RSS
  • Alter Bridge en la Sala Heineken. Madrid (2 junio 2008)

    5 Jun 2008, 12:37 by galko00

    Lun 2 Jun – Alter Bridge

    Fotos, videos, setlist y más cositas en:
    http://mercadeopop.blogspot.com/2008/06/alter-bridge-2008-sala-heineken-madrid.html

    Con más de una hora de retraso, a todo trapo y precedidos por el For those about to rock (we salute you) de AC/DC. Así se presentaron Alter Bridge por segunda vez en Madrid. Desde el primer momento quedó claro que aquello sería una demostración de fuerza, derroche de decibelios, festín guitarrero, con más metal que en una siderurgia asturiana. Suena el primer tema y eso es un batiburrillo descontrolado, un traca traca destructor. A Myles no se le distingue lo que canta, el bajista aporrea pero nada, que no hay manera. Tremonti dale que dale trastes para arriba, trastes para abajo, pero tal vez el técnico de sonido tendría que quitarse los tapones de cera de los oidos y escuchar esto a pelo, ¡porque madre mía, qué volumen!

    El concierto comenzó más de una hora tarde por "problemas técnicos", tal y como el propio Myles se encargó de comentar desde las tablas para pedir perdón al público (gentío que, según me aseguraron, más que doblaba al congregado en este mismo lugar un par de años antes en el debut de la banda en los dominios madrileños). Tal vez precisamente por estos problemillas es por lo que la actuación comenzó así de aturullada. O tal vez fuera que, espoleados por el retraso y por el incremento de fans, quisieran salir a partir tímpanos. Sea por lo que sea, lo cierto es que atronaron. Y la gente, cómo no, encantada (por allí andaban Carlos Escobedo de Sober y Savia, y su hermano ahora de Skizoo, Jorge, sin duda cercanos musicalmente).

    Gracias al cielo, según avanzó el show los instrumentos comenzaron a diferenciarse y la privilegiada voz de Myles para el rock se pudo escuchar con cierta nitidez. Todo esto no pareció importar demasiado al público de las primeras filas, que estaba dispuesto a darlo todo por esta banda surgida de las cenizas de los injustamente vilipendiados Creed, y que con su reciente segundo disco, Blackbird (2007), ha vuelto a ofrecer al mundo un trabajo notable, como ya lo fuera su debut, One Day Remains (2004), que cuenta a estas alturas con más de tres millones de copias vendidas 'worldwide' (en los USA llenan pabellones y en Madrid apenas 500 personas se juntan para disfrutarles... ¿cómo se sentirán ellos?).

    Precisamente, especialmente celebrados fueron los temas de su primer trabajo, entre los que destacaron Find the real, Metalingus (canción que usa la mega estrella de la WWE Edge para salir al ring en plan tipo duro que te-va-a-partir-las-piernas-pero-de-mentira) y Open your eyes, tonadilla esta con la que me engancharon (incluso me acerqué a una tienda a comprar el cd... una de las últimas veces que lo he hecho) hace cerca de cuatro años y con la que cerraron la primera parte del concierto después de una hora pulverizadora. La ovación en este punto fue ciertamente emocionante.

    Y es que hasta ese momento el respetable se comportó a la perfección, provocando constantes sonrisas de los miembros de la banda, abiertamente emocionados y tal vez superados por tanta entrega. De hecho, el cantante no paró de asegurar que nos amaba a todos por estar allí, mientras seguían desgranando temas y oscilando entre ese rock alternativo americano para estadios y para adultos (que copa las listas especializadas del Billboard) en plan Nickelback, esos momentos melódico-baladísticos con toques grunge en plan Pearl Jam, y una tralla que por momentos se acercaba, por qué no, a unos Black Sabbath actualizados y con retazos trash metaleros.

    Este concierto era la crónica de un éxito anunciado gracias al repertorio de la banda, al sobresaliente talento del vocalista (que sí, al final dio unas cuantas lecciones interesantes) y del resto de la banda (los solos de Tremonti no estuvieron nada mal), y que contó con el aderezo para mi inesperado de un sector del público enfervorecido. Rise today, temazo épico y molón donde los haya, puso el broche de oro.

    Tras unos escasos 75 minutos llegó la despedida final, el reparto de puas, baquetas, saludos efusivos, choques de manos, la lucha de los más fanáticos por agarrar el papel del repertorio y agradecimientos varios. Personalmente, salí más que satisfecho y con ganas de descansar, pues los excesos provocados por Rage Against the Machine un par de días antes todavía me pasaban factura. Mientras la gente abandonaba la sala, sonaba el primer disco de los Rage, con Bombtrack y todas esas... ¡Cuidado, que vuelven!
  • Electric Festival en Getafe. Madrid (30 mayo 2008)

    3 Jun 2008, 08:45 by galko00

    Vie 30 May – Getafe Electric Festival

    Fotos, videos, setlists y recortes de prensa escaneados en http://mercadeopop.blogspot.com/2008/05/electric-festival-2008-auditorio-john.html


    Mirando fijamente al techo, inmóvil, por fin sentía la paz y el descanso en su cuerpo. Le extrañaba no poder mover ni un sólo músculo, pero pensó que era algo relativamente normal después de la batalla campal del día anterior. También le extrañaba que esta vez no le pitaran los oídos, que el dolor de piernas de hacía unas horas hubiera desaparecido tan rápidamente, y que no tuviera hambre a pesar de no haber comido nada en muchas horas. Pero a nada de eso le dio importancia porque por fin estaba descansando, y eso era lo principal.

    En este 'punto zen' de la mañana del sábado, se decidió a entregarse a sus recuerdos para ordenar un poco su cabeza. Lo único que alcanzaba a recordar era como, con los Queens of the Stone Age sonando a todo trapo de fondo, se apartó del camino principal que seguía todo el mundo para intentar atajar campo a través. Un agujero en la valla de la base aérea de Getafe le pareció del todo suculento para, según sus cálculos, separarse un poquito de la marabunta. Sus amigos estaban desaparecidos en combate y su móvil, para variar, sin cobertura, como le pasa casi siempre en las grandes concentraciones de gente. Para más inri, llovía. A partir de ese punto de la noche le era imposible recordar nada.

    Precisamente por eso intentó ordenar sus recuerdos hacia atrás, comenzando por lo siguiente que tenía más fresco. Empujones, abrazos, saltos, codazos, sonrisas cómplices en el fragor de la guerra, moratones, dolores, arañazos y Rage Against the Machine. Eso sí podía recordarlo. Recordaba cómo el concierto comenzó con los cuatro músicos vestidos con monos naranja como los presos de Guantánamo, cómo comenzó con Bombtrack para locura colectiva del personal, y cómo la siguiente hora y media fue un no parar (¡tocaron su amada Testify!). Los latigazos que Zack de la Rocha lanzaba con el cable de su micro y la guitarra marciana de Morello también las tenía grabadas a fuego. Un concierto de esos para darlo todo, para entregarse a muerte. Sí, estaba seguro de eso, ese recuerdo lo tenía bien fijado. No en vano, había sido arrasado, aplastado, atropellado por una banda capital en la historia del rock.

    Un rato antes la situación era parecida con Offspring en el escenario. Recordaba lo gordo que está Dexter Holland, algo que sorprendió a todos los allí reunidos, así como varios parones en su actuación por problemas en el sonido. A pesar de eso, también recordaba que se lo pasó realmente bien, más que nada porque un concierto que empieza con Bad Habbit y acaba con Self Esteem no puede caer en el olvido. Entre medias, un montón de canciones que le llevaron de vuelta a otros años, a otra época, a otra década en la que salir de bares y acabar en casa con un esguince era todo uno.

    Seguía recordando hacia atrás y ahí aparecía Iggy Pop, con sus vaqueros ultra ajustados, el torso desnudo, todo fibra y contoneo. Recordaba también que un amigo le dijo aquello de "una vez vi cómo le preguntaban a este tío algo así como ¿qué hay que hacer para ser como Iggy Pop?, y éste respondía con aire socarrón que no, que ni lo intenteis". Se estuvieron riendo un buen rato a costa de esto mientras el padre del rock garaje, el culpable de los Ramones y de tantas otras cosas, se desgañitaba por ahí gritando que si she got a tv eye on me, que si search and destroy y todo eso que le ha hecho tan grande. Una lección de rock en toda regla. "Imberbes aprended", se dijo.

    Le sorprendía comprobar cómo sí que estaba siendo capaz de recapitular toda la tarde anterior con bastante buen tino, pero seguía sin aclarar qué pasó entre el final de los Rage y el momento actual. Se quedó con ganas de ver a los Queens, pero para cuando empezaron ya estaba al límite de sus fuerzas y no tuvo más remedio que reconocerlo. Seguía sin poder moverse, sólo veía el techo blanco de una habitación que tampoco le parecía la suya. ¿Qué demonios estaba ocurriendo? Comenzaba a sentirse un tanto intranquilo.

    Antes de Iggy recordaba las cosas aún con más claridad. Es verdad, tuvo problemas para comunicarse con un montón de gente por culpa de su móvil, pero al final todos los satélites pudieron encontrarse donde habían fijado, en el lado derecho, cerca del escenario. Bonito recuerdo de cuando no había móviles para quedar. En una de esas llamadas habló con un amigo que no tenía muy claro si acercarse y que, dos horas después, ya estaba allí dándolo todo, derrochando actitud y pagando una entrada más barata que en taquilla. Serj Tankian, chistera sobre la testa, había pasado antes por el escenario principal gustando, pero dejando a la gente con ganitas de System of a Down, de los que ni se acordó. Sí se acordó de los Dead Kennedys y sus vacaciones en Camboya, que no es poco. Todo el mundo se acordaba de cosas, pero él estaba tardando más de lo normal en hilar acontecimientos.

    A Cavalera Conspiracy no los vio porque también había que dedicarse a descansar sobre el duro cemento, esquivando los charcos de la potente e intermitente lluvia. Con Millencolin lo intentaron, pero el sonido dejó mucho que desear, al menos desde donde estaban ellos que era nada más y nada menos que... delante de la mesa de sonido. Así las cosas, un puñado de canciones y a la barra del bar. Eso sí lo recordaba, visitas y más visitas a la barra, cada vez con más sed que la anterior, ante un ejército de camareros convenientemente uniformados. ¿Y si eso tuviera algo que ver con sus problemas de memoria? Pudiera ser, pero no lo veía claro, ya que se acordaba de todo hasta que salió por la puerta del recinto.

    Biffy Clyro le gustaron también, aunque no les hizo demasiado caso y le pareció excesivo que la revista Kerrang! les nombrara banda del año en 2007. Nothink se dieron un sorprendente baño de multitudes gracias a sus diez años de trayectoria y fueron recibidos con algarabía y entusiasmo. Previamente, los MOS, banda metalera amiga y cercana, cuyo cantante Miguel Suárez es hermano de dos buenos amigos (que también son hermanos entre sí), abrieron las hostilidades y se vieron claramente beneficiados por la lluvia que redireccionó a todo Dios hacia la carpa cubierta en la que ellos esperaban al respetable con los brazos abiertos. Estuvieron muy bien, sonaron muy bien y gustaron. Estaban contentos y se les notaba. Horas después seguían contentos por el recinto, y era lógico. Se dieron a conocer ante un montón de gente de una tacada y eso, como dirían los de Mastercard, no tiene precio.

    ¿Pero él por qué seguía sin acordarse de los flecos finales de la noche? Sabía que habían llegado hasta Getafe en coche, que tuvieron un susto en una incorporación por culpa de un cabrón en furgoneta, que aparcaron cerquita de la puerta, que se mojaron porque comenzó a llover a las cuatro en punto de la tarde, hora en la que se abrieron las puertas... ¿Qué demonios le pasaba? ¿Amnesia selectiva? Comenzaba a ponerse verdaderamente nervioso, quería moverse y no podía, aunque no sentía dolor alguno, ni si quiera cierta angustia. Era un estado de lo más contradictorio, no sabía si estaba bien, si estaba mal, no sabía donde estaba. Sólo sabía que el día anterior lo había pasado muy bien y que estaba satisfecho... o no.

    Entonces, un fogonazo, una luz cegadora, un algo, un bicho, un tanque, un avión, un disparo tal vez, y luego la nada. Reposo, descanso. Posición horizontal. ¿Y si...? ¡No, no podía ser! ¡No tenía sentido! ¿A dónde le llevó aquel agujero en la valla de la base militar? Le faltaban unas cuantas piezas del puzzle, pero entonces comenzó a sentir sueño, mucho más sueño. Se sentía bien, tan bien como en el vientre materno tal vez. Algo así deben sentir los bebés antes de nacer. Una placidez extrema, un sueño de lo más conciliador, dulce, aunque petado de decibelios hasta las cejas. Y recordó otra conversación, unos días antes: "el viernes vamos a muerte, ¿no?"
  • Vacazul en Las Vistillas. Madrid (16 mayo 2008)

    18 May 2008, 16:33 by galko00

    Vie 16 May – Vacazul, Fritanga, Garaje Jack

    Fotos y video en
    http://mercadeopop.blogspot.com/2008/05/vacazul-2008-jardines-de-las-vistillas.html

    Esta es la historia de una Vacazul que ni es vaca ni es azul. Tiene en realidad forma de guitarra negra con aleta de tiburón blanca. A través de ella la electricidad se convierte en estímulo para las piernas bailonas, el cuello danzarín, los brazos resortados hacia el cielo, axilas del rocanrol. Las manos se buscan inconscientemente para juntarse reiteradamente con violencia y hacer uno de sus sonidos preferidos, ese plas plas plas necesario en este caso. Obligado.

    Los jardines de Las Vistillas son una de las zonas más castizas de Madrid, aunque algo degradadas por el olvido del ayuntamiento. Cada año se montan allí un par de fiestones, en mayo y en agosto, por Isidro y Paloma, a los que la muchachada dedica ostentosas orgías alcohólicas con religioso fervor. La música en vivo nunca falta y este año alguien se acordó de Vacazul, Garaje Jack y Fritanga para montar una especie de festival. Bien por quien quiera que fuera la luminaria.

    A las nueve en punto la vaca de la aleta de tiburón sale al escenario, todavía de día, y reclama la atención de la concurrencia con un rasgado inicial de prueba. Instintivamente las orejas se abren y buscan acomodo. Una amiga que se unió a última hora pregunta: "¿Pero estos son mods, no? Porque he buscado en internet y salen ahí de negro y con corbatas rojas". "Sí, sí, son mods..." es la respuesta más adecuada. No pasa ni una canción y la amiga ya está pidiendo perdón por su torpeza. "Está bien, págate unas cervezas y no te envío a tostarte entre las llamas del averno".

    La frialdad inicial pronto se torna en rock y punto. Suenan muchas canciones de Vienen Tiempos, su todavía último disco de estudio a pesar de ser de 2004. Mucho mejor, Vuelo, Aburrido, E.I. y Chico listo. Más antiguas son Tus amigos o Cómodo, con la que cerraron después de poner a la gente en cuclillas, como tradicional es ya. Un par de temas aún por publicar, Burbujas y la electrizante y chachi Vértigo (hello, hello, hola, no, esa no es). Chico listo me gusta porque vivo en Puerto Chico. Salgo despacio de Puerto Chico, te espero en el parque a las diez. Como la vida misma.

    A pesar de que el bajista Vacas actuó el día anterior en Universimad con su otro grupo (Los Coronas, bien), y de que el cantante Jairo hizo lo mismo, también en Universimad, también con su otro grupo (DePedro, regular), a ambos se les vio bien cómodos, sueltos y afianzados en su proyecto principal. Chicos, no desviarse de la autovía principal, eh, por favor. Los noventa minutos de concierto saben a poco. Excelente sonido, música en la calle, cerveza fría, ambiente de fiesta, los chicos y chicas radiantes de felicidad, buenas canciones. Talento y ganas siempre tienen que funcionar, está así escrito y no hay otra fórmula.

    La amiga de última hora acaba el concierto pegando saltos y encantada de haberse conocido y lamentándose de no saber tocar el bajo. Luego la noche la acabó debajo del viaducto pidiendo una última copa, por el amor de Dios, que no se le puede hacer esto a una amiga, a pesar de que sean las seis de la mañana y la cordura aconseje, por el momento, parar. No hay trato. La huída la firmaría el mismísimo Adam Clayton en el video de I still haven´t found what I'm looking for, ese de Las Vegas. Vente conmigo, yo estaré contigo contra las cosas de tus amigos.
  • Universimad 2008 en la Universidad Complutense. Madrid (15 mayo 2008)

    17 May 2008, 13:00 by galko00

    Jue 15 May – Universimad 2008

    Fotos, videos y recortes de prensa en
    http://mercadeopop.blogspot.com/2008/05/universimad-2008-universidad.html

    Era su última voluntad y ella lo sabía. No podía dejar que se enfrentara a una operación a corazón abierto sin verle feliz al menos una vez más. Los médicos le habían dado un veinte por ciento de posibilidades de sobrevivir. Ella intuía que ese era un porcentaje demasiado optimista y llevaba mucho tiempo preparándose para un desenlace fatal. Aunque consideraba una temeridad sacarle de casa en esas circunstancias, se lo ofreció abiertamente.

    - "¿Te apetece que vayamos a Universimad?", le preguntó. Ante la ausencia de respuesta por su parte, argumentó: "El otro día pasé por Callao y cogí un par de invitaciones. Creo que nos vendría bien a los dos darnos una vueltecita por allí. Además, seguro que te hace ilusión, que te conozco muy bien. No te preocupes, no se lo diremos a nadie... Es mejor que esperar a mañana viendo cómo pasan las horas sin más, ¿no crees?" Tras unos segundos de tensión, por fin obtuvo la respuesta afirmativa que esperaba, aderezada por una sonrisa de complicidad que la llenó de satisfacción. Este podría ser su último secreto.

    Tras una comida tan triste como sus últimas semanas, salieron de casa rumbo al Paraninfo de la Universidad Complutense, un lugar que no les era en absoluto ajeno. Aparte de los conciertos que él había visto allí, era un lugar que le gustaba frecuentar en sus años universitarios, cuando estudiaba Periodismo y, en lugar de asistir a clase, se dedicaba a jugar al fútbol sala en sus canchas, a comer croquetas y beber cerveza al sol. Aquellos maravillosos años.

    Ella no cabía en sí de gozo cuando, al llegar a la zona universitaria, los ojos de él comenzaron a mostrar el brillo habitual en este tipo de citas. Siempre da prácticamente igual quien toque, sólo con el ambiente él es un tipo abiertamente feliz. Paseando entre la chavalería que mata las horas bebiendo cerveza caliente y calimocho del chungo sentía que la vida merecía mucho la pena. Y ella, aferrada a su mano, paseaba satisfecha por haberle sacado de casa y haberle acercado a su mundo.

    No estaba demasiado hablador desde que le diagnosticaron la enfermedad y le anunciaron el remedio, por lo que ella, que ya había practicado antes, había aprendido a leer en sus ojos lo que estaba sintiendo. Aquellos ojos la decían esa tarde que si tenía que morir, podría hacerlo allí mismo y acabar con el drama de una maldita vez. No había un grupo en especial que le gustara del festival, era una cuestión de música en directo por la música en directo. Escuchando a Asian Dub Foundation desde la enorme cola para entrar al recinto ella constató que tanto amor por la música era casi lo único que podría mantenerle esperanzado por vivir. Cuando por fin entraron, estos chicos acababan su actuación:

    Al poco rato, el milagro. Cuando J Teixi Band hicieron su aparición en el escenario, habló, mutó en lo que una vez fue y ella apenas recordaba ya. Comenzó a hablarla de lo mucho que se parecen a Bruce Springsteen (él siempre fue un gran fan del camionero de New Jersey), a hacer comentarios sobre el festival, sobre la gente, !incluso a bailar! Se abrazaron, se besaron, se contemplaron por fin pasando un buen rato, sin miedos y sin preocupaciones.

    Ella pensó invitarle a jugar al Guitar Hero, pero luego recapacitó y le pareció demasiado, llegando incluso a reirse de sí misma. Entonces salieron al escenario los chicos de La Frontera, que a pesar del paso de los años y de la crueldad de la fama, siguen al pie del desfiladero disparando a los indios con plena certeza. No había en todo el festival una pareja más feliz en ese momento. Incluso se encontraron a viejos amigos y ella lo inmortalizó.

    La tarde noche siguió el curso ya decidido. A pesar de sus problemas de salud y sus flaquezas, él siempre sacaba, años atrás, fuerzas para ver a sus amigos y para disfrutar de la música. Por unas horas, volvía a ser el de siempre. Ella, con el corazón casi fuera del pecho de satisfacción, y él con el corazón a punto de explotar, pero nada importaba. Sólo brazos en alto, cerrar los ojos, dejarse llevar por canciones que nunca antes habían escuchado. ¿Pero qué importa eso cuando tal vez estás antes tu última cita?

    Cuando anocheció y entró la marabunta para ver a Muchachito decidieron retirarse hacia la parte de atrás, a observar, a estar casi sin estar, a empaparse del lugar. Pronto tendrían que irse. Llevaban varias horas con los teléfonos móviles apagados, fuera de llamadas de ánimo de familiares y amigos, de llamadas de despedida en muchos casos, y probablemente habría quien estuviera algo alarmado. Además, a la mañana siguiente había que madrugar y sería recomendable que él fuera al menos descansado. Ya en casa, se ducharon, se acostaron y charlaron a oscuras, abrazados con fuerza hasta que cayeron en un profundo sueño.

    Ella no se separó de su cama en los días siguientes a la operación. Los médicos no daban crédito a la fortaleza de ese chico de apenas 170 centímetros y 60 kilos de peso. "Es un maldito corredor de fondo", ironizaban algunos para animar a los familiares. Había conseguido aferrarse a ese escaso diez por ciento de posibilidades de vivir que tenía antes de la operación. Finalmente, tras dos semanas sin hablar y apenas moverse, una mañana abrió los ojos y la miró. Ella siempre estuvo allí y él lo sabía perfectamente. No podía hablar, de modo que pidió un papel y un bolígrafo. No sin dificultades, los cogió y escribió:

    - "La otra noche tu rocanrol me salvó la vida".
  • M-Clan en la pradera de San Isidro. Madrid (11 mayo 2008)

    11 May 2008, 23:44 by galko00

    Dom 11 May – M-Clan

    Setlist, fotos y videos en
    http://mercadeopop.blogspot.com/2008/05/m-clan-2008-pradera-de-san-isidro.html

    Demostración, constatación y confirmación de que los conciertos gratuitos ni son peores que los de pago, ni denigran al grupo en cuestión. Desde el primer momento el sonido fue limpio, potente, rocanrol, y la banda apareció más rodada que en su presentación formal (y de pago) en Madrid en la Joy Eslava hace justamente dos meses. Un concierto que fue de menos a más, que comenzó con la gente fría porque frío era el día (aunque no llovió, como amenazaba), y que acabó como un triunfo absoluto, con caras sonrientes y de satisfacción para ambas partes, mirones y mirados. Hubo quien pretendía marcharse a mitad de actuación y, sencillamente, no pudo hacerlo, no le pareció bien. "Suenan mejor que en el disco", llegó a asegurar. Pues sí, y siempre es así, amiga mía. Bienvenida.

    Nunca he hecho una crónica de esas de canción a canción, así que venga, hoy me animo:

    El viaje: Riff de guitarra marca de la casa para comenzar. Rock sureño de muchos quilates, muy Led Zeppelin y muy todas esas cosas. Tarque comienza a sentar cátedra, se sale, canta potente. Al público le hace falta salir de su letargo y los alaridos del señor cantante lo consiguen. Ahora es sólo un último empujoooooon. Ufff.

    Amor universal: Canción saltarina que clavan. Comienzan los cánticos y los puños al alto. Están sonando de miedo, contundentes, potentes y voluminosos. Parece que su música está hecha para espacios abiertos.

    Usar y tirar: Tarque está cantarín y se lanza con rabia a dejarse la garganta. Canta este tema subido de tono, a toda hostia, saliéndose de la línea de la grabación original. ¿Resultado? Me encanta, porque me encanta su carraspera. ¡Vamos, retuércete, cabrón! Bien, así me gusta.

    Llamando a la Tierra: Nada, no hay manera. Le tengo manía a esta canción, por sobada y manida. Pero es innegable que el público reacciona y se lo pasa bien. La guitarra de Ricardo marca el ritmo y Prisco se luce haciendo con su slide guitar. Primera demostración de destreza del chaval solista.

    Roto por dentro: De primeras parece una canción floja, pero los meses la van haciendo justicia y va para clásico de serie media. Es bien recibida. En esta ocasión suena sin sección de viento de acompañamiento. Más cruda por tanto. Casi mejor.

    Perdido en la ciudad: El mejor momento del concierto para un servidor siempre es el viejo tema revisitado. Parece que Perdido ocupará este lugar durante 2008. Bienvenido sea porque es pura adrenalina y botas de chúpame la punta. A ver qué banda española de rocanrol supera esto, amiguitos. ¡Ninguna, coño!

    Mario: Una de las canciones menos M-Clan que tiene M-Clan, cercana tal vez al pop británico, pero que lleva un gran trabajo de guitarras detrás, con un estribillo incontestable que al respetable le gusta mucho cantar. Cantemos pues, pues de eso se trata, pues.

    Maggie despierta: ¡Hala a tomar por culo! Tarque vuelve a pasarse de revoluciones para regocijo de los presentes. Canta dándolo todo, subiendo más y más, porque sabe que puede, más Rod Stewart que nunca. Muchas gracias por salirte del guión. Una pena que The Faces nunca sabrán que un grupo español pasea esta canción por los escenarios con tanta clase.

    Inmigrante: La banda acaba Maggie con subidón y se pasa de revoluciones con esta canción, que requiere una intención más intimista. Pero es que Tarque les arrastra con una nueva interpretación por encima de lo necesario-esperado. Hoy me está encandilando más que otras veces el muy cabrón. Prisco vuelve a lucirse como guitarra solista.

    Espantapájaros: Bonito estribillo, bien finalizado. Están sonando tan pulcros que esta vez me quedo embobado, simplemente escuchando y disfrutando.

    Las calles están ardiendo: Su mejor tema en años. Al menos su mejor tema enérgico en años. Apabullantes, clavan las paradas a mitad de canción y se ganan unos merecidos aplausos. A mi me dan ganas de quemar contenedores de basura, pero me corto porque es domingo.

    Carolina: Bueno, a lo mejor me pienso lo de quemar contenedores aprovechando que tocan la blandita Carolina. Es una gran pena que este grupo sea identificado por muchos por esta tonadilla de medio pelo. Justo me llama un amigo que llega tarde y me dedico a buscarle. Por el camino encuentro una sorpresa que termina de cerrar un fin de semana en el que parecía que no pasaba nada, pero ha pasado de todo.

    Miedo: Tras el encuentro sorpresa, es más que sarcástico que suene este tema, que fue mi tema durante un período tortuoso sentimentalmente hablando. Su mejor canción, coño, difundámosla y asesinemos a Carolina. Sentimientos encontrados de nuevo, pero más allá de dolores pasados, lo que queda es la enormidad sonora. Tarque no piensa parar de hacerse daño en las cuerdas vocales. ¡Grande!

    Filosofía barata: Después de Miedo, esta fue mi otra canción una vez superados los malos tiempos. Ambas letras definen el cambio de estado de ánimo que va de una ruptura a un inicio. Me desperte con resaca... y ese no es un nombre de mujer lo pone todo patas arriba. Público entregado, poderío escénico. La máquina funciona a pleno rendimiento. "Por que te quedes hoy suportaría a tu yerno" le dedica Carlos a Ricardo, con el lógico cachondeo.

    Hasta la vista rocanrol: Declaración de intenciones, bonita letra farandulera con obligada mención a los Rolling Stones, culpables de tantas buenas noches. Puños arriba, algún que otro cuerno, mucho baile y primera despedida en falso.

    Pasos de equilibrista: Se jodió el invento. Alguien tocó el botón equivocado o pisó donde no debía y sólo la banda puede escuchar lo que toca. Nos enfadamos, se lo hacemos saber. Paran, retoman, alguien le da al maldito botón. Venga esa guitarra en plan Angus Young. ¿Quién decía por ahí que M-Clan llevan muchos años sin hacer Rock? Ah sí, algún niñato que piensa que el heavy metal es la cuadratura del círculo.

    Quédate a dormir: Posiblemente el tema mejor recibido y coreado. Pausa para juguetear con Celebration de Kool and The Gang y con Rehab de Amy Winehouse, que se lleva incluso la dedicatoria de la canción. "¡Amy, en la celda que quiera que te encuentres, nosotros estamos contigo!" Ha tardado pero ya comienza el club de la comedia. Temazo de libro.

    La calma: Segunda y última tanda de bises que tiran por lo tranquilo. Bonita interpretación de La calma, bonita canción pero que tampoco da mucho más de sí. En cualquier caso, embelesa.

    Las palabras que me dijiste: ¿Sale o no sale Johnny Cash? ¿Y Kris Kristofferson? ¿Sam Peckinpah tal vez? Ejecución perfecta, como no podría ser de otro modo, pero para la ronda final podrían haber elegido otras canciones, porque ya hay quien anda pidiendo la hora. Estábamos arriba y hemos decaído un poco, eh.

    Chilaba y cachimba: "Siempre podemos irnos a Marruecos y mandarlo todo a tomar por culo". Nueve años ya acompañado por esta canción tan Rodríguez, tan Tequila, tan Alejo Stivell en definitiva, y sigue vivita y coleando. Un final perfecto, con la banda más que cómoda sobre el escenario, dedicándose sonrisas. Es lógico, pues saben que lo han bordado y que han conseguido calentar al personal.

    Palabras cálidas de Tarque desde el escenario para presentar a la banda, para dar las gracias, para criticar la ubicación del escenario (con toda la razón del mundo) y para asegurar que nos volveremos a ver "pronto". Por mi perfecto.
  • Scorpions en La Cubierta. Leganés -Madrid- (7 mayo 2008)

    9 May 2008, 10:18 by galko00

    Mie 7 May – Scorpions, Manticora, Jon Oliva's Pain

    Setlist, fotos profesionales, videos, recortes de prensa y más crónicas en
    http://mercadeopop.blogspot.com/2008/05/scorpions-2008-la-cubierta-legans.html

    - Ave María purísima.
    - Sin pecado concebida. Cuéntame hijo, ¿qué te atormenta?

    - Padre... no sé por donde empezar... es que... creo que... yo... soy heavy. Sí, sí, ya lo sé, no lo parezco, no tengo pinta, ni pelos largos, no me dejo caer en los brazos de los pantalones pitillo, ni de las Yumas, las Paredes o las J'Hayber, pero me siento heavy... en lo más profundo de mi corazón. Esto no viene de ahora, recuerdo perfectamente que hace muchos años, una tarde antes de entrar al cole cuando no tendría yo más de ocho o nueve años, le dije a mi mejor amiguito de entonces: "Tengo que contarte algo: soy heavy". Me miró y pasó totalmente de mi, jaja, pero yo había comenzado a labrar mi camino.

    Y es que la otra noche reviví viejos laureles asistiendo a un concierto de Scorpions. Eran de los pocos tótems ochenteros que me faltaban por disfrutar y me recordaron algo muy valioso: que el rocanrol nunca muere y siempre está ahí, agazapado, listo para pegarte su zarpazo letal, su chute directo al cerebro. Me sentí sucio por haberme alejado de este estilo durante los últimos tiempos, pero les imploré su perdón y lo obtuve, por supuesto. Me siento redimido.

    Es casi lisérgico adentrarse en un concierto rockero por definición y devoción y verse rodeado de repente de gente de lo más pintoresca. Abuelas de sesenta o setenta años con su camiseta de rigor, heavies salidos directamente de la secta vallecana con sus chalecos, sus pins, sus chapas y toda la demás parafernalia. Junto a ellos, algún polo de Ralph Lauren, tipos de traje, chaqueta y corbata de esos que no tuvieron tiempo de travestirse debidamente para la ocasión. Pero se apagaron las luces y allí estaba la razón de ser de todos nosotros.

    Klaus es canijo. Muy canijo, de hecho. Pero el tipo le pega, tiene oficio y sigue manteniendo ese timbre de voz tan especial. Ya le veía mayor a mitad de los ochenta, ya sabes, cuando descubrí que yo era heavy gracias a discos como Love at first sting (1983), pero se mantiene muy digno, con mucha pose y chulería, como el resto de la banda. Eso también es rocanrol. Por cierto, los dos guitarras son unos héroes en lo suyo, aunque sus solos me parezcan un poco desfasados a estas alturas de la cultura pop. Uy, ya lo volví a hacer, volví a renegar, maldita sea. ¡No, los solos de guitarra son necesarios y magníficos!

    A mitad de concierto nos plantaron una bandera de España gigante en la pantalla de video que presidía el escenario... un detalle casposo, como casposo ha de ser puntualmente el heavy metal ochentero, porque para eso los ochentas eran casposos. Lamenté que no se hubieran equivocado y nos hubieran plantado una bandera preconstitucional o la republicana, por aquello de darle más dramatismo a la situación, pero no, estos sí que acertaron. Profesionales hasta en esto.

    Y nada, Padre, que es que me encantaron, me tocaron Bad boys running wild, Blackout, Big city nights, Love you like a hurricane y No one like you. Sólo con esto ya me hicieron levitar. Still loving youuuuuu, ese grito de guerra marca de la casa para siempre jamás, me sorprendió gratamente, mientras que Wind of change me pareció tan pomposa, pretenciosa y melosa como siempre, pero vamos, que bien recibida. La Cubierta incluso sonó bien, por una vez, aunque por momentos la cosa se diluía. Pero el técnico de sonido del grupo, setenton de pelo largo y blanco, se peleó cual titán desde los controles y salió airoso.

    ¡Vivan los Scorpions! ¡Larga vida a los Scorpions! ¡Que no saquen nuevos discos, que toquen las canciones que les han hecho grandes! Porque en La Cubierta, todo sea dicho, éramos por lo menos 6.000 personas. Hace unos años estuve allí mismo viendo a Incubus, grupo de modita y muy siglo XXI, y los asistentes eran más o menos iguales en número. ¿Que el heavy está trasnochado? De lo que no cabe duda es de que sigue teniendo el mismo tirón de siempre y de que cuenta con una parroquia fiel como pocas. 6.000 personas son más de dos Rivieras, y eso ya lo quisieran muchos grupos de moda que luego desaparecen y no dejan ni mal olor tras su paso...

    ¿Qué me dice, Padre?

    - Por esta santa unción y por su bondadosa misericordia, te ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo. Para que, libre de tus pecados, te conceda la salvación y te conforte en tu enfermedad. Amén.
  • Mark Knopfler en Barcelona

    10 Apr 2008, 20:52 by Gomit1

    Mie 2 Abr – Mark Knopfler

    En mi blog he puesto mi crónica sobre el concierto de Knopfler en Barcelona.
    Telegraph Road la mejor canción de los Dire Straits ever!

    Saludos!

    Gomit1.com
  • The Hives en La Riviera. Madrid (8 abril 2008)

    9 Apr 2008, 16:03 by galko00

    Fotos, videos, recortes de prensa, setlist, crónica y comentarios en http://mercadeopop.blogspot.com/2008/04/hives-2008-la-riviera-madrid.html


    ¿Señoritas? ¡Uuuuuuuh!
    ¿Caballeros? ¡Uuuuuuuh!
    ¡¡No hay silencio en un concierto de The Hives en Madrid!! ¡Uuuuuuuuuuh!
    ¡¡Somos The Hives, la mejor banda de rock del mundo!! ¡Uuuuuuuh!
    ¡Mi español es puta mierda! ¡Uuuuuuuuh!

    Si cierras los ojos casi puedes olerlo, sentirte allí. Estás en el Garaje Sónico o tal vez en el No Fun, dos de los peores antrazos 'iggypoperos' de la Malasaña más profunda de hace unos años, aferrado a la enésima Mahou y moviendo la cabeza intentando seguir un ritmo que, por machacón, te pone en órbita y incita a beberte otra, la penúltima. Fuera, por cierto, aunque tu lo pasas por alto, ya amanció hace rato.

    ¿Sabes que The Hives tocaron en Gruta 77, sí, en tu Gruta 77, ante 300 visionarios en el año 2001? Cuenta la leyenda que entonces el amigo 'Howlin' Pelle acabó en plan gorilas en la niebla haciendo el titi por las vigas de la sala. Un trienio después, atacaron a la ciudad por otro flanco, no demasiado lejano pero sí cuidadosamente escogido, en la extinta sala Divino Aqualung! ('divinamente', que diría la divina), ante un aforo cinco veces mayor.

    Dejan pasar casi cuatro años y entonces, ya en 2008, este puñado de suecos fanfarrones y socarrones a partes iguales te hacen sentir rabia por no haber estado al tanto de anteriores pasadas por estos dominios. ¡Pasaron a tu lado pegándote una lijada de estas que te quitan las pegatas y tu, tu, a saber qué delito estarías cometiendo! Pero siempre hay un momento para cada ocasión, o una ocasión para todo o algo así, y finalmente The Hives te ayudaron a poner las cosas en su sitio.

    Fue apagarse las luces y constatar que tras años de acoso y derribo, la "banda de rock más grande del mundo" a dado un paso más hacia el olimpo, al menos en tierras madrileñas, donde se les acogió con los brazos en alto, los puños cerrados, aplausos e incluso algún cuerno de esos que nunca pueden faltar en un rock show.

    Impresionan. De primeras, impresionan. Especialmente cantante y guitarra solista, que no paran de corretear y 'posear' hasta el extremo. Por cierto, Howlin' mío, por favor, cuando te subas por las barras de los garitos, micro en mano, por favor ten cuidado con las consumiciones de la peña, puesto que una vez pagadas a precio de maldito oro, tampoco es plan de que las arrases... o bueno, sí, porque esto siempre queda bien.

    Impagable el trabajo desde las sombras (las sombras izquierdas del escenario concretamente, según miras) de bajista y guitarra rítmica, encargados de llevar todo el peso musical, y no tanto de la imagen. Me encantó cómo finiquitaban algunas canciones, pasando de 100 por hora a cero en apenas un segundo. Con lo difícil que es hacer eso, ahí se notan las horas de local de ensayo.

    Porque guitarra (un tocón, un aporreador, un bailarín), cantante (lanzador de besos y chascarrillos variaditos, oiga) y batería (por momentos daba la impresión de que arrojaría los tambores contra las primeras filas, para despues arrojarse él detrás) se lo pasan de lujo y eso se nota, se contagia. Ellos tres, junto a los dos tapados, protagonizan a mitad del concierto un momento chisposo, cuando se detienen en seco a mitad de tema y quedan parados durante cerca de un minuto como si estatuas fueran o fuesen... lo hacen verdaderamente bien, como muñecos de cera no tienen precio. ¡Correrían ríos de tinta si hiceran este chascarrillo los Rolling Stones!

    Entre temas de su apreciable último disco y viejas composiciones pasan los 75 minutos de actuación (corto pero intenso, casi se agradece), que finiquitan con Tick tick boom, que contiene uno de esos subidones que el bacalao copió en su momento del rock, capaz de ponerte los pelos de punta y hacerte levantar los brazos aún estando vencido por las fuerzas. ¿Son The Hives, cómo dice su cantante, la mejor banda de rock del mundo? Durante 75 minutos, esta noche, sin duda sí.
  • Interpol en Barcelona 2007

    13 Nov 2007, 08:59 by Gomit1

    Fri 9 Nov – Interpol

    Os dejo el enlace que he escrito en mi blog sobre el concierto de Interpol en Barcelona:

    Interpol en Barcelona

    ¡Impresionante el momento Lighthouse en el concierto!
  • Wilco en Barcelona 8 Noviembre 2007

    12 Nov 2007, 14:04 by Gomit1

    Jue 8 Nov – Wilco, Richard Swift

    Os dejo el enlace que he escrito en mi blog sobre el concierto de Wilco en Barcelona:

    Wilco en Barcelona

    ¡Como me gusta escuchar Spiders (Kidsmoke) en concierto!