquierdo. Al menos la organización se preocupó de que no nos rompieramos una pierna corriendo y cerró los dos primeros puentecillos para que no resbaláramos en el plástico mojado (aquello era una semipiscina) y no nos dejaban correr por ella.

    Entonces comenzó la larga espera de 3 horas y media de empujones y más empujones. El año pasado recuerdo que estuve hasta las 7 sentadita y con un montón de espacio, y este año rezaba porque no me rompieran una costilla contra la valla.

    A las 8, puntuales como todos los años, por fin salieron al escenario Fuzzy White Casters, a quienes esperábamos con pancarta y todo. Y qué os voy a decir... lo petaron. Empezamos a gritarles en cuanto salieron, y poco tardó el resto del público en gritarles también. 5 canciones fueron demasiado pocas. Los chavales que teníamos a nuestro alrededor no hacían más que preguntarnos sus nombres para aclamarles, y terminamos todos pegando botes, animadísimos, cosa que no volví a ver hasta un par de horas más tarde. Pero como MTV sólo les dejaba tocar 20 minutos, se marcharon en seguida.

    Salió entonces Johann con un cámara y empezó a entrevistar a gente de la primera fila. Enseñamos la pancarta a cámara y en seguida se nos acercó. Nos preguntó que desde cuando eramos fans de los FWC y que qué tal nos había parecido el concierto. Contesté "lo han petado!!", cómo no. Y ante la última pregunta de "¿Quién quereis que venga el año que viene?" contesté rauda y veloz con un "¡¡Interpol!!" con el que el presentador puso una cara un poco extraña.

    A las 8:30 aparecieron Lightspeed Champion, que tocaron media hora. No conocía ninguna de sus canciones, además de que hicieron dos covers, The Beatles y Ramones. El público no estaba muy animado, la verdad es que no es un grupo con el que saltar y gritar, pero aun así nos lo pasamos bien. Ah, y yo me preguntaba sobre si el guitarrista era Keith Murray, el cantante de los We Are Scientists, por que se le parecía un copón. Pues sí, era él, ese pelito canoso es inconfundible. Y no le saqué ninguna foto porque estaba demasiado lejos...

    A las 9 y algo empezó el concierto de Mystery Jets, que se me hizo corto cortísimo. Tocaron dos canciones nuevas y una mezcla de singles del primer y segundo disco. No me tocaron Hideaway, que es mi favorita, pero bueno, aquello no daba para más. En mi zona, poca gente se sabía sus canciones, pero aun así no me puedo quejar de la gente porque animaban un montón y no daban por culo (véase: el año pasado).

    Y por fin, después de un buen rato de espera, salieron los Arctic Monkeys. Todo el que me conoce sabe la tirria que le tengo a ese grupo, y aun así, he de reconocer que dieron un conciertaco. Salieron con sus pelanas, sus abrigos y Alex con gafas de sol ("Qué huevos tienes, hijo mio... ¡que es de noche!" le chillé yo) pero en seguida me puse a saltar y gritar (que no cantar, que no me sé ninguna de sus canciones) como la más fan. De hecho, el cámara que grababa al público no dejó de enfocarnos constantemente a mi amiga y a mí, haciéndonos unos primeros planos que espero que no se emitan. Intercalaban canciones lentas con sus singles, y el cantante se esforzó en hablar en castellano (que fue casi casi todo lo que dijo), cosa que se le agradece. Terminaron el concierto con una lluvia de papelitos blancos que me arreó un susto enorme (estaba yo tan tranquila haciendo una foto de las pantallas laterales cuando de repente oí una explosión y lo ví todo blanco) y rápidamente me puse a hacerle fotos al escenario y al público. Sorprendentemente, son las únicas que me han salido bien de toda la noche.
    En ese momento se marcharon y empezamos a gritar para que hicieran un bis, pero no gritábamos "¡otra!, ¡otra!", sino "¡Teddy Picker!, ¡Teddy Picker!" (que al final no cantaron). Salieron y tocaron dos canciones, despidiéndose con 505, la única canción que reconozco que me gusta y que obviamente, grabé.

