• Crónica Resurrection Fest 2015

    23. Jul. 2015, 12:28 von _kam1kaze_

    Mie 15 Jul – Resurrection Fest 2015

    Crónica disponible en goetiamedia.com:

    En España, dentro de estilos no tan populistas, y por sobre todo en organizaciones que apuestan por grandes cabezas de cartel internacionales, durar 10 años sin parones y gozando de buena salud es todo un éxito. Una década no se pasa sin llevarse críticas (lo típico de que no se puede contentar a todo el mundo), pero si en cada edición sobrepasas la asistencia de público, y cada año optas por premios europeos a los mejores festivales del género, es un claro indicativo de que algo estas haciendo bien.



    El Resurrection Fest de Galicia es un referente europeo de festivales medianos con una media de 50.000 asistentes en sus últimas ediciones, y con un cartel donde las bandas principales desfilan por los todo poderosos Hellfest o Graspop. No querían quedarse cortos al celebrar una década de pasión, y la jugada les ha salido bien.

    ¿MEJORAS?

    * Recuperar la zona de skate y trial donde los asistentes pudieron ser partícipes de grandes demostraciones de destreza cada día del festival. Buena ubicación fuera del Ritual Stage y de camino al Chaos y Main Stage.

    * Gran comunicación antes y durante el festival a través de las redes sociales, la aplicación oficial del festival, e in situ en el recinto. Es cierto que con las caídas y cancelaciones, además de las bandas que se solapaban, hubo gran confusión, pero la organización estuvo acertada para que quienes tenían consigo el arma de la conexión de datos pudieran estar al tanto de todas las modificaciones. Enhorabuena Resu por estas iniciativas.

    * Firmas, sorteos, stands de marcas. Si bien hubo mas de un cabreo generalizado por el tema de las firmas (como la de Jonathan Davis de Korn el último día al presentarse solo 20 minutos de la 1 hora pactada en principio), la verdad es que la organización está sujeta a los caprichos de las bandas en este aspecto, pero aun así logró salir airosa en este aspecto, asi como en el de los stands de sus patrocinadores Vans, Spotify o Jagermeister ¿Quién no se pasó por esos sitios?

    * Fiesta de presentación gratuita con la presencia de bandas punteras como Biohazard o Pro-Pain, y gratis! Sin contar con las actuaciones de bandas nacionales a lo largo de los 5 días desde el inicio de las actividades del Resurrection Fest 2015. Una buena manera de mimar a los presentes.



    * Pandemonium y Resukids. La apuesta del Resukids el año pasado fue todo un éxito, y volvió a serlo este año, donde los mas pequeños también tienen su sitio en Viveiro. No con tanto éxito el Pandemonium, donde alguno que otro se sintió estafado a pesar de contar con pasarela exclusiva dentro de la zona de prensa del festival para poder ver mejor los conciertos del escenario Main Stage. Algo a mejorar de seguro para futuras ediciones, pero una buena idea en sí.

    * Resucamp y segundo camping gratuito. No solo se repitió la gran experiencia del Resucamp a precios asequibles, sino que la organización tuvo la buena idea de poner un segundo camping gratuito cerca de la playa, con buses nocturnos que actuaban de lanzadera entre el recinto y el camping. Todo un acierto que dejó a mas de uno contento.

    ¿COSAS A MEJORAR?

    * Método de pago con los tokens. Festivales como el Hellfest ya han implementado el uso de tarjetas de plástico recargables ya sea con efectivo o con tarjeta de crédito / débito, ahorrandose así llevar los molestosos tokens y usar un montón de plástico inservible. Poner cada token a 2,5 euros tampoco ayudó mucho, ni la subida de precios generales en bebidas. Alguien nos sopló que se debe a que las barras del festival este año no estaban llevabas por gente del pueblo sino por una empresa subcontratada de fuera, aunque son solo rumores.

    * Falta de oferta vegetariana dentro de la zona de comidas. No hay que ser un luceras para saber que en un festival de este género muchos de los asistentes son vegetarianos, así que si el año pasado se la marcaron poniendo un stand de deliciosos platos vegetarianos, este año brilló por su ausencia. Algo a tener muy en cuenta si no queremos pasarnos todo el festival devorando pasta o pizza, tampoco cuesta tanto dar algo mas de oferta gastronómica.

    * Disposición del merchandising oficial del festival. No hablamos del merchandising que pueden traer las bandas, que eso es algo individual de cada grupo, sino del merchandising oficial del Resurrection Fest. Literalmente o te habías hecho con alguna prenda el día jueves o ya podrías despedirte de tu apreciado souvenir de la edición aniversario. ¿Tan difícil es prever que todo el mundo querrá su camiseta o su gorra? Ya pasó el año pasado y ha vuelto a pasar, algo a tener muy en cuenta.

    * Mas zonas de descanso y sombra. Cada año el calor golpea mas y mas en esas fechas, y teniendo en cuenta que este año no llovió en ninguno de los días de celebración del festival, las pocas zonas de relax y sombra (ubicadas cerca del Ritual Stage) fueron demasiado pocas para las mas de 55 mil almas presentes.

    * Seguridad dentro del recinto. Ya el año pasado se sufrieron varios robos en mochilas rajadas y móviles robados durante los momentos mas intensos de cada actuación, y esta edición volvió a ser criminal el saqueo (especialmente entre las actuaciones de Refused y Comeback Kid). La organización respondió de inmediato y se detuvo a ciertas personas, pero el mal sabor de boca no se lo quitan a los afectados. Cosas de hacer el festival mas grande y con mas público, pero un factor siempre a tener el cuenta.

    Seguro que nos dejamos varias cosas en el tintero, pero mejor ir hablando ya de la música y del resto de aspecto organizativos de ésta décima edición del festival de la pasión.

    JUEVES 16 DE JULIO

    Vaya si había ganas de Resurrection Fest, que aunque las puertas abieron un poco después de la hora pactada, un gran público se reunió para hacer sentir como en casa a los madrileños Brothers Till We Die. Era impresionante ver la cantidad de gente joven que lucía sus camisetas durante el festival, y con el aliciente de grabar un videoclip (durante su corto set) de la canción “Cain et Abel”. Mucho hemos hablado en esta web sobre Felipe Alemán y los suyos, pero verlos en directo es otro cantar: impresionante el derroche de energía y de saber manejar el escenario al completo por toda la banda. Un sonido irreprochable y canciones que supieron a gloria como “No Passion No Compromise” donde casi se viene abado el Chaos Stage. Están destinados para algo grande, tiempo al tiempo.



    Para nosotros los siguientes serían JARDÍN DE LA CROIX. Los madrileños, con su mezcla de y no defraudaron, mas aun cuando se atreven a soltar grandes canciones como “Man Made Lightning” o “Talking With Planets” con tanta soltura que pareciese que realizan conciertos cada 2 días. El viento en los laterales se llevaba parte de su sonido por momentos, pero ello no deslució una gran actuación que supo a poco. Esperemos que en breve suban la grabación que hicieron del show con unas cámaras colocadas en la batería.

    Corriendo fuimos de nuevo al ResuCamp, ya que se había anunciado un show secreto de Toundra, en acústico y patrocinado por Gibson. Jamás os podré describir con palabras el sol justicieron que caía sobre nosotros a las 16:00, pero tanto la simpatía de la banda para hablar con todo el que se acercase, como esos 10 minutos de derroche acústico supieron a gloria y buen hacer. Los integrantes de la banda nos soplaron que intentaron hacer un combo doble y traerse a Adrift para que los acompañase en el Resurrection Fest, pero no pudo ser por la disponibilidad de la banda. Cosas como ésta actuación hacen mas grande aun a unos gigantes de nuestro .

    Por una entrevista con Refused y Comeback Kid (que pronto podréis ver en la web), ya los siguientes que pudimos ver fueron Betraying the Martyrs en el Chaos Stage. La banda que conoció la fama viral gracias a una versión de una canción de Disney demostró ser mucho mas que eso, y derrochando carisma en una frenética presencia en escena, lo dieron todo en temazos como la primeriza “Liberate Me Ex Inferis”, pero el infierno emocional se desataría en la anterior mencionada “Let It Go”. Había dudas de si lograrían llevar la misma destreza de sala a un festival, y pasaron con un gran aprobado.

    Soulfly no correrían la misma suerte en el escenario principal. Los habían anunciado a última hora, y lo cierto es que el show de Max Cavalera y los suyos empieza ya a cojear. Si, tener a parte de tu familia (a tu hijo y tu sobrino) tocando al lado tuyo quizás toque la fibra sensible, y aunque Marc Rizzo sea un guitarrista fenomenal, realizar el mismo show una y otra vez (y de manera totalmente insulsa) aburre un poco. El sonido en el Main Stage tampoco puso de su parte, y aunque la gente parecía despertar en los clásicos de Sepultura (“Refuse/Resist” y “Roots Bloody Roots”) lo cierto es que su proyecto en Cavalera Conspiracy tiene mas chicha. Una lástima.



    Unos esperados Suicide Silence demolerían de a poco el Chaos Stage el primer día del festival, y así lo demostraron con canciones como “Sacred Words” o la muy celebrada “Fuck Everything”. No llegó a la altura del show realizado en 2012 con Mitch Lucker al frente, pero Hermida casi lo consigue y demuestra el buen estado de salud de la banda. Raro fue escucharle en un latino cubano, pero mas aun ver a los Resu Kids en el escenario ante tanta tralla. En festivales se mueven bien, y ese tono mas gorrino en las voces hacen mucho por ganarle puntos a sus canciones.

    Ahora nos tocaba Refused en el escenario principal: puede que te tomes su vuelta a los escenarios como una tomadura de pelo en relación a su manifiesto a finales de los 90´s, o que su último “Freedom” no termine de convencerte, pero si no te emociona verlos en directo es que tienes horchata en las venas. Todo fue a su favor en Viveiro, con un sonido óptimo y un público entregado con ganas de devorar cada clásico, desde “Rather Be Dead” hasta la final “New Noise”. El pogo fue tan desenfrenado que varios personajes se dedicaron a robar móviles y carteras en las primeras filas del Main Stage (de nuestro conocimiento al menos unas 15 personas estaban buscando móviles “perdidos” a mitad de concierto, además de una fotógrafa que sufrió el robo de una cámara que llevaba colgando de un hombro), pero su vocalista llevaba a cabo mientras su show particular, ya sea caminando entre las masas de las primeras filas sobre las manos de sus fans, o bien bailando al ritmo de “Raining Blood” de Slayer en una intro improvisada al clásico “The Shape Of Punk To Come”. Muy mítico, ya tenemos ganas de verlos como teloneros de Rise Against en octubre.



    Ya con la noche caída, Comeback Kid volvían a Galicia (y al Resu) una vez mas en uno de los conciertos mas llenos del Ritual Stage ese día. En m opinión personal la organización del festival debería prever los llenos en sus conciertos (como el del 2013) y haberlos movido al Chaos Stage, pero aun asi todo fue una fiesta sobre ruedas con canciones con tanta tralla como “G.M. Vincent & I” o la final “Wake The Dead” que levanta polvo y emociones a partes iguales. Show previsible pero aun asi encantador.

    Unos esperados Black Label Society salían al escenario principal, con Zakk Wylde al frente y con míticos solos de guitarra de mas de 5 minutos, para cerrar todo con una infaltable “Stillborn” que nos dejó coreando. Lo hubiesemos disfrutado mas si el sonido del Main Stage les hiciese justicia, pero “Bleed For Me” o “Suicide Messiah” son simplemente mágicas. Sigo pensando que son mas disfrutables en sala, y así quedo comprobado, al menos en Viveiro.



    Cannibal Corpse corrieron la misma suerte en el Chaos Stage, con un sonido muy embarrado que hizo deslucir himnos de la banda como “Hammer Smashed Face” o la mas reciente “Evisceration Plague”. Corpsegrinder Fischer sigue siendo todo un show haciendo el molinillo, pero dos días antes los habíamos visto en Málaga con un sonido de escándalo, y aquí simplemente fue un despropósito que pasó sin pena ni gloria. Mal por una banda tan importante dentro del .

    Suerte que Berri Txarrak dieron un show de leyenda, con un set mas cañero de lo que recordamos en sus últimas giras, y con un Gorka enchufado que acertaba todas las notas y cantaba como si en ello les fuese la vida. El público respondió de igual manera, y con canciones como “Denak ez du balio” o la final “Oihu” aquello se puso patas arriba a pesar de tirar con el cansancio de todo el día. Fue tan mítico que me permito la licencia de pegar el set completo de la noche:



    Alegia Ordaina Kezkak
    Denak ez du balio
    Makuluak
    Zerbait Asmatuko Dugu
    Hitzen Oinarri Ahula
    26 Segundotan
    Betiko leloaren betiko leloa
    Bueltatzen
    Mix
    Harra
    Jaio.Musika.Hil
    Stereo
    Dortoken Mendean
    Lanbroan
    Sutxakurrak
    Mix end
    Etsia
    Ikasten
    Oihu

    El broche de oro de un final de día estupendo lo dieron los madrileños Toundra. Salieron con un poco de retraso, pero se lo perdonamos tras escuchar flipadas sonoras como “Zanzíbar” u “Oro Rojo” en un Chaos Stage que sonó de lujo a puro . Set épico y que supo a poco, pero que nos transportó en unas nubes oscuras de cielos negros al Resucamp. La primera noche había acabado entre cervezas y charlas amenas.

    VIERNES 17 DE JULIO

    Tras degustar los manjares que da una tierra como Galicia, y principalmente Viveiro (Albariño incluido), llegamos a tiempo al recinto para poder presenciar en el Main Stage a los norteamericanos Iron Reagan. Tony Foresta y los suyos son pura fiesta, y con un sonido destacado lo mismo daba que hiciesen versiones de Cro-Mags que de Cannibal Corpse, ya que el baile desenfrenado estaba asegurado. Nos tocaron la fibra sensible con su gran “Miserable Failure”, y realizaron hasta un show mas animado que en el Hellfest de hace un mes (tampoco difícil teniendo una posición mas privilegiada en el cartel). 15 canciones se pasan volando, y la cerveza sigue subiendo.



    Y si hablamos de cervezas, éstas explotaron de buena manera con el show de Death By Stereo (y no hablamos de las que arrojaba su poseído vocalista al público, una aterrizando en la mesa de sonido del Ritual Stage). Alucinante show donde dio tiempo de que su vocalista Frem Schulz bajase hasta el público y cantase desde un pogo frenético, recorriendo gran parte de la explanada del Ritual (si eso no es actitud y entrega no se que lo es). Por su fuera poco su bajista Robert Madrigal nos deleitó con una versión de “Raining Blood” de Slayer (si tan solo se le hubiese escuchado en el micro), incendiando el festival a primeras horas. Cumplieron con sobras y le dieron un puñetazo en los morros a las demás bandas de que desfilarían por ese escenario. Chapó.

    Los siguientes que pudimos presenciar fueron Kadavar. Los alemanes editan disco en nada, y trajeron la nota de clásico a un festival mas caracterizado por el , el o el . Todo hay que decirlo, y aunque su guitarra no estuviese muy fino en canciones como “Doomsday Machine”, las ganas que teníamos de verlos en un gran escenario como el Main Stage fueron satisfechas a base de grandes melodías. Gozaron de un sonido a la altura de la banda, y nosotros nos fuimos con una sonrisa de oreja a oreja.



    Una vez mas llegaban a España Toxic Holocaust y no nos lo pensábamos perder. El Chaos Stage fue testigo del buen hacer de la banda, y con temas como “The Lords Of Wasteland” o “Metal Attack” por poco nos rebanan los cuellos en un headbang frenético. Al principio no estaba seguro si verlos a ellos o a Anti-Nowhere League, pero bien valió la pena presenciar un show con buen sonido y un público animado.

    Backyard Babies estuvieron mucho mejor que hace un mes en el Hellfest, mas animados y mas acción en un escenario principal que supieron aprovechar al máximo. Es como si le hubiese faltado mas rodaje a la banda, y ahora se encontrase en su punto álgido dentro de la gira europea. “Dysfunctional Professional” y “Minus Celsius” fueron el despiporre total, y las guitarras de Dregen por fin sonaban a gusto en uno de los grandes shows del día.

    Menos fue lo de D.R.I. en el Chaos Stage. Kurt puso toda la carne en el asador, pero no así le resto de la banda, donde se les notó cansados o algo pasotas, pero aun así demostrando que no llevan tocando juntos solo un par de meses, y que gracias a temazos como “Wages Of Sin” o “Mad Man” pueden dejar su legado bien en alto. No el mejor de sus shows en la Península, pero aun disfrutable.

    MotÖrhead eran los cabezas de cartel indiscutibles de esta edición del Resurrection Fest, y el morbo aumentaba no solo por ser fecha exclusiva para España en 2015, sino porque el 90% de los asistentes estaban seguros de que iban a presenciar el último show de Lemmy en España. Se dieron el lujo de salir con retraso, el público los aclamaba y el show dio bastante de si (para la edad y el estado de salud de Lemmy). Convencieron a todos con un set correcto, cerrando a lo grande con “Ace Of Spades” y la inmortal “Overkill”, tardando mas de 15 minutos sobre la hora estipulada y sonando atronadores. Mención aparte para Mikkey Dee a la batería, sorprendiéndonos con un detallista solo de batería donde no solo demostraba su potencia sino también su talento. Quedará en el tintero la pregunta de si Lemmy debería seguir adelante con este tipo de shows (apenas se mueve en el escenario, apenas habla y todo parece costarle un mundo), pero es una alegría para toda una generación que ha podido ver a un clásico tocar encima del suelo de Viveiro. Eterno Lemmy!



    Decidimos ver Nuclear Assault porque ¿Cuándo sino los veríamos mas? Eminencias del , siempre puede ser su última gira, y dejaron bien en alto el pabellón de su legado con canciones como “Critical Mass” o “Hang The Pope”. Diversión a raudales y un show bastante dinámico donde casi no nos dio tiempo de respirar entre baile y baile.

    Children of Bodom empezaron algo frios en el Main Stage, y mas nos preocupamos con un parón de mas de 5 minutos donde los problemas técnicos y la falta de bajista pusieron en tensión a todo el festival. Eran muy esperados, la oportunidad de cientos de asistentes de revivir los buenos años de la hate crew, y por suerte lo arreglaron a base de clásicos como “Silent Night, Bodom Night” o “Sixpounder”. Alexi Laiho intentó animar al público, pero por A o B motivo no fue el show que todos esperabamos de Children of Bodom, sin ser realmente malo. Mejor suerte la próxima vez, tanto con el sonido como con la actitud ante el directo.



    Todo lo contrario con Terror en el Ritual Stage, otro de los grupos de a los cuales el escenario de la carpa les quedaba pequeño. No traían a Scott a las voces, y su bajista se encargo de poner las cosas claras para dejar ver que esta gira europea si valía la pena aún con un hombre menos. Creo que nadie olvidará ese final con un “Keepers Of The Faith” coreado por todos los presentes, locura total made in EEUU.

    Las cosas nos seguían sonriendo con In Flames, que bien pudieron dar EL BOLAZO de todo el festival. Había mucha reticencia hacia los “nuevos” In Flames y sus derroteros mas alejados del que tanta fama les dio, pero con un Anders que sonó inmaculado en las voces (no lo recordaba ya tan bien, hasta en las mas difíciles). La primera “Only For The Weak” sonó rara, si, pero viejas glorias como “Cloud Connected” o “The Quiet Place” sonaron como agua de mayo. Si ya nos dejó helados que recuperasen la brutal “The Chosen Pessimist” mas nos sorprendió que subieran a alguien del público (un muchacho llamado Javier, de Canarias) para interpretar “Take This Life” (robandole el show a Anders con una voz increíble). Cerraron la noche con “My Sweet Shadow” y nos volvimos a enamorar una vez mas de ellos. Sonido perfecto, set correcto, estos son los In Flames que tanto adorabamos.



    Y finalmente The Exploited. El Chaos Stage se inundó de fans una vez mas en “Sex & Violence”, Wattie soltaba sus pullitas por aquí y por allá, pero además de un sonido muy justo y una fórmula de directos muy ensayada y aprendida, no pudimos ver nada nuevo bajo la luna. Si, show disfrutable y nos alegra ver con buena salud a Wattie luego del susto que nos dió en la gira con Napalm Death, pero poco. Nos alejábamos del recinto mientras Abaixo Cu Sistema ponía patas arriba el Ritual Stage tal cual banda principal, pero ni las versiones de SOAD pudieron convencer a nuestros derrotados huesos. Se acababa el segundo día.

    SÁBADO 18 DE JULIO

    El tercer y último día iniciaba con la noticia de la cancelación de Providence sin muchas explicaciones, pero estabamos decididos de que sería un gran día y por ello fuimos corriendo para ver la actuación de Der Weg einer Freiheit en el Chaos Stage. Los alemanes salieron bastante convencidos y resultones, pero el sonido no les hizo justicia a pesar de desgranar grandes canciones como “Repulsion” o “Nachtsam”. Un bajo que sonaba saturado hizo de las suyas, pero el batería pudo salvar las papeletas con una gran actuación. Esperamos poder verles en un mejor ambiente y en sala.

    Monuments por su parte dieron la nota alegre en el Main Stage. Impresionante ver como la fama de la banda ha subido como la espuma, y es difícil quedarse quieto cuando tocan grandes canciones como “I, The Creator”, o cuando su vocalista Chris Barretto derrocha chulería mas propia de una banda americana de . Graciosos y talentosos, supieron manejar al público a su antojo, y aunque el viento se llevase su sonido por momentos estoy seguro que nadie se dio cuenta de que no sonaron todo lo correctos que deberían haber sonado.

    Nos tocaba ver In Mute en el Chaos Stage, quienes contaron con el beneplácito de la audiencia (que los adora) a pesar de su apuesta algo génerica. Nadie les puede quitar tener un directo que quita el aliento, aunque también algo forzado (todo hay que decirlo), pero supieron aprovechar al máximo (wall of death incluido) el tiempo del que gozaron. Bien por ellos.

    Pudimos ver parte de la actuación de Carnifex en el escenario principal, uno de los mas esperados en el ámbito extremo “moderno”. Se metieron a la gente en el bolsillo con “Die Without Hope” y “Lie To My Face”, y no podemos negar que lo suyo con la puesta en escena engancha. Aprovecharon tener un buen sonido durante todo el set, y es un espectáculo mas visual que musical del cual estamos contentos de presenciar.

    Para musical ya teníamos a Syberia, la banda catalana de que junto a Toundra fueron una de las fuerzas de la naturaleza mas interesantes del festival. Eligieron un set de canciones cañeras donde “Stampede” sonó gloriosa, y donde inclusive nos dieron a probar algo de su nuevo trabajo en “Desertica”, para terminar de rematarnos con “Red Dawn” y llevarse los aplausos en un set donde aprovecharon cada minuto para dejarnos en éxtasis.

    Creo que todos coincidimos en que Skindred podrían haber tocado unas cuantas horas mas tarde, ya que su show es mas vistoso con la luz del sol apagada, pero sea a la hora que sea Benji Webbe y los suyos hacen del una fiesta donde todo el mundo la lía parda. Lo mismo es con una versión de Metallica que con su gran “Nobody”, el hit “Warning” donde no desaprovechó la ocasión para realizar el Newport Helicopter con las camisetas de todos los asistentes. Entretenidos a mas no poder, una de las bandas que hacían falta en el Resu.



    Cambiamos brutalmente de rumbo con Ne Obliviscaris en el Chaos Stage. Por problemas con el equipaje y su instrumento, tuvieron que tocar con bajista. Si a eso le añadimos que su tiempo de actuación era muy reducido para crear toda la atmósfera que da su apuesta musical, lo suyo supo a poco pero pudo regalarnos joyas como ese “And Plague Flowers the Kaleidoscope”. Dos voces con tantos contrastes como belleza poseía ese violín mágico. Buen show venido a menos por problemas ajenos a la banda.



    Lo de Heaven Shall Burn no tiene nombre: sabíamos que darían uno de los bolazos del festival, pero tampoco nos esperabamos tanta brutalidad y grandeza en un solo lugar. Ya muchos de vosotros habreis visto el gigante circle pit que realizaron durante “Like Gods Among Mortals”, pero es que en un set en el que gozaron del mejor de los sonidos en el escenario principal ese día también pudieron regalarnos su increíble versión de “Black Tears” o hits como “Endzeit”. Un frontman enchufado y un público sediento de breakdowns, combinación mortal.



    Moonspell nos esperaban en el Chaos Stage, donde Fernando Ribeiro derrochó talento además de carisma, y tiró de un set donde mezclaba tanto canciones de su último lanzamiento (una enigmática “Medusalem” donde demostró destreza vocal) con clásicos de estas mas de dos décadas de la banda. Poco tiempo para tantos buenos temas, pero el final con “Alma Matter” y “Fullmoon Madness” es impagable. Si tan solo el sonido hubiese sido tan bueno como lo fue su elección de canciones.

    Danko Jones se presentaba en el Main Stage con un set de batería algo precario, pero oye! que esto es rock n´roll y solo le faltó soltar temazos como “First Date” o “Forget My Name” para tener a todo el respetable en la palma de su mano. Los Resukids volvieron a hacer acto de presencia y el pobre Danko no lo entendía, pero aun así seguía tirando de magia con “Cadillac” o “Gonna Be A Fight Tonight”. Espero que sea como el propio Jones lo dijo esa tarde, y que no tarden 10 años en traerlo de vuelta. Showman unido a talento, a pesar de no estar muy acertado en las seis cuerdas.

    Optamos por ver a Strung Out algo mas relajados y desde fuera del Ritual Stage, y aun así fuimos testigos de su buen hacer que otra vez tuvo que sufrir de los problemas de espacio de la carpa. Te tocan grandes canciones como “Wrong Side of the Tracks” y te vienes arriba, pero si encima le dedican “Soulmate” de NUFAN al fallecido Tony Sly es que ya es de sacarse el sombrero y abrazarlos. Muy grandes, que repitan todos los años que quieran.

    Korn lograron llenar todo el recinto del festival, eran otro de los cabezas de cartel y la gira de 20 aniversario de su disco debut atrajo a mucha gente. Personalmente para un servidor fue mucho ruido y pocas nueces, porque si bien levantaron polvo con la inicial “Blind”, el resto del set hasta llegar a los bises fue algo parado. Quizás su disco debut no funciona lo suficientemente bien en directo, quizás siempre fueron una banda de singles, lo cierto es que a pesar de dar un show a la altura de su fama, el setlist de aniversario no arrancó tantas sonrisas como se esperaba. Correctos y show para fans acérrimos, pero no para el seguidor promedio de Korn. Si ya le sumas una banda poco comunicativa pues arranca y vamonos, por suerte pusieron algo de Tool antes de su actuación.



    Y nos fuimos asi a ver a Satanic Surfers, para llevarnos la sorpresa de que la gira de reunión de la banda no llenó la carpa del Ritual Stage (había bastante espacio, al parecer Behemoth acapararon mas la atención), y unido a una banda que iba por detrás de Rodrigo Alfaro pues podemos dejar la actuación en un aprobado justo, a pesar de clásicos como “Hero Of Our Time” o “Head Under Water”. No fue su noche, no fue su actuación, pero aun así lo disfrutamos. Ni siquiera la conexión latina de Alfaro con el público español surgió efecto.

    Y cerramos el festival con unos también esperados Fear Factory ¿Qué deciros? Que Burton C. Bell volvió a dejarse las voces limpias en casa, y no exagero al decir que fue de escándalo el “espectáculo” que dio al cantar, con gallos incluso hablando, y destrozando grandes clásicos de ayer y hoy como “Replica” o “Demanufacture”. Dino Cazares y el resto de la banda estuvieron pletóricos, y supieron sacarle el máximo rendimiento al sonido del escenario principal, pero lo de Burton ya resulta criminal y es digno de un Expediente X…al menos le sirvió de sala de promoción del nuevo disco “Genexus” de la banda, que ya todos sabemos que sale a la venta el 7 de agosto (gracias Burton por recordarnoslo unas miles de veces). Si piensas asistir a la gira de aniversario de “Demanufacture” en España a finales de año ve preparado para todo.

    Despedidas, las últimas birras en el ResuCamp, anécdotas mil y decir adiós a Viveiro por todo lo alto. Una edición aniversario cubierta de un show de fuegos artificiales que no esperabamos, de ciertas cancelaciones y quejas por el precio de las bebidas, pero que con un cartel enorme y con una organización que ha presentado mejoras sustanciales, podemos seguir afirmando que se trata de uno de los mejores festivales españoles del género a todos los niveles: organización, apuesta, oferta, precios, y trato. ¿Dudas de que estaremos allí de vuelta en 2016? 10 años de pasión, gracias Resu y a por otros 10 años mas.

    PUEDES VER TODAS LAS FOTOS DEL FESTIVAL AQUÍ / YOU CAN SEE ALL PICTURES FESTIVAL HERE:

    RESURRECTION FEST 2015

    Texto: Morpheus Misfit
    Fotos: Iria Lage
  • Crónica At the Gates + Wormed + Sound of Silence (06.03.2015)

    10. Mär. 2015, 14:17 von _kam1kaze_

    Vie 6 Mar – Route Resurrection Fest 2015

    Crónica disponible en bigbombo.com y rockinspain.es:

    1ª Parte: bigbombo.com:

    El pasado 6 de marzo tuvo lugar en la sala Penélope la segunda gira del Route Resurrection Fest, una serie de conciertos preparados por el festival como calentamiento para sus fechas en julio, con bandas que no entran en el cartel. Esta vez era el turno de At the Gates, considerados padres del y que venían a presentar su primer disco en 19 años, "At War With Reality".



    Los primeros teloneros, los asturianos Sound Of Silence (de este mismo género pero mucho más modernizado y con letras en español), paradójicamente tuvieron el mejor sonido de toda la noche aun siendo los teloneros. A pesar de no ser mi estilo, puedo reconocer que fue un directo enérgico, que animó al público expectante de lo que quedaba por venir. Baterías dinámicas, bajo bien empastado, guitarras complementadas y voces rasgadas a lo The Black Dahlia Murder, a quienes apuntaban en más de una ocasión de manera demasiado directa.



    A continuación, los madrileños Wormed (a quienes yo esperaba con más ganas e iba a ver por tercera vez) ofrecieron nada más empezar su habitual descarga de tenacidad, tecnicismo, enajenación y cosmicidad (acorde a sus temáticas, relacionadas con la ciencia ficción, el espacio y la evolución). Por desgracia aquí fue cuando el sonido empezó a tornarse más difuso, aunque no esta vez por culpa del grupo (que acostumbra a ofrecer directos inentendibles para muchos, pero que sonaron más nítidos que en el Resurrection Fest y en el Leyendas del Rock). Aun así demostraron su usual perfección técnica, con parones y bruscos cambios de tempo impecables, a la vez que una rapidez propia de este inusual . Lo mejor del directo: la presencia escénica de Phlegeton, que a la voz y con su kilométrica melena derrochaba carisma, y el bajista Guillemoth, el que más se retorcía sin desatender la contundencia de su instrumento. Los temas más devastadores, The Nonlocality Trilemma, Tautochrone y Nucleon, de su último trabajo, "Exodromos".

    Texto: Irene Montes



    2ª Parte: rockinspain.es:

    Una vez empezó a sonar la intro “El Altar del Dios Desconocido”, sí en español, un detalle a enmarcar dicho sea de paso, la locura invadió todo el recinto incluso dando tiempo a hacer pequeños “Wall o Death” o “Crowsurfing” entre sus enloquecidos aficionados.

    Uno de los detalles agradables de la velada ha sido poder ver que la popular banda se encuentra en un gran estado de forma, sirva como anticipo, el buen trabajo grabado el año pasado “At War With Reality”, del cual sonaron seis cortes, destacando “Death And The Labyrinth” o la que da nombre a su último trabajo “At War With Reality”.

    Pero como era de esperar al ser la gira de su nuevo disco, la banda también supo hacer un repaso por su extensa discografía, y de grandes temas como “Cold” o hacia el final la muy esperada y de verdad todo un clásico en su carrera “Blinded By Fear” de su aclamado álbum “Slaughter Of The Soul”.

    Los hermanos Bjölder estuvieron muy participativos con la peña saludando y estrechando manos, además de que su actuación fue excelente. De su cantante Tomas habría que hacer una crónica a parte debido a que es un tío que no para, entra y sale del escenario y cada vez con una fuerza especial, sabe interactuar con sus fieles y también con sus compañeros de grupo, algo muy importante de cara a la galería.

    Y ¿Qué tal de público? Pues como os comentaba al inicio siendo un mes con una cartelera amplia y muy variada, aun así la sala presento una entrada más que respetabe. Además esta gira correspondía a los eventos que organiza la peña del Resurrectión fest que a su vez sirven para darle promoción al prestigioso festival que cada año se asienta más en el calendario nacional con buenos carteles y una oferta muy atractiva entre bandas y un sitio emblemático para desconectar y pasárselo bien y no olvidemos que este año cumple se décimo aniversario, vamos como para no celebrarlo.

    Volviendo al directo de At the Gates podemos decir que fue una espectáculo sensacional, una noche mágica para poder compartir de una de las bandas que ha creado catedra en la escena y su peculiar sonido y que si a esto le sumamos su entrega y buen rollo, la simbiosis está más que asimilada. La banda estuvo en todo momento unida a sus fans y esa cercanía se notaba desde sus primeros acordes, de allí que la velada haya sido muy especial.

    La banda se despediría con otros dos grandes temas como fueron “Kingdome Gone” de uno de sus primeros discos “The Red In Tne Sky Is Ours” (1992) y “The Night Eternal” con la que también cerraban su último trabajo y daban así por acabada su gran actuación en la capital de España.

    AT THE GATES (Set list)

    El Altar (intro)
    Death And The Labyrint
    Slaughter
    Cold
    (intro) At War With Reality
    Terminal
    Raped By The Light
    Eater Of Gods
    Under A Serpent Sun
    Windows
    Suicide Nation
    Heroes And Tombs
    Nausea
    The Circular Ruins
    World Of Lies
    Burning Darkness
    The Book Of Sand
    (Blinded intro) Blinded By Fear
    Kingdom Gone
    The Night Eternal

    Texto Por: Angela Cristina Araujo Silva
  • Crónica Amon Amarth (08.01.2015)

    10. Feb. 2015, 13:39 von _kam1kaze_

    Dom 8 Feb – Amon Amarth, Huntress, Savage Messiah

    Crónica disponible en metaltrip.com:

    Una fría tarde de domingo en Febrero, con la resaca de la fiesta de la noche anterior y con el ambiente que invita más a quedarte en casa viendo una película al abrigo de una manta, no era el mejor escenario para salir de casa e ir de concierto.



    Quizá eso fue lo que pasó en el concierto del domingo de los vikingos suecos Amon Amarth, que presentó una entrada algo superior a los tres cuartos de sala, algo menor de los esperado y eso que los compañeros de la gira también hacían atractivo el concierto, como los americanos Huntress y Savage Messiah. A pesar de esta anécdota, el ambiente general de los tres conciertos fue muy bueno, con un público con muchas ganas de acompañar a sus bandas y sobre todo con Amon Amarth, dándolo todo en las canciones más clásicas.

    Savage Messiah:

    Sobre las 19:20 aproximadamente, con la sala algo vacía, pero con el público dispuesto a disfrutar muchísimo de lo que le deparaba la noche, salían al escenario los chicos de Savage Messiah, banda de con pinceladas de formado en el año 2007 por Dave Silver a la voz y guitarra y que fueron los encargados de caldear el ambiente mientras la sala se iba llenando poco a poco, cumpliendo con creces su objetivo.



    A Dave Silver, le acompañaron en esta ocasión Joff Bailey a la guitarra, Mira Slama al bajo y Andrea Gorio a la batería y nos presentaron su último trabajo “The Fateful Dark” en el cual basaron su repertorio.

    Los británicos que ejecutaron un muy marcado por el más clásico, con mucha melodía, tanto instrumental como vocal, eligieron para empezar su “Iconocaust” tema que abre el disco y en el que destaco el papel de Dave a la guitarras, demostrándonos su saber hacer, con riffs rápidos, pesados y Andrea a la batería con su contundente pegada.

    Con un solo tema el publico ya se mostraba encantado, levantando los brazos y moviendo la melena al son de temas como “Cross Of Babylon” con el que continuaron su actuación donde volvía a destacar el papel de las guitarras tanto la de Dave como la de Joff que se lucieron a los solos, y la estupenda base rítmica formada por Mira al bajo y Andrea a la batería, que no nos dio tregua en ningún momento con su sonido atronador.

    Dave y los suyos venían dispuestos a darlo todo, mostrándose muy agradecidos con el público, sonado nítidos, compactos, viéndoseles compenetrados, activos y entregados con sus fans, que les respondían moviéndose y aplaudiendo cada uno de los temas como en “Hellblazer”, donde bajaron un poco las revoluciones, dándonos un respiro, volviéndolas a subir al máximo con “Scavenger Of Mercy” muy bien recibida por todos, donde Dave compagino su voz rasgada con sus peculiares agudos, quedándole muy bien, pese a que en algunos momentos pareciera que no iba a llegar .



    Ya llegando al final de su actuación le llego el turno a “The Fateful Dark” donde destaco el papel de Joff a los coros, muy compenetrado con Dave para continuar con “Minority Of One”con la que cerraron su actuación, dejándonos a todos muy satisfechos y encantados con lo que habíamos visto y escuchado.

    El set list de Savage Messiah fue:

    Iconocaust
    Cross Of Babylon
    Hellblazer
    Scavenger Of Mercy
    The Fateful Dark
    Minority Of One

    Huntress:

    Huntress eran los siguientes en salir al escenario. Tras el buen sabor de boca que dejaron Savage Messiah, ganándose al público madrileño, la bruja Jill y sus secuaces tenían la difícil papeleta de lidiar con el ansia que reinaba en la sala ante la salida cercana de los cabezas de cartel. Su última visita en 2012 dejó varias buenas sensaciones, y tras menos de tres años, volvían a nuestro país como acompañantes de una de las mejores bandas del panorama musical, y la verdad es que no lo hicieron nada mal a pesar de algunos fallos de sonido.



    La cazadora salió lista para perturbar las almas de los asistentes creando un ambiente lúgubre en el que enlazar sus hechizos hechos música. Tapada con una capucha, Jill llevó la batuta del concierto en todo momento, recreándose en la escenificación teatral de sus canciones. Arrancaron con “Senicide”, y aunque una de las guitarras se comía el sonido, el quinteto supo sobreponerse y encauzar el concierto. Jill gesticulaba, se movía, se acercaba al borde, y aunque su voz se veía solapada por los instrumentos, cuando se distinguía, sus gruñidos ponían la piel de gallina.

    Tras “Destroy Your Life” (como me gusta este tema), se lanzaron con un nuevo tema, del que será el tercer álbum de esta saga, que como nos comentó previamente en la entrevista, los estaban probando en directo antes de los arreglos finales. El tema estaba bastante bien, algo más progresivo a lo que nos tienen acostumbrados la formación.



    Su concierto fue de menos a más, y aunque la gente tenía ganas de , respondió con entusiasmo a las arengas de Jill Janus. Entre cambios de capuchas (una de ellas con púas en los hombros) y movimientos esquizofrénicos, los temas iban cayendo hasta uno de los momentos más graciosos de la noche. Presentando al guitarrista como traductor, la cosa se fue de madre. Resulta que no hablaba español, más bien un “Mejicano Sucio”. Y fue traduciendo lo que nos contaba Jill con un toque de humor típico de dibujos animados de los 80. Para los de la Logse, en los 80 los dibujos animados venían doblados en mejicano (el oso Yogui era el mejor). Jill intentaba explicar que Lemmy había escrito un tema para el grupo, que Jill le había pedido que fuera una canción de amor, y que la leyenda le había escrito un tema que se titulaba “I Want To Fuck You to Death”, que traducido por el guitarrista era: “Te voy a chingar en el huerto”. Ante las risas del público, el tema sonó espectacular.

    Para terminar, “Eight of Swords” cerró espléndidamente el concierto, con un grito que recorrió la sala, un grito que Jill mantuvo dirigiéndose a ambos lados del escenario sin cortalo. Espectacular. Un muy buen concierto de poco más de 45 minutos que sin duda mostró lo que este grupo, con apenas dos discos en el mercado y un tercero en el horno, pueden dar de sí.

    El setlist de Huntress fue:

    Senicide
    Destroy Your Life
    Harsh Times On Planet Stoked
    Spell Eater

    Amon Amarth:

    Con ya el ambiente caldeado con los conciertos de las bandas anteriores, los técnicos de Amon Amarth se dispusieron a preparar el escenario, presidido por un enorme telón, bien iluminado, con la portada de su último álbum publicado, “Deceiver of the Gods”.

    Como viene siendo habitual en los conciertos de los suecos, un tema de los Iron Maiden anticipa la clásica intro que llama a la batalla vikinga y que anticipa la salida al escenario de los cinco suecos para ofrecernos sus himnos. Desde la pasada edición del Wacken no los había vuelto a ver en directo y más tiempo hacía que nos los veía en un concierto en España, con lo cual alguna sorpresa me deparó su actuación.



    La poderosa descarga la inician con un tema de los actuales, “Father of the Wolf”, en la línea música poderosa de Amon Amarth, con esas guitarras dobladas con enorme fuerza, una banda muy bien coordinada en sus movimientos y un Johan Hegg y su imponente planta dirigiendo como los grandes frontmans, las hordas al ritmo de su música. Todo muy trabajado, como en “Deceiver of the Gods”, donde se nota la cantidad de conciertos que tienen encima y se ve que en el escenario se mueven muy bien, sobre todo Johan y el bajista Ted Lundström, con un papel más discreto para los guitarras Johan y Olavi y sobre todo el tapado Fredrik tras su kit de batería, del que sale en pocas ocasiones a recibir el aplauso de sus fans.

    La sorpresa, al menos para mi, fue escuchar a Johan Hegg intentando comunicarse con su público en castellano, que generó momentos simpáticos entre canciones y se le nota su interés por aprender la lengua.

    El siguiente bloque de canciones, nos deparaba “Live for the Kill” del álbum “Twilight of the Thunder God” que empezó a levantar la complicidad de la gente al rítmo de la música de los suecos, uno de sus temas clásicos del mismo álbum, “Free Will Sacrifice” y su ya clásico “Asator”, que con columnas de humo, que se repitieron en varios momentos de su concierto dando un ambiente más infernal y que consiguió levantar totalmente a todo el personal.

    Continuábamos con un poco de épica y su “For Victory or Death”, que realmente hizo pocos prisioneros y el sonido, no conseguido al 100%, pero que no ensombreció el resultado final del concierto. Se notaba que los músicos los pasaban bien sobre el escenario y Johan se mostró simpático en sus comentarios y más de una ocasión levantó a la gente para corear con sus voces la melodía de sus canciones. Volvíamos a su último álbum con “As Loke Falls”, previo brindis de Johan bebiendo con su cuerno vikingo y con Olavi y el guitarrista Johan marcando una melodía que cantó buena parte de la La Riviera.

    Da gusto verles dándolo todo, melenas al viento en su visión del más accesible donde están ganando cada vez más seguidores Amon Amarth. Otro clásico que consiguió levantar, si se podía más, al público fue “Death in Fire, con esas columnas de humo simulando el fuego, que me quedó un poco más rebajada que la original, pero siempre un tema indispensable en su set list. Casi sin parar, “The Last Stand of Frej”, que fue su versión más apagada en su tema más denso y diferente, que marco una pequeña pausa a su intenso concierto.



    De nuevo un intento de Johan Hegg de comunicarse en castellano, simpático y que siempre fue agradecido con el aplauso de la gente y más cuando dijo que nos iban a dar un poco de , con su “Guardians of Asgaard”, que desató la locura y donde el público colaboró desinteresadamente con la banda.

    Llegaba el momento de temas más clásicos como la intensa y demoledora, “Cry of the Black Birds”, donde cambiaron el telón con la imagen de la gira. “War of the Gods” ensordecedora, con una marcha marcial y donde las columnas de humo crearon aún más ambiente, con esa melodía atronadora que saben crear los suecos, como en “Victorious March”, marcial y como marcha militar llama a la batalla y se nota una vez más que Amon Amarth tienen su show muy trabajado.

    No hubo mucha pausa para bises, mejor, así que rápidamente volvieron al escenario al ritmo de una intro que simulaba las olas del mar y las tinieblas, donde apareció Johan con el Martillo, para delicia del personal, para presentar “Twilight of the Thunder God” que resultó atronadora.



    Para el final, Johan, empezó con la tontería de que si en Barcelona gritan más que en Madrid, que está un poco sobado, pero bueno, hay que entenderlo como forma de calentar a la gente. Todo ello antes de tener el detalle de dedicarnos a los allí presentes su último himno, “The Pursuit of Vikings”, que desató la locura y que puso fin a un concierto muy interesante, que sin llegar a emocionar, demuestra que la maquinaria de los suecos funciona muy bien, con un trabajo bien estructurado donde el peso importante lo llevan los temas de su último álbum, pero intercalado con los temas que han hecho grandes a Amon Amarth y que será difícil que salgan de su set.

    El set list de Amon Amarth en Madrid fue:

    Father of the Wolf
    Deceiver of the Gods
    Live for the Kill
    Free Will Sacrifice
    Asator
    For Victory or Death
    As Loke Falls
    Bleed for Ancient Gods
    Death in Fire
    The Last Stand of Frej
    Guardians of Asgaard
    Shape Shifter
    Cry of the Black Birds
    War of the Gods
    Victorious March
    Twilight of the Thunder God
    The Pursuit of Vikings

    Crónica y fotos: javier@metaltrip.com
    Crónica: gema@metaltrip.com & yalinku@metaltrip.com
  • The Last.fm 2015 Tip Off

    19. Dez. 2014, 15:03 von pellitero



    The clock is ticking on 2014 and we would like to present to you some artists that, with no full length album under their belt yet, have found a prominent place on the Last.fm community libraries and have been featured on our tastemaker’s Hype Chart. We hope you’ll find an artist from the list below that will become a regular in your 2015 libraries!
    We’re especially looking forward to kicking off the new year with Iain Woods‘ (aka Psychologist) debut album “Psychologist”, released just after the stroke of midnight. With an already impressive two EPs out there, Woods introduces a “bigger rockier” sound to his songs, which we think is a sign of things to come during the next twelve months. Judge for yourself by listening to the first single off the album “Worlds Away”.

    After the outstanding “Outlaws EP” released last spring and featuring on a Chase & Status single, we have included an album by Ed Thomas on our 2015 list. Another male artist we would like to see breaking in the near future is Ofei. His “London EP” and single “WOW” are raw and full of passion without touching any of the urban-soul cliches coming from both sides of the Atlantic. Very promising.

    Onto the ladies, then. Already with 10 tracks scattered over two EPs, Ellie Ingram has delivered a serious tune this year with “When it was dark”, a track included on “The Doghouse”, which could easily resume the urban-soul revival of 2014. Moko has also had a well deserved good year, helped by some spot-on live performances during the summer festival season and the dancefloor/radio friendly “Your Love”.

    At the other side of the spectrum we also expect good things to come from Sophie Jaimeson. Having learned her craft through the folk scene around Cambridge University, her sound has now expanded to a four-piece. It has also being a long time coming for Findlay; do not hesitate to catch her explosive live shows if in a town near you.

    Just as electric on the stage, Dolomite Minor haven’t been the most prolific in terms of recorded music, but their festival appearances have certainly caught your eye and interest. Check their single “Let Me Go” for a taster of things to come. Klo, another duo (this time from down under) burst onto the radio playlists with the subdued “Make Me Wonder”. With another EP on the cards for 2015 and visits to Europe during the summer, we are looking forward to their new output.

    On a very similar tip 14th, pioneers of the UK 90s house and garage revival, have recently collaborated with Mao Ra Sun on the track “Ways Of Seeing”. Lastly, on the guitar front, the six piece HAUS, the Scottish trio Tuff Love and Spanish bands Wild Bambina and Deers (pictured above) bring to a close the list of the fifteen acts we hope blossom in 2015.

    If you would like to dig deeper on the artists who made it to the Last.fm Hype Charts in 2014, press play below … Have a good holiday and a great year!
  • Crónica Kreator + Arch Enemy (29.11.2014)

    5. Dez. 2014, 21:50 von _kam1kaze_

    Sab 29 Nov – Kreator, Arch Enemy, Hell, Drone

    Crónica disponible en elladooscurodelaluna.com:

    Los alemanes Kreator volvían este año por tercera vez a la península ibérica, aunque para esta ocasión venían para descargar toda su potencia en un par de fechas en salas. Para acompañarles estaban los suecos Arch Enemy, con la presentación de Alissa (EX – The Agonist) y Jeff Loomis (EX – Nevermore), Hell y Drone. A continuación te contamos lo vivido.

    DRONE
    7/10

    Los ganadores de la Wacken Metal Battle 2006 venían como remplazo de la caída de Nothnegal, un cambio bastante a favor, pues lo que pudimos comprobar en escena era puro consistente, con unos miembros que no paran quietos en ningún momento.

    Los alemanes ya han acompañado a bandas de la talla Norther, Korpiklaani, Die Apokalyptischen Reiter o Amoral en sus giras europeas. Es sin duda acojonante lo que esta joven formación alemana consiguió con tan solo seis temas, pues aunque a veces sea difícil abrir los conciertos, lo hicieron muy bien, con una entrada bastante buena, un sonido muy nítido y una descarga de potencial que gustó al más pintado.

    Tras una breve intro, la formación germana salió a escena para deleitarnos con cosillas como Deepest Red, Welcome to the Pit o Format C. Algo que podemos sacar en clave de este concierto, es que muchas veces es mejor acercarse a ver a las bandas antes de cuestionarlas por lo que suene en sus discos, pues al menos servidor se llevó una grata sorpresa con los alemanes.

    Así mismo también fue una grata sorpresa que el miembro Marcelo Vasquez Rocha (guitarra), nos presentara uno de los temas en un castellano bastante aceptable. A los de Celle (Alemania) les quedaba poco más de actuación, pues aún quedaban tres bandas más para amenizar la noche, pero eso no les quitó para que le pusieran muchísimas más ganas que algunas bandas ya veteranas. Siguieron descargando su en potencia con Making Believe, seguida por Guilt y finalizando su actuación con Hammered, Fucked and Boozed.

    Setlist de Drone:

    A Gringo Like Me
    Deepest Red
    Welcome to the Pit
    Format C
    Making Believe
    Guilt
    Hammered, Fucked and Boozed

    HELL
    8/10

    Los británicos volvían a nuestro país tras su paso por el Leyendas del Rock. La formación pisaba nuestras tierras para presentarnos un show bastante elocuente con David Bower (vocalista), quien además fue el que animó todo el cotarro, deleitándonos con su voz y su teatralidad, así como cambiándose de vestimenta cada dos por tres.

    La formación, en directo se podría catalogar más como espectáculo y pegaría mucho más en un teatro que en una sala de conciertos, pero lo cierto es que los allí presentes se llevaron un muy buen sabor de boca. Con un inicio bastante más religioso de lo normal, veíamos a un miembro encapuchado, que dio el preludio para que la formación apareciera. Todos ellos llevaban unos atuendos oscuros, incluyendo David, aunque este último se cambió varias veces durante la actuación, apareciendo sin camiseta o vestido de monje.

    Musicalmente tuvieron algo más de tiempo que los germanos Drone, pero tocaron menos canciones, al ser las suyas más largas. En lo general de la banda, podemos destacar la labor de David, animando al público constantemente. Sus escenificaciones (sobre todo las más masoquistas), y el hecho de ser el único miembro que no dejaba de estar moviéndose de un lado al otro del escenario, hacían que todas las miradas se centrasen en él. Derrochaba además un vozarrón increíble, es de esos frontman que te atraviesan hasta el alma.

    Para entender a Hell es mejor vivir uno de sus directos, pues consiguen transmitir la música con forma de teatro. El cierre de su actuación llegó con On Earth as It Is in Hell, que nos vino muy bien para caldearnos para lo que estaba aún por llegar.

    Setlist de Hell:

    Gehennae Incendiis
    The Age of Nefarious
    Blasphemy and the Master
    End Ov Days
    On Earth as It Is in Hell

    ARCH ENEMY
    9/10

    Otros que nos habían visitado en el pasado Leyendas del Rock, y que volvían a nuestro país para demostrarnos de nuevo lo que la sucesora de Angela Gossow era capaz de hacer. También tenemos que destacar que hace unas semanas Nick Cordle anunció su salida de la banda, así que el ver a Jeff Loomis en la formación era un aliciente más para no perderse el concierto.

    He de reconocer que tenía miedo de saber cómo sería la formación sin Angela, pues a la señorita Alissa ya la viví con su antigua formación y digamos que me dejó un sabor muy amargo en la boca, pero tras haberla visto en un par de festivales distintos y en sala, he de reconocer que me gusta muchísimo más en Arch Enemy que en The Agonist.

    Con las primeras notas de Tempore Nihil Sanat (Prelude in F minor), entrábamos en el infierno directamente por lo que estaba por llegar. Los sueco/americanos entraron en escena con War Eternal, single de su último trabajo de nombre homónimo, a la que precedieron la ya conocida Ravenous y un temilla del Khaos Legions llamado Under Black Flags We March.

    Sobre las tablas teníamos a la digna heredera de Angela Gossow, quien a pesar de que no intimida tanto como ella, como Sabina Classen (Holy Moses), o Candance (Walls of Jericho), sabe cómo acaparar las miradas de los asistentes. Solo cuando la canadiense iba para la zona de la batería, sus compañeros eran los que recibían el protagonismo.

    Con un setlist bastante equilibrado, nos dieron con You Will Know My Name, que también pertenece a su último plástico, War Eternal, y que fue rápidamente enlazado por dos temas de la era Angela como son Bloodstaine Cross y Revolution Begins.

    De este War Eternal, tan solo presentaron tres temas, siendo As The Pages Burns el último en representarse por la banda, para automáticamente meter toda la brutalidad de seguido con Dead Eyes See No Future, No Gods No Masters y las dos ya conocidas We Will Rise y Nemesis.

    La formación de Michael Amott está en su pleno apogeo, con un disco bastante innovador a la par de fresco, que muestra que no se han quedado estancados en lo que ellos eran. Veremos si en un futuro son capaces de alternar voces limpias y guturales como en Avalanche, pues es de los temas que más gusta en el nuevo disco.

    Setlist de Arch Enemy:

    Tempore Nihil Sanat (Prelude in F minor)
    War Eternal
    Ravenous
    Under Black Flags We March
    You Will Know My Name
    Bloodstained Cross
    Revolution Begins
    As the Pages Burn
    Dead Eyes See No Future
    No Gods, No Masters
    We Will Rise
    Nemesis

    KREATOR
    10/10

    La banda liderada por Mike Petrozza volvía a la capital española tras aquella gira con Morbid Angel, Nile y Fueled by Fire en la sala Penélope. Los germanos este año nos han visitado en tres ocasiones, el Rock Fest BCN, el Resurrection y la gira con Arch Enemy (que acabó con SOLD OUT en Madrid a última hora).

    Una breve proyección mientras sonaba The Patriarch marcaba la señal de que lo bueno estaba a escasos minutos de aparecer en escena. Y así fue, con la entrada bestial de Mike junto a su equipo.Los germanos dieron rienda suelta con Violent Revolution, precedida por la ya conocida Civilization Collapse y acto seguido por From Flood Into Fire. Acto seguido, los alemanes nos deleitaron bestialmente con Extreme Agression, para continuar con Phobia.

    Tras unas breves palabras de Petrozza, quien repitió el mismo discurso del Wacken Open Air, comentó que la música mueve muchísimo más que las religiones y los políticos (ahorro insultos, que habrá menores lectores), llego el turno para Enemy of God, que fue rápidamente unida a otro tema de ese discazo, Voices of the Dead.

    Los alemanes descargaron todo su cabreo ante Madrid a ritmo de Moshpits, Circle Pits y pogos. Una descarga de adrenalina en general, pues tras el espectáculo lo único que deseas es meterte en la cama.

    No podía faltar el opening del Phantom Antichrist, así que tras Suicide Terrorist nos dejaron con la misma introducción de su DVD Dying Alive (2013), para luego descargar como un torrente Phantom Antichrist, Impossible Brutality, Hordes of Chaos y Pleasure To Kill.

    Tras una breve salida de escena, volvieron al escenario para descargar los últimos cañonazos a nuestro ser. Con el cover de The Number of The Beast, empezaron los cañonazos. El segundo golpe llego con Warcurse, seguido de People of the Lie y cómo no, su típico cierre final con Flag of Hate/Tormentor. Los alemanes están en pleno apogeo, sus conciertos son sinónimo de dolor de cuello y de acabar sin espalda. Una muy buena banda proveniente de Alemania que sabe cómo hacer que descargues las tensiones.

    Setlist de Kreator:

    The Patriarch
    Violent Revolution
    Civilization Collapse
    From Flood into Fire
    Extreme Aggression
    Phobia
    Enemy of God
    Voices of the Dead
    Awakening of the Gods (intro only)
    Endless Pain
    Suicide Terrorist
    Mars Mantra
    Phantom Antichrist
    Impossible Brutality
    Hordes of Chaos (A Necrologue for the Elite)
    Pleasure to Kill
    The Number of the Beast (Iron Maiden cover)
    Warcurse
    People of the Lie
    Flag of Hate
    Tormentor


    Texto: Carlos De La Puente
  • Crónica Machine Head + Darkest Hour (15.11.2014)

    18. Nov. 2014, 21:22 von _kam1kaze_

    Sab 15 Nov – Killers & Kings Tour 2014

    Crónica disponible, con más fotos, en metaltrip.com:

    Tras un Sold Out a dos días del concierto, y después de la polvareda que habían levantado Machine Head, tocaba verlos en directo en la sala La Riviera de Madrid. Habían cambiado la hora de apertura de puertas, y además, se habían caído Devil You Know, una verdadera pena, pues el triplete de grupos era más que loable. Al final, todo quedó en Darkest Hour y los cabezas de cartel.

    Antes que nada quisiera comentar algo de toda la polémica que se ha levantado, pero sólo una frase que se ha oído demasiado, “…son un grupo de segunda línea”. Estoy de acuerdo con esta afirmación, pues sí es verdad, son un grupo de segunda línea de sucesión, cuando algunos grupos que se hacen llamar grandes dejen de arrastrar su nombre con eternas despedidas, epitafios y finales, les darán paso a esa segunda línea de flotación que tienen lo necesario para suceder a los viejos dinosaurios.

    Con la sala prácticamente vacía, salieron a escena Darkest Hour, un grupo del que ya había escuchado mucho y que tenía ganas de verles. Pero como suele ser habitual, los teloneros estuvieron maltratados. Maltratados por las luces, por el sonido, por todo el tema técnico en general. No sé de quién será la responsabilidad de que esto ocurra, pero es injusto., pues el público se ve obligado a sufrir un sonido horrible, casi a oscuras y encima, si el grupo te gusta, a quedarte con un mal sabor de boca.



    Los americanos son de la misma quinta que Machine Head, y llevan bastante en este negocio para saber que las condiciones que les ofrecían no eran suficientes para dejar constancia de su con toques de . Así que decidieron derrochar actitud y entrega, sin duda con éxito. A pesar de que la voz no se oía apenas (cuando hablaba el vocalista sí), los instrumentos sonaron bien, pero ni de lejos se acercaron a lo que pueden ofrecer con sus temas.

    Su actuación duró poco más de media hora, media hora que pasó rápida, sin mucha historia. Durante el poco rato que estuvieron sobre el escenario, dieron la sensación en todo momento de ser conscientes de lo deficiente que estaba siendo su actuación, y ofrecieron muy poco, demasiado poco. Tienen nuevo trabajo en el mercado desde el pasado agosto, y con la responsabilidad de abrir para Machine Head, es una pena que no pudieran lucirse, otra vez será.

    El setlist de Darkest Hour fue:

    Wasteland
    Rapture in Exile
    Savor the Kill
    Violent by Nature
    Anti-Axis
    Lost for Life
    The Sadist Nation
    With a Thousand Words to Say but One

    Tras una espera de más de 45 minutos, eterna y exasperante, los chelos y violines pre grabados anunciaron la salida a escena de las estrellas de la noche. Con el escenario repleto de insignias, con su símbolo por doquier, para dejarle bien claro a cierto grupito venido a más, que ese símbolo les pertenece, aunque algo excesivo, era el primer ingrediente de la cura de humildad que ofrecen Machine Head en directo. Varios estandartes al estilo romano con la fecha de 1192 (los fans lo entenderán) adornaban un escenario propio de grupo grande. “Now We Die” se ha convertido en cuestión de días en un perfecto arranque, y para mi sorpresa, el público ya entonó el estribillo. Estas cosas sólo pasan con los grupos grandes. Segunda muestra de que están en esa línea que separa a los grupos eternos de los pasajeros.

    Ese escenario ya se ha visto cuando han encabezado festivales como el Rock In Rio Lisboa, el Summer Breeze o el antiguo Metalcamp, con espacio, son capaces de lo que quieran. Sus discos son una obra de arte detrás de otra, aunque el último ha bajado un poco el listón, pero viniendo de “Unto the Locust”, mejorarlo era difícil. Después de repartir cera por doquier, cargando contra Black Veil Brides o Avenged Sevenfold, se han sacado de la manga un gran disco, “Bloodstone and Diamonds”, y era hora de ponerlo en carretera. Han anunciado recientemente que no harán festivales europeos este verano, aunque si les llega una suculenta oferta, seguro que los vemos en los principales carteles europeos, así que era una oportunidad imperdible de verles.

    La gente estaba ya emocionada con el arranque del grupo, un arranque espectacular, y con “Imperium” dejan bien claro que no son un grupo de un solo tema. Rob derrochaba contundencia, mientras el guitarrista no paraba de un lado a otro y el bajista se dedicaba a pasárselo bien, sonando todo el grupo muy conjuntado. Su sonido tiene marca propia, es más, es difícil decir “suenan a “, llevan perfeccionándolo desde los 90, y en directo son un auténtico crucero de destrucción masiva.



    “Beautiful Morning”, del fantástico “The Blackening” fue el siguiente clásico de la banda en caer, con la gente desgañitándose y entregada por completo, con circles pits y entonando cada himno de la banda. Sin tregua, ni tiempo para coger aire, era el turno de uno de los temas que más me gustan de la banda, “Locust”, esa metáfora hecha canción de la plaga que es la humanidad. La última vez que vinieron, en esa misma sala, hace ya tres años, sonaron horribles, pero esta vez no iba a ser igual, y el tema fue como tiene que ser en directo, un autentico bombazo. Están donde están por su arduo trabajo, por sus grandes composiciones y porque, como la metáfora del montañero, saben que escalar no te garantiza quedarte en la cima, que es un camino sin final, donde sólo la dedicación y la entrega les se llega arriba. Y de eso Rob sabe mucho.

    Tras este temazo, llegó la hora de ir años atrás, de viajar en el tiempo más de una década, de escuchar en directo “Ten Ton Hammer”, para así recibir el discurso de presentación del nuevo disco, y tocar en directo de manera magistral “Ghosts Will Haunt My Bones”, tema que tiene un aire a “Halo” que se ve a leguas. Sonó contundente en directo, y fue el momento elegido para un pequeño parón, para dirigirse al público y empapar a los asistentes retándoles a que la sala atronara. Acústica en mano, era la hora de “Darkness Within”, con el respetable cantando el tema entero, el grupo agradecido, y dedicado a su público, que es, a final de cuentas, a quien se deben.



    Se ausentaron unos segundos para que con “Declaration” llegara la segunda parte de su actuación. Tocaba presentar otro tema de su nuevo álbum “Killers and Kings”, el más accesible del mismo y el que más se acerca a esta nueva fase del sonido del grupo. Para el final del concierto quedaban cuatro auténticas obras de culto, que perduran impasibles en el tiempo. Esta vez no hubo tiempo para florituras con conatos de versiones, y con “Old” arrasaron, dejando su obra culmen para cerrar la noche, una “Halo” que dejó afónico a más de uno y que dio por terminada una noche que a base de sudor y buen hacer, bajó de golpe toda la polvareda levantada, polémicas aparte, con el sello de Machine Head grabado a fuego y guitarra en todos los que esa noche pudimos disfrutar de Machine Head en la capital, esperemos que la espera no sea tan larga para volverles a ver.

    El setlist de Machine Head fue:

    Now We Die
    Imperium
    Beautiful Mourning
    Locust
    Bite the Bullet
    Ten Ton Hammer
    Ghosts Will Haunt My Bones
    Darkness Within
    Bulldozer
    Killers & Kings
    Davidian
    Aesthetics of Hate
    Old
    Halo


    Crónica y fotos: yalinku@metaltrip.com
  • Crónica Textures -"Polars" 10th Anniversary- (18.10.2014)

    23. Okt. 2014, 21:44 von _kam1kaze_

    Sab 18 Oct – "Polars" 10th Anniversary Tour

    Crónica disponible en zona-zero.net:

    Grandísima noche la vivida en la Sala Shoko el 18 de octubre. Con motivo del décimo aniversario de "Polars", su primer álbum, Textures se han embarcado en una gira cuya primera etapa era aquí, en nuestro país. Acompañados por un tridente cien por cien nacional (Vortice, Distance y Achokarlos Band) y con un público con muchas ganas de decibelios, los holandeses nos brindaron un espectáculo sencillamente atronador y sensacional.

    Abrieron fuego Achokarlos Band, un curioso proyecto nacido de la inquieta mente de (como su nombre indica) Achokarlos, guitarrista conocido por los mundos de Youtube. Entre su currículum destaca el haber tenido de colaboradores para varios de sus trabajos a Bart Hennephof (Textures) y Tymon Krudeinier (Cynic). ¡Casi nada! Durante aproximadamente una media hora pudimos escuchar su conglomerado con estructuras , ideal para empezar a mentalizarnos de la que se nos venía encima.



    Los siguientes en pasar lista fueron los madrileños Distance, claro ejemplo de "el que la sigue la consigue". Formados en 2007 y tras varias demos a sus espaldas, parece ser que en este Noviembre finalmente verá la luz su primer trabajo, "I". Y la ocasión venía que ni pintada para presentarlo: derrochando energía y con muchas ganas de engrescar al público, fueron despachando su set-list entre el cual destacó una (muy) atrevida versión del "Frozen" de Madonna, demostrando que en el , afortunadamente, hay cada vez menos tabúes. Yendo de menos a más, fueron aumentando el punto de ebullición de la sala para dejarnos a los pies del primer "miura" de la noche. A destacar que Lutxo, el batería, hizo todo el concierto con un esguince de tobillo, con lo cual se llevó una muy merecida ovación. Todo un ejemplo de pundonor y actitud. La sala estaba ya entre mitad y tres cuartos, y lo mejor aún tenía que llegar...



    De Vortice poco se puede decir ya que no se sepa... están en un momento de forma brutal, con la maquinaria perfectamente engrasada y lista para devorar y triturar lo que se le ponga por delante. Las 2 nuevas incorporaciones, Álex Misas y Florian Schartner, han conseguido elevar el sonido de la banda a cotas aún más poderosas, quedando patente con su última obra "Host", un auténtico bulldozer que en directo multiplica su mala baba y contundencia. Debido a lo ajustado de los horarios, solo pudieron martillearnos con canciones del álbum citado anteriormente, pero nos dio igual. "Host", "Unmoving In Motion", "Meet The Locals", "Before The Blast", "Re-eternal Insanity", "(In)puts"... fueron cayendo como meteoritos sobre nuestras cabezas, sin posibilidad alguna de salvarnos (ni intención de hacerlo). Los cimientos de la Shoko se tambaleaban con los rugidos de Álex Misas (todo un animal de escenario), las trepanaciones sónicas llevadas a cabo en "la sala de máquinas" por Pere, Florian y Álex, y las exhibiciones de ese Dr. Octopus de la batería llamado Llubet. Con un último seísmo formado por "Transcending the Right Things", los barceloneses se despedían de la audiencia, extasiada y aturdida a partes iguales por la somanta que habíamos acabado de recibir.

    Parecía mentira que aún quedaran fuerzas (y escenario) para soportar el último torbellino de la noche, pero vaya que si las hubo... con Textures llegó el desfase definitivo: moshing, pogos, barcas humanas... las canciones de "Polars", el disco homenajeado, daban pie a ello. Todo unido, indudablemente, a la puesta en escena de los holandeses, con un hiperactivo Remko Tielemans y un Daniël De Jongh como maestro de ceremonias incitando a darlo todo. La primera parte del show fue copada íntegramente por "Polars", por ello fue la más salvaje. "Swandive-Poise", "Transgression", "Ostensibly Impregnable-Deter", "Young Man" y "Polars" (entre otras) nos recordaron los inicios de la banda (más veloces, alocados y menos técnicos que actualmente) y pusieron a prueba nuestras cervicales, en un entrenamiento digno de la Nasa.



    Se rumoreaba que habría sorpresas en el set-list, y así fue: una vez terminado el tributo a "Polars", Textures nos brindó un caramelo muy goloso y difícil de rechazar, nada más y nada menos que una canción de su esperadísimo nuevo disco y, a tenor de lo escuchado (y gozado), tiene bastante de "old school" aunque sabiamente mezclado con su sonido actual. La cosa promete aunque ¡ay! habrá que esperar todavía un tiempo... hasta el primer tercio de 2015 parece ser. Ya estamos tachando los días.

    Llegaba el momento de repasar la trayectoria más reciente de la banda, esa con la que definitivamente consiguieron convertirse en seguidos y no en seguidores. Con los primeros acordes de "Arms Of The Sea" tomamos aliento para el último esfuerzo, no sin antes observar la gran química existente entre los miembros de la formación. Guiños, complicidad, gestos espontáneos que hacen intuir que el grupo está pasando por una de sus mejores etapas, y todo ello se nota tanto en los discos como en los conciertos. Que así sea durante mucho tiempo.



    "Reaching Home" nos daba el primer momento (¿quizá único?) de respiro de la noche, aunque no duró mucho, ya que a continuación llegaron "Regenesis", "Storm Warning", "Singularity"... no había tregua. El gran momento llegó con "Awake", la canción más deseada, que se ha ganado por derecho propio ser un himno imperecedero del grupo. Su estribillo es de los que ponen la piel de gallina, y cantando por todo el público de la Shoko, todavía más. Hasta Remko tuvo que hacer de cámara improvisado con su movil y grabar las primeras filas para inmortalizar lo entregados que estábamos.

    Y como nada es para siempre (a excepcion de los diamantes), con "Laments Of An Icarus" (y de todos nosotros) pusieron el epílogo no sin antes prometer que volverían muy pronto, esperemos que con el nuevo disco bajo el brazo. Y con ésto y un durum (y una buena juerga por Malasaña, como manda la tradición), se finiquitó una gran noche de metal.

    Hasta pronto, Madrid.

    por Alberto Miranda
  • Crónica In Flames (07.10.2014)

    8. Okt. 2014, 12:00 von _kam1kaze_

    Mar 7 Oct – In Flames, While She Sleeps, Wovenwar

    Crónica disponible en masdecibelios.es:

    Unas 500 personas se dieron cita en La Riviera para no perderse a In Flames en Madrid, que lanzaron hace escasas semanas su nuevo disco de estudio, "Siren Charms". Acompañaron la velada dos bandas: While She Sleeps y Wovenwar.

    Lamentablemente, me perdí la actuación de While She Sleeps, una banda de inglesa con un único álbum en el mercado, "This Is the Six". Cuando lo escuché, me llevé una grata sorpresa porque no me pareció la típica banda de chiquillos con ganas de dar ruido. Su estilo tiene riffs pesados, bases rítmicas muy contundentes, screams secos y agresivos y una carga melódica sustentada por las guitarras. Justo llegué a la sala cuando el grupo estaba acabando, así que me lo apunto en mi lista de pendientes.

    Wovenwar: cañeros y muy melódicos
    Tras retirar todo el backline de While She Sleeps y hacer las pequeñas comprobaciones de sonido previas a casi todo concierto, le tocaba el turno a Wovenwar, que, básicamente, lo forman los integrantes de As I Lay Dying, menos Tim Lambesis (el papel de vocalista en este caso lo asume Shane Blay, de la banda Oh, Sleeper). Salieron al escenario con fuerza, interpretando “All Rise”, de su hasta ahora único y homónimo LP. Creo que el tema resume bastante bien el sonido de la formación: mucho guitarreo, voces melódicas (nada de screams o guturales), estribillos comerciales y estructura cambiante (muy a lo ).



    Me gustó mucho la bestialidad de Jordan Mancino a la batería. ¡Vaya golpes le daba a todo! También son interesantes las armonías vocales de Shane y el bajista, Josh Gilbert, que le dan bastante riqueza armónica a los temas. La principal pega que se le pone a este grupo es que no tienen voces guturales ni screams y, la verdad, las instrumentales son tan potentes que se echa en falta en alguna ocasión algún toque más animal en las voces, pero, claro, esto ya va en gustos. Por lo demás, los chicos dieron una buena actuación y animaron al público bastante, sobre todo en las últimas tres canciones. (Del sonido mejor ni hablamos, ya sabemos cómo es La Riviera)

    Setlist de Wovenwar:

    Foreword
    All Rise
    Death to Rights
    The Mason
    Tempest
    Profane
    Identity
    Matter of Time
    Prophets
    Onward

    In Flames: un repaso a sus discos más recientes
    Con su reciente decimoprimer trabajo de estudio bajo el brazo, "Siren Charms", In Flames llegó a la capital para reunirse con los seguidores que han aguantado la evolución musical del grupo (y tal vez para conocer a los nuevos que se han ido uniendo por el camino). Y es que los In Flames de principios de los 90 ya poco tienen que ver con los de ahora. Respetados por ser uno de los pioneros del (junto con sus paisanos At the Gates y Dark Tranquility), fueron perdiendo puntos para muchos cuando, álbum tras álbum, modelaron su sonido hacia derroteros más modernos, más alternativos, más cercanos al . El cambio comenzó a partir de "Reroute to Remain" (2002) y justo el repertorio de su concierto se centró en los discos que vinieron después de aquél.

    Arrancaron con “In Plain View”, de "Siren Charms", que gana mucha fuerza en directo, especialmente el estribillo, todo un cañón. Siguió “Everything’s Gone”, también del nuevo disco, y enseguida me di cuenta de que la producción del CD no es demasiado fiel a cómo suenan en vivo las canciones. En la versión de estudio se aprecia una música más contenida, menos orgánica. Sin embargo, en directo todo es mucho más ‘gordo’, más cañero. Lo mismo me sucedió con la siguiente en caer, “Fear Is The Weakness”, de su anterior trabajo, "Sounds Of A Playground Fading". Si en el disco sonara así de contundente, creo que muchos de los viejos seguidores espantados volverían a darle una oportunidad a los suecos.



    En todo momento, quedó claro que el rey del escenario es Anders Fridén, quien se metió en el bolsillo a la gente con un pequeño discurso tras la tercera canción. Básicamente, vino a decir que está muy bien que grabemos o fotografiemos el concierto, pero que, por favor, no nos embobáramos con la pantalla de la cámara o del móvil y disfrutáramos del espectáculo del escenario. De hecho, como incluso así había algún despistado en la sala ensimismado en su smartphone, Anders decidió subir a uno de ellos al escenario y ordenarle (bromeando, claro) que grabara la siguiente canción desde el escenario. Cuando el chaval subió y comenzó a grabar, In Flames comenzó a tocar “Trigger”, de "Reroute to Remain", una de las que más me gustaron de toda la actuación. Entre que ellos la bordaron y el público lo gozó de lo lindo, fue uno de los momentazos de la noche (imaginad para el chico que estaba grabando desde el escenario).

    “Resin” fue el tema más antiguo de In Flames que sonó en la velada. Perteneciente a su "Colony" (1999), uno de los discos más queridos entre los viejos seguidores, fue espectacularmente recibido. Se notaba que entre el público había más de uno que estaba allí para ver si tocaban alguna de los primeros discos y, obvio, este corte iba para ellos. Toda la sala acabó votando, y es que tiene un componente / que anima cualquier concierto.



    Hasta la mitad del show, la banda repasó sobre todo "Siren Charms" y "Sounds Of A Playground Fading", pero con el trío “Delight And Angers” (A Sense Of Purpose, 2008), “Cloud Connected” (Reroute to Remain) y “Only For The Weak” (Clayman, 2000), el ambiente se caldeó muchísimo más, especialmente con esta última, todo un clásico del grupo y del panorama metalero. Da gusto ver lo bien que interpretan todos los temas y, sobre todo, escuchar cómo el público se sabe las letras, algo que no es fácil en una formación que tira bastante de voces en scream.

    “The Chosen Pessimist” marcó el contrapunto tranquilo de la actuación. Es una balada muy a lo Korn que se hizo un poco pesada pero que, todo hay que decirlo, el grupo clavó de principio a fin. Tras esta ‘pausa’, Anders volvió a buscar un ‘voluntario’ entre el público para grabar otro tema desde el escenario. Dio la casualidad que el escogido fue un chaval que, además de llevar una camiseta de In Flames, tocaba el bajo. La banda le dio su minuto de gloria para demostrar sus dotes con el instrumento, y él no se cortó.



    El concierto terminó con “Deliver Us”, que fue una auténtica fiesta, con todo el mundo botando y cantando el estribillo, aunque la última del setlist, “Take This Life”, no se quedó nada atrás. ¡Vaya final!

    En general, lo que más me gustó de In Flames fue que se sienten muy seguros y cómodos con sus temas recientes y, lo mejor, que funcionan entre el público. Tanto si eres de los viejos seguidores como de los nuevos, merece la pena verles porque se nota que creen en lo que tocan, y eso acaba afectando a su actitud y a la del público. También me agradó que Anders sepa medir los tiempos para conectar con la audiencia, con guiños y con frases que, lejos de ser las típicas de “os queremos, sois el mejor público”, se hacen bastante amenas. Mención aparte merece la iluminación que lleva el grupo en directo, que cambiaba en cada canción y le daba un toque muy llamativo a la actuación. De hecho, impacta bastante al principio. Si tienes la oportunidad, no te los pierdas en vivo.



    Setlist de In Flames:

    In Plain View
    Everything’s Gone
    Fear Is The Weakness
    Trigger
    Resin
    Where The Dead Ships Dwell
    With Eyes Wide Open
    Through Oblivion
    Ropes
    Delight And Angers
    Cloud Connected
    Only for the Weak
    The Chosen Pessimist
    The Quiet Place
    Rusted Nail
    The Mirror’s Truth
    Deliver Us
    Take This Life


    César Muela
  • nano.RIPE tracks correction

    9. Aug. 2014, 13:56 von tinosoft89

    The track names for nano.RIPE are notoriously messy, with over 10 tracks missnamed! (Scarily, quite a few have cropped up in the top 10!)

    Fortunately for us, c4t2007 has created an awesome solution to allow you to submit of a large batch of name corrections in just TWO easy steps!

    STEP ONE:
    - Create a new bookmark and instead of a website address, copy and paste the following code.

    STEP TWO:
    - Remaining on this page, click on your new bookmark and in the window that's popped up, copy and paste everything that's quoted below. "Submit", sit tight and let the batch voter do all the hard work!
    nano.RIPE - Moshimo no Hanashi
    =nano.RIPE - もしもの話

    nano.RIPE - Real World
    =nano.RIPE - リアルワールド

    nano.RIPE - Hana no Iro
    =nano.RIPE - ハナノイロ

    nano.RIPE - High Leap
    =nano.RIPE - ハイリープ

    nano.RIPE - Yumeji
    =nano.RIPE - 夢路

    nano.RIPE - Omokage Warp
    =nano.RIPE - 面影ワープ

    nano.RIPE - Lip-sync
    =nano.RIPE - リップシンク

    nano.RIPE - Saibou kioku
    =nano.RIPE - 細胞キオク

    nano.RIPE - TSUKIKAGE TO BURANKO
    =nano.RIPE - 月影とブランコ

    nano.RIPE - Esoragoto
    =nano.RIPE - 絵空事

    nano.RIPE - Esoragoto (TV Size)
    =nano.RIPE - 絵空事 (TV Size)

    nano.RIPE - Nanairo Biyori (TV Ver.)
    =nano.RIPE - なないろびより (TV Ver.)
  • Last.fm Discovery of the Week : Laura Welsh

    30. Mai. 2014, 6:07 von pellitero