    Y se marcharon. Y no saludaron ni nada. Y así acabó el MTV Winter de 2010.
    Ya sabeis, el año que viene tocan Interpol, no voy a dejar de dar por culo con eso.















  • Franz Ferdinand, Badalona, 5-12-'09

    7 Dec 2009, 22:06 by Arantxa90

    Sab 5 Dic – Franz Ferdinand, The Phenomenal Handclap Band

    Cada vez que voy a un concierto digo que es impresionante y que tal vez sea el mejor al que he ido nunca, pero este tiene muchas papeletas para ser el mejor concierto de mi (todavía) breve lista.

    Mi día comenzó levantándome a las 5 de la mañana para pillar el tren que me llevaba a Barcelona. Tras la llegada a Sants y mi viaje en metro (quiero esa calidad de metro para Valencia) llegué al Pabellón a las diez y media, y ya tenía a mis amigas haciendo cola allí desde las 9. Sorprendentemente, no fuimos las primeras: teníamos dos grupitos de chavales-fans delante de nosotros. Los de la organización al principio nos tocaron bastante las narices, porque nos hicieron cambiarnos de sitio varias veces (que si ahora a las escaleras, que si ahora otra vez a las columnas, que si ahora debajo de las otras escalerillas…) para poner las vallas, pero como tampoco éramos muchos los que esperábamos a esas horas, guardábamos nuestro turno como en la carnicería y no se nos colaba nadie.

    Pero a las 6 de la tarde empezó lo peor: se acercaron los de organización y, a pesar de saber que la apertura de puertas era a las 7, nos levantamos todos de repente y la gente empezó a empujar. A continuación comenzaron a llegar los listos de turno (siempre tiene que haber algunos en todos los sitios) y empezó a colarse gente detrás nuestro, sin respetar la cola, que ya tenía una extensión importante a esas horas. En cuanto abrieron las puertas la marea humana comenzó a moverse y yo pensé que me iba a chafar “tó cristo”, y ahí es dónde tengo que darle un aplauso a la organización (nunca he estado en un concierto así de grande por lo que no tengo ni idea de cómo será en los demás): nos dejaban pasar en grupitos de diez personas o así. Justo coincidió que cuando íbamos a pasar una amiga y yo, nos pegaron un empujón desde detrás y el de la organización nos cortó el paso, pero entonces yo empecé a quejarme (me estaban haciendo verdadero daño con los empujones) y nos dejaron pasar sólo a nosotras dos, con lo que pudimos adelantar a bastante gente. Cuando pasamos dentro, yo pensé que iba a tener que correr como una posesa, pero ahí también me equivoqué: no nos dejaban correr y si lo hacías lo de la organización te paraban. Así entramos de las primeras y sin ningún esfuerzo conseguimos nuestra primera fila en el lateral derecho.

    Después de una hora aguantando la musiquita con la que nos “deleitaron” en el pabellón, salieron los teloneros, The Phenomenal Handclap Band, que los había escuchado en mi casa y no me gustaban y en pleno directo cambié totalmente de opinión. Se salieron mucho, era un grupo de cinco chicos y dos chicas, vestidos rollo-hippie, con unos pelos largos todos, con una música muy sesentera y a veces demasiado instrumental, que me gustó bastante. Laura y Joan eran monísimas, nos encantaron, pero el que se llevó más gritos por parte nuestra fue Luke, el guitarrista, que le encantaba que le dijéramos cosas y se reía, y entonces le chillábamos aún más. Como recompensa nos lanzó un montón de púas, pero no llegamos a conseguir ninguna. Cuando cantaron 15 to 20 y You’ll Disappear el público en general se animó más, pero particularmente, la que más me gustó fue I Been Born Again, que terminé cantando aunque no tenía ni idea de cuál era.

    Tocaron alrededor de una hora y se marcharon. Franz Ferdinand tenían que salir a las 9:30 pero se retrasaron como unos diez minutos o así, diez minutos que todo el público se pasó chiflando. Pero de repente se apagaron las luces y comenzó a sonar esa música característica de sus conciertos que nos pone la piel de gallina de la emoción: ¡ya salen!. Su llegada al escenario fue recibida con gritos (sobre todo por parte nuestra, cómo no), con una gran bandera de Escocia enganchada a la valla y con varias pancartas. Comenzaron con No You Girls, y a partir de ahí fueron temazo tras temazo con sus tres discos. Mi cámara echaba humo de la cantidad de fotos que les saqué en menos de diez minutos (la mayoría movidas, por que ¡no paran quietos!) y no hacía falta que hiciera esfuerzos en saltar porque la gente me llevaba hacia arriba y hacia abajo. Todos nos miraron y sonrieron al leer las pancartas (cuando Nick leyó una dedicada a él y se rió, yo pegué un grito demasiado histérico) y vimos a Bob reírse un par de veces, lo que se traduce en algo épico. Pero más épico fue cuando una amiga tiró al escenario la bandera escocesa durante 40ft y Alex se la colgó al cuello a modo superman y se pasó toda la canción con ella. Luego Bob la cogió y la puso encima del altavoz, sujeta por un par de cervezas. Y cuando montaron la batería y tambores delante nuestro al final de Outsiders y hicieron ese solo tan impresionante de más de 3 minutos que nos hizo flipar y chillar hasta desgañitarnos. Y una amiga consiguió una baqueta de Nick.
    Salió Alex después del bis y comenzó a cantar Walk Away él sólo, y hasta bien entrada la canción no salieron los demás a acompañarle. Tras esta, tocaron Darts of Pleasure, que no la cantan casi nunca, por lo que fuimos afortunados, y después All My Friends, la cover de LCD Soundsystem que casi nadie conocía y que al reconocerla mis amigas se pusieron a gritar y cantar. Y para terminar, un Lucid Dreams con un final apoteósico de más de diez minutos: poco a poco se iban marchando, mientras se despedían acercándose al público desde el centro: primero Alex, luego Nick y después Bob, para quedarse sólo Paul en la batería, cantando y con un megáfono. El concierto terminó con las risas del Thriller de Michael Jackson. A continuación salieron los cuatro a saludar y ahí se acabó el concierto. Salí del recinto totalmente impresionada, no tuvo nada que ver con el que dieron en febrero en Valencia, éste fue brutal.

    Pero lo mejor no acabó ahí: tras comprar merchandising y que los de la organización (literalmente) nos tiraran de allí, nos fuimos a la parte trasera a esperarles salir. Hacía un frío del copón (normal, ya era medianoche y estamos en diciembre) pero aguanté el cansancio y dolor de riñones como una campeona. Al principio salió Paul, firmó autógrafos, se hizo fotos, pero yo estaba lejos y aunque le chillé un “Paul, come here!”, tan sólo saludó y se volvió dentro. Pero no nos rendimos y tras casi una hora de espera, salió Alex con las maletas, nos saludó y se metió en el bus. Yo pensaba que no iba a volver a salir pero, afortunadamente, me equivocaba: salió, se acercó a nosotras, estuvimos un rato hablando (bueno, yo no hablé con él, mi nivel de inglés no llega a tanto, pero mis amigas sí), firmó autógrafos y camisetas y, por fin, tuve mi recompensa: una foto con él. Luego salió Nick y también firmó autógrafos y se hizo fotos, pero para ese momento se había acercado mucha gente allí y me quedé detrás, me conformé con verle de cerca. Después se fueron y nosotros ya nos marchamos al hotel.

    Ahora soy superfeliz, no dejo de ver las fotos y los videos ni de sonreír como una tonta, fue genial. Que conste que he omitido un montón de detalles fangirlísticos, porque estuvo todo relleno de gritos, bromas, tonterías y momentos divertidísimos que hay que repetir.

    Haydée,Irantzu, Marta, Laura, Álvaro, Natalia, gracias! :D Y Adela y Laura, a ver si a la próxima nos vemos!

    Y todo el mundo, que se una a nuestro mega-chachi foro, el primer foro en España de Franz Ferdinand: http://franzfanzspain.proboards.com/index.cgi


  • White Rose Movement, Alicante, 23-10-'09. Mi primer concierto "fuera de casa".

    24 Oct 2009, 18:28 by Arantxa90

    Vie 23 Oct – White Rose Movement, Varry Brava

    Lo que tiene vivir en una ciudad distinta de la del concierto es que hay que depender del transporte. Y nosotras a las 6:30 estábamos en Alicante, sin conocer nada, en la estación de RENFE. Nos costó un rato encontrar la sala (podían ponerle el nombrecito, leñe!) , y todo hay que decirlo, el barrio no parecía muy agradable. Pero bueno, a las 8 ya estábamos en la puerta de la sala. Cuál fue nuestra sorpresa cuando, unos veinte minutos más tarde, más o menos, llegó una furgoneta blanca con los White Rose Movement dentro! Con la vergüenza de mi vida, le pedí al cantante si me podía hacer una foto con él. Se quedaron un tanto parados (3 horas antes del concierto que haya dos fans en la puerta esperándoles en un país donde no les conoce ni el tato es extraño) pero el chaval accedió, y yo fui feliz. Pasaba el tiempo y de vez en cuando se nos acercaba gente preguntándonos si esa era la sala y a qué hora era el concierto, y poco a poco hicimos amigos. A las 10:30 fue la apertura de puertas, pillamos las entradas (eramos las únicas que ya la llevábamos comprada de Internet, y por eso nos salió 2€ más cara a cada una) y en cuanto nos dejaron entrar, a la primera fila (obvio, después de tantas horas me hubiera comido al que me la quitara).

    La sala era pequeñita y el escenario, mínimo, pero estuvo muy bien. Eso sí, estaba por regalarles un disco nuevo porque nos pusieron tres veces el de Foals. Me lo descargaré, que me gustó.

    A las 11:30 salieron los teloneros, Varry Brava, que no eran los Noise Box programados ni otro grupo que se rumoreaba por allí. Cinco chicos supermodernillos (morí con el teclista: chaqueta de almirante de la primera comunión, gafas del Bershka y las uñas pintadas de negro… me encantó!) llenos de energía que lo petaron. El concierto estuvo genial, lástima que la voz del cantante apenas se escuchara. Tocaron 12 canciones, con una penúltima, Radioactivo, que animó más todavía la sala. Además hicieron una versión de Enamorado de la moda juvenil de Radio Futura que coreamos. Y cómo mención especial, decir que eran muy guapos todos. Muy muy guapos.

    A las 12 y algo, ya no miré el reloj, llegaron los WRM al escenario. Estaban a un palmo mío, me emocioné un montón. Comenzaron el concierto y yo empecé a gritar, y cada vez que se atrevían con una palabra en castellano (“gracias” y poco más) gritábamos aún más. La sala estaba a reventar, el público muy entregado, sobre todo en los temazos Girls In The Back y Love Is A Number. Cantaron muchas canciones nuevas, de las cuales conocía unas cuantas (Red la hicieron mucho más larga, me encantó!!) y la b-side Swan justo al comienzo. Con Alsatian, la última antes del bis, pusieron la sala patas arriba. En el bis tocaron Kick y Testcard Girl, eché en falta mi favorita, Deborah Carne, pero bueno, no se puede tener todo.
    Al acabar el concierto el bajista se lanzó al público, yo pude alcanzar a tocarle la pierna pero poco más… Luego, cuando ya se marcharon y empezaron a salir los técnicos, les pedimos el setlist, que consiguió mi amiga, y me lo dio.

    Salimos de allí a las 2 de la mañana, y aquí quiero hacer una mención especial a las personitas que conocimos en la puerta y que nos llevaron de fiesta luego, muchísimas gracias!

    Debido a un percance con mi cámara (se me acabaron las pilas, vamos) apenas pude hacer fotos y ningún video, por lo que en esta crónica algunas fotos y el video estarán patrocinados por la señorita grauereta